San Pietro in Vincoli

Fachada de la basílica.
La estatua del Moisés de Miguel Ángel, en la basílica.

La basílica de San Pietro in Vincoli (en italiano, basílica di San Pietro in Vincoli, 'San Pedro encadenado'), también llamada San Pedro ad víncula, es una basílica de Roma, muy conocida por albergar el mausoleo del papa Julio II, con la famosa escultura del Moisés, de Miguel Ángel.

Historia

La basílica fue construida en la mitad del siglo V para albergar la reliquia de las cadenas con las que ataron a San Pedro durante su encarcelamiento en Jerusalén.

Según cuenta la leyenda, la emperatriz Eudoxia (esposa del emperador Valentiniano III) ofreció las cadenas como regalo al papa León I el Magno. Cuando éste las comparó a las cadenas del primer encarcelamiento de san Pedro en la cárcel Mamertina en Roma, las dos cadenas se unieron milagrosamente. Las cadenas se guardan en un relicario bajo el altar principal de la basílica.

La iglesia experimentó varias restauraciones y reconstrucciones, entre ellas la restauración del papa Adriano I y las reconstrucciones del papa Sixto IV y de Julio II. También sufrió una renovación en 1875. El pórtico frontal, incorporado en 1475, se le atribuye a Baccio Pontelli, mientras que el claustro (1493-1503), es obra de Giuliano da Sangallo.

Other Languages