San Mateo (Aragua)

San Mateo
Ciudad

Vista de Zamora desde lo alto del cerro.jpg
Panorama de San Mateo

Bandera mun bolivar.png
Bandera
Escudo bolivar aragua.png
Escudo
San Mateo ubicada en Venezuela
San Mateo
San Mateo
Localización de San Mateo en Venezuela
San Mateo ubicada en Aragua (estado)
San Mateo
San Mateo
Localización de San Mateo en Aragua
Coordenadas 10°12′48″N 67°25′21″O / 10.213333333333, 10°12′48″N 67°25′21″O / -67.4225
Entidad Ciudad
 • País Venezuela
 • Estado Flag of Aragua State.svg Aragua
 • Municipio BAND-D-Bolivar.svg Bolivar
Alcalde Freddy Arenas ( PSUV) ( 2013 - 2017)
Eventos históricos  
 • Fundación 30 de noviembre de 1620
Altitud  
 • Media 517 m s. n. m.
Distancias 11 km a La Victoria
19 km a Turmero
Población ( 2011)  
 • Total 38 062 hab.
Gentilicio Sanmateano, -a
Huso horario UTC -4:30
Código postal 2110
Prefijo telefónico 0244
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

San Mateo es una ciudad del estado Aragua ( Venezuela), capital del municipio Bolívar. Está ubicada en el punto donde el río Aragua entra en los Valles de Aragua, rica región agropecuaria venezolana, que se localiza en la depresión tectónica del lago de Valencia. Según el censo de 2011 tenía, todo el municipio Bolívar, 37.498 habitantes, un crecimiento bastante escaso si lo comparamos con los datos del censo de 1990, cuando tenía 31.178 habitantes ([1] ). El motivo de ello puede deberse, por una parte, a que la superficie del municipio es bastante reducida, con escasas áreas de desarrollo y por otra, a que se encuentra ubicado entre dos grandes ciudades: La Victoria al este y Turmero al oeste y estas ciudades han venido siendo importantes centros de atracción para la inmigración reciente en el estado Aragua.

Historia

Para 1620, las tierras e indios del Valle de Aragua hallábanse repartidos en 14 encomiendas, cuyos dueños eran todos vecinos de la ciudad de Caracas. A cada encomendero correspondía una amplia extensión de tierra, en esta tenía ordinariamente una casa y junto a ella, las pobres viviendas de los indios que le eran encomendados. El dueño solía tener siempre un encargado especial que le suplía, principalmente, durante sus largas ausencias en la capital. De este modo, los aborígenes se veían en cierto modo a la voluntad y caprichos de sus encomenderos y su formación religiosa era casi imposible, pues el cura doctrinero tenía que correr de una encomienda a otra, y durante largos días los indios quedaban sin auxilio espiritual alguno.

El Gobernador Francisco de la Hoz Berrio y el obispo Gonzalo de Angulo, apoyándose en la Real orden del Rey Felipe III, del 18 de abril de 1618, y en otra del 4 de octubre del mismo año, ambos, de común acuerdo, ordenaron la formación de pueblos con los indios de todas las encomiendas de Venezuela. Para el Valle de Aragua el Gobernador delegó a Pedro Gutiérrez Lugo, su teniente de gobernador en Caracas, con el carácter de juez poblador y el Obispo, a Don Gabriel de Mendoza, cura y vicario de Caracas, también con el carácter de juez comisario poblador. Ambos delegados recorrieron el Valle de Aragua, visitaron todas las encomiendas y eligieron el sitio más propicio y céntrico para la fundación de cuatro pueblos, que fueron: La Victoria, Turmero, Cagua y San Mateo.

Para el de San Mateo, se dispuso que los indios de las encomiendas de Tomás de Aguirre, de Antonio de Bolívar y de Pedro Sánchez Borrego debían agruparse todos en el sitio céntrico que llamaron San Mateo. Allí el 30 de noviembre de 1620, reunidos el juez comisario y los dueños de las tres encomiendas, recibieron estos órdenes de facilitar a los indios su inmediato traslado para aquel sitio. A continuación se puede apreciar un extracto de la relación escrita por el notario eclesiástico de la erección de la iglesia de San Mateo en el Valle de Aragua:

"Y en treinta días del dicho mes de noviembre y año susodicho, el dicho juez comisario erigió y fundó otra iglesia en el dicho valle de Aragua, doce leguas de esta ciudad, poco más o menos, en el pueblo fundado de San Mateo con la advocación y nombre así mismo del señor San Mateo y agregó a este curato y doctrina las encomiendas de Tomás de Aguirre, Antonio de Bolívar y Pedro Sánchez Borrego y el dicho juez les mandó con pena de censura exhibiesen cada uno de los ornamentos que les fueron repartidos dentro de un mes y dentro de dos diesen hecha y acabada la iglesia, sacristía y casa del cura doctrinero con sus cementerios en la parte señalada"

El doctrinero de San Mateo que atendía a los indios en los repartimientos, y luego en San Mateo y que estuvo al frente de los cambios y construcciones rudimentarias, ya que la premura del tiempo no permitía la dilación en los trabajos, fue el Padre franciscano Fray Francisco de Trejo. En una declaración suya que dio en julio de 1621, dice que durante trece años había sido cura doctrinero de los indios, pero que su labor había tenido poco resultado, pues tan solo podía quedar poco tiempo en cada repartimiento. Después de haber empezado su enseñanza catequística, tenía que abandonarla para acudir a otra. Ahora en San Mateo, donde estaba de párroco desde hacía ocho meses, atendía mucho mejor a la enseñanza de los aborígenes por estar todos reunidos en un solo poblado.

Estatua de Ricaurte en San Mateo erigida en 1911, obra del escultor Lorenzo González.

Al correr de los años, tanto en San Mateo como en las demás poblaciones indígenas, cambiaban los encomenderos de los indios, así vemos que en 1688 estos eran el Maestre de Campo Juan de Liendo, el Capitán Luis de Bolívar y el señor Luis Arias Altamira. El año de 1709 es de especial recordación , ya que ese año ocurrió uno de los más grandes milagros de la fe cristiana: la aparición de la Virgen María al indio Tomás José Purino y su esposa el 26 de noviembre. Esta virgen fue llamada posteriormente de Belén, se supone que en homenaje a la advocación de la Virgen de Belén en España en los días cercanos a la aparición en San Mateo.

Debido a la relación entre la familia Bolívar y la población de San Mateo, en los días previos al nacimiento de Simon Bolívar, se encontraba su madre junto al resto de su prole en la hacienda de San Mateo, es por este motivo que algunos historiadorese plantean que el Libertador nació en San Mateo, que era para la época parte de la provincia de Caracas. En todo caso buena parte de la niñez de Simón transcurrió en San Mateo, donde aprendió a montar a caballo, nadar, trepar arboles, etc. y a la vez recibió educación formal de manos de Don Simón Rodríguez. Es por esta razón que al casarse Simón con María Teresa del Toro y Alaiza, y ésta enfermarse después de "fiebres malignas", hoy día identificadas indistintamente como fiebre amarilla o paludismo, decidió trasladarse hasta San Mateo para ver si el clima le ayudaba a mejorar de su fatal enfermedad.

Durante la guerra de independencia, el 25 de julio de 1812, luego de numerosas deserciones de los patriotas y ante la presión ejercida por las fuerzas españolas al mando de Domingo Monteverde, El Generalísimo Francisco de Miranda firma la Capitulación del Ejército Patriota, en San Mateo, en una casa que luego fue derrumbada para construir el local donde ahora funciona el dispensario de la población. El año de 1814 fue devastador para la causa republicana y para San Mateo en particular. Al estar San Mateo y La Victoria ubicados en los caminos que conducen a Caracas desde el Sur-Occidente del territorio, se convirtieron en importantes bastiones a conservar en contra del ataque del ejército realista de Boves que avanzaba desde los llanos, es así como en San Mateo se libraron las batallas del 28 de Febrero y la del 25 de Marzo, en las cuales se inmolaron Vicente Campo Elías, Manuel Villapol y el más heroico de todos, el neogranadino Antonio Ricaurte.

Other Languages