Santiago Corella

Santiago Corella Ruiz
Información personal
Nacimiento 12 de enero de 1954 Ver y modificar los datos en Wikidata
Auñón, Bandera de España España
Fallecimiento ¿ 12 de noviembre de 1983?
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Soledad Montero
Hijos 2
Información profesional
Ocupación Delincuente común
[ editar datos en Wikidata]

Santiago Corella Ruiz ( Auñón, Guadalajara, 12 de enero de 1954 - desaparecido el 12 de noviembre de 1983), alias El Nani, fue un conocido delincuente español durante los años 1980 que adquirió cierta fama a partir de su desaparición. Su historia fue llevada al cine por las circunstancias de su desaparición.

En 1996 la justicia española lo declaró fallecido tras llevar desaparecido más de diez años.[1] No obstante, en la actualidad Corella sigue encontrándose en paradero desconocido.

Biografía

Hijo de Santos Corella y Consuelo Ruiz, siendo un niño se trasladó a Madrid. A comienzos de los años 1980 ya era un delincuente conocido en la Brigada Regional de la Policía Judicial de Madrid. Con anterioridad a su desaparición había sido detenido en tres ocasiones (una de ellas, el 12 de noviembre de 1981), por su relación con un atraco a una joyería de León. El botín de aquel atraco, unos 40 kilos de oro, no se llegó a encontrar. Tras un atraco perpetrado en 1980, durante la huida el Nani atropelló a un inspector de policía, Victoriano Gutiérrez Lobo, con el que años después se volvería a cruzar.[2]

Santiago Corella estaba casado con Soledad Montero, a la que maltrataba y con la que había iniciado un proceso de separación. El matrimonio tenía 2 hijos.

Detención y desaparición

Después de haber salido de prisión, el 12 de noviembre de 1983 fue detenido otra vez por su posible relación con un atraco que se había cometido recientemente en una joyería. Poco antes a Corella le habían ofrecido cometer un atraco en una joyería de Lavapiés, aunque este lo había rechazado.

Además de a el "Nani", los policías (entre los que se encontraba el inspector Victoriano Gutiérrez Lobo) también detuvieron a su esposa y varios miembros de su familia. Todos ellos fueron llevados a las dependencias policiales de la Dirección General de Seguridad (DGS), en la Puerta del Sol. Una vez allí, durante el interrogatorio el "Nani" recibió torturas por parte de varios policías, que insistían en atribuirle el atraco a una joyería, a pesar de que él lo negaba, y sobre el paradero de las joyas robadas.[3]

Posteriormente fueron detenidos los auténticos autores del atraco, aunque Santiago Corella seguía estando en paradero desconocido.[5]

En enero de 1988 el aristócrata Jaime Mesía Figueroa, que mantenía una estrecha amistad con los policías implicados, declaró a la revistá Interviú que el Nani estaba muerto y que "él mismo lo había enterrado". Así mismo declaró que junto a Corella podrían encontrarse otros cadáveres. La justicia creyó que era posible que el cadáver del "Nani" se encontrara en la finca que Messía tenía entonces en la provincia de Córdoba.[5]

Proceso judicial

En septiembre de 1988 la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid condenó al comisario Francisco Javier Fernández Álvarez a un total de 29 años, siete meses y un día de cárcel, al inspector Victoriano Gutiérrez Lobo a un total de 29 años, dos meses y un día y al inspector Francisco Aguilar González a un total de 29 años, cinco meses y un día. El tribunal absolvió de todas las acusaciones a los otros cuatro policías procesados en la causa. Los tres policías fueron condenados como autores criminalmente responsables de un delito continuado de falsedad documental y de un delito de detención ilegal con " desaparición forzada".[10]

La sentencia produjo malestar entre los policías por estimar que se había vulnerado la presunción de inocencia.[16]

Other Languages