San José (Costa Rica)

San José
Capital de Costa Rica

Ciudad de San José.png
Arriba: Panorámica de la ciudad.
De izquierda a derecha: La Sabana, cara sureste del Museo Nacional, Teatro Nacional, Parque Morazán, Edificio Metálico, fachada principal del Museo Nacional, Paseo Colón y Catedral metropolitana.

Bandera de San José (Costa Rica).svg
Bandera
Blason de San José (Costa Rica).svg
Escudo
Otros nombres: Chepe, La tacita de plata
Lema: «Ad meliora»
(en latín: «Hacia adelante»)
San José ubicada en Costa Rica
San José
San José
Localización de San José en Costa Rica
Coordenadas 9°56′00″N 84°05′00″O / 9°56′00″N 84°05′00″O / -84.083333333333
Entidad Capital de Costa Rica
 • País Flag of Costa Rica.svg  Costa Rica
 • Provincia Bandera de la Provincia de San José.svg  San José
 • Cantón Bandera de San José (Costa Rica).svg Central
Alcalde

Presidente Municipal
Johnny Araya Monge ( PASJ)

Luis Murillo Cruz ( PASJ)
Subdivisiones • 5 distritos:
Carmen, Merced, Hospital, Catedral y Mata Redonda
• 3 distritos parcialmente:
Zapote, Uruca y Pavas
Eventos históricos  
 • Fundación 21 de mayo de 1737
 • Nombre Villa Nueva de la Boca del Monte de Nuestro Señor San José
Superficie Puesto 1.º
 • Total 4462  km² Ver y modificar los datos en Wikidata
 • Tierra 44,62 km²
Altitud  
 • Media 1300 msnm
Distancias 874 km a Bandera de Guatemala Ciudad de Guatemala
1000 km a Bandera de El Salvador San Salvador
574 km a Bandera de Honduras Tegucigalpa
340 km a Bandera de Nicaragua Managua
513 km a Bandera de Panamá Panamá
Clima Subtropical de altura
Población (2011) Puesto 1.º
 • Total 288 054 hab.
 • Densidad 7 548 hab/km²
 • Metropolitana 2 258 899 hab.
Gentilicio josefino (a)
IDH Crecimiento 0.923 Muy Alto
Huso horario UTC-6
Código ZIP 10101
Prefijo telefónico + 506
Área metropolitana Gran Área Metropolitana
Sitio web oficial

CostaRica44 (8415726720).jpg
Teatro Nacional de Costa Rica, joya arquitectónica de San José.

[ editar datos en Wikidata]

San José es la capital de la República de Costa Rica y la cabecera de la provincia del mismo nombre. Ubicada en el centro del país, específicamente sobre la meseta intervolcánica llamada Valle Central, San José es el centro político, económico y social más importante del territorio costarricense, así como el nudo principal para el transporte y telecomunicaciones. Culturalmente puede considerarse casi en su totalidad con influencia europea que le confirió la inmigración española e italiana a partir de su descubrimiento por parte de Cristóbal Colón, influencia que también los criollos importaron de Francia y Bélgica, donde generalmente estudiaba la clase privilegiada del país en el siglo XIX y a principios del siglo XX. Esto se puede ver en la distribución de la ciudad que creció alrededor de la actual catedral y más tarde en la arquitectura de la misma. Su nombre proviene en honor a José de Nazaret.

Al igual que los cantones decanos del país, el cantón central de San José fue fundado el 7 de diciembre de 1848. La población surgió alrededor de 1737, y ha sido capital de Costa Rica en tres ocasiones. La ciudad es el resultado de una mezcla de historia y modernidad. La zona central no cuenta con mucha población, ya que es un área comercial. Es el lugar más importante como fuente de trabajo costarricense, el cual congrega durante el día a más de un millón de personas. El Área Metropolitana de San José se compone de los demás distritos centrales y otros 13 cantones de la provincia,[2]

San José es sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos,[18]

Historia

Previo a la llegada de los españoles a Costa Rica en el siglo XVI, la región que hoy ocupa San José estuvo habitada por indígenas huetares del Señorío de Garabito. La cultura de estos aborígenes pertenecía al Área Intermedia y se caracterizaron principalmente por sus trabajos en la escultura en piedra y la elaboración de piezas de jade. En los alrededores de la actual ciudad existieron varios cacicazgos, con el río Virilla como límite entre el reino de Garabito y el Señorío del Guarco, el otro reino huetar importante de la región.

Tras la conquista española, la primera población importante surgió en el actual distrito de Mata Redonda, por parte de Pedro de las Alas, en un terreno otorgado por Diego de Artieda Chirino y Uclés, el primer gobernador de la Provincia de Costa Rica, quien formó allí un hato de ganado que luego heredó a sus hijos en dos haciendas: la Mata Redonda y Las Pavas. En 1640, una española llamada María de Aguilar era propietaria de un terreno que colindaba con el hato de los Alas.

La población propiamente dicha surgió en el siglo XVIII de la planificación colonial, diferente a la tradicional fundación de ciudades que hacían los españoles en el continente.

Fundación de la Villa Nueva de la Boca del Monte. Pintura circa 1800.

En 1736, por orden del Cabildo de León, ciudad a cuyo obispado pertenecía Costa Rica,[20]

San José presentaba problemas de agua, y esa fue una de las principales causas de que la inmigración no fuera favorable para la población y creciera a paso lento. Sin embargo, la provisión de agua se aseguró mediante acequias, y la fertilidad de los campos aledaños, así como la instalación en ella de la Factoría de Tabacos de Costa Rica, hizo que la concentración urbana aumentase rápidamente a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

Como San José, a diferencia de lo ocurrido con Cartago o Esparza, no fue objeto de un acto jurídico formal de fundación, no se le consideró como una ciudad o villa de españoles y en consecuencia sus pobladores carecieron durante mucho tiempo de la facultad de contar con un cabildo o ayuntamiento. Por contraposición a Heredia, que era llamada Villa Vieja, popularmente se le dio el nombre de Villa Nueva o la Villita, pero esta práctica no tenía sustento legal e incluso fue prohibida por las autoridades en 1801.

No fue sino hasta la promulgación de la Constitución de Cádiz en 1812 cuando San José pudo contar por primera vez con ayuntamiento. En 1813, a propuesta del diputado costarricense Florencio del Castillo, las Cortes españolas dieron a la población el título de ciudad, que perdió en 1814 cuando Fernando VII de España anuló todo lo actuado por las Cortes. Al restablecerse el absolutismo fue también disuelto el Ayuntamiento josefino, que había tenido una gestión muy fecunda. El gobierno municipal fue restablecido en 1820, al volver a instaurarse el régimen constitucional, y las Cortes dieron nuevamente el título de ciudad a la población.

Primer período como capital (1822)

Con la independencia de la Capitanía General de Guatemala y la Provincia de Nicaragua y Costa Rica, a la cual pertenecía el Partido de Costa Rica en 1821, se opta por separarse de las autoridades provinciales instaladas en León, restableciendo la autonomía del territorio, nuevamente bajo el nombre de Provincia de Costa Rica, y se redactó una primera constitución provisional, conocida como Pacto de Concordia, la cual estipulaba, entre otras determinaciones, la rotación de la sede de las supremas autoridades de Costa Rica entre las poblaciones de Cartago, San José, Heredia y Alajuela. Por esta circunstancia, la ciudad fue capital por primera vez de mayo a agosto de 1822.

Guerra civil de Ochomogo y segundo período como capital (1823-1834)

Gregorio José Ramírez, dirigente josefino en la Guerra de Ochomogo.

Con la independencia de América Central de la Monarquía española, Costa Rica se vio dividida en dos bandos con intereses contrapuestos en cuanto al destino del país: los heredianos y cartagineses, más conservadores, abogaban por adherirse al Imperio mexicano de Iturbide. Por su parte los josefinos y alajuelenses, aunque al principio aceptaron la unión a México, posteriormente se inclinaron por un sistema republicano.

En marzo de 1823 el gobierno constitucional fue derrocado por los monárquicos dirigidos por Joaquín de Oreamuno y Muñoz de la Trinidad. Dirigidos por Gregorio José Ramírez y Castro, los josefinos y los alajuelenses marcharon contra Cartago y el 5 de abril de 1823 los derrotaron en una batalla que tuvo lugar en las lagunas de Ochomogo. Como consecuencia de este combate, las fuerzas de Ramírez ocuparon Cartago y el comandante republicano dispuso trasladar la capital a San José. Allí permanecieron las autoridades hasta 1834, cuando se aprobó la llamada Ley de la Ambulancia y la capital se trasladó a la población de Alajuela. En 1835, el jefe de Estado Braulio Carrillo Colina derogó la Ley de la Ambulancia, disponiéndose la residencia de los poderes Ejecutivo y Judicial en San José y el Legislativo en Heredia. Esto ocasionó la llamada Guerra de la Liga, en la cual las ciudades de Alajuela, Heredia y Cartago se levantaron contra el gobierno en San José, que resultó victoriosa en octubre de 1835.

Fijación definitiva de la capital (1838)

En 1838, el entonces Jefe de Estado Manuel Aguilar Chacón derogó el decreto de Braulio Carrillo que hacía a San José capital del país, abriéndose de nuevo el debate sobre la capitalidad de la nación. En mayo de ese año, un golpe militar llevó nuevamente al poder a Braulio Carrillo Colina, pero esta vez como dictador. Enseguida de su ascenso al mandato, Carrillo dispuso el traslado a San José de las autoridades establecidas en Cartago, y posteriormente emitió una ley en la que se confirmaba a San José "por siempre" como capital de Costa Rica, ordenándose el traslado de los poderes públicos, que residían en Heredia, de nuevo a la ciudad. Esta ley fue derogada en 1842 por el gobierno de facto de Francisco Morazán Quesada, pero San José continuó siendo de hecho la sede de las supremas autoridades del Estado.

Década de 1850

San José en 1856.

Con la llegada al poder del presidente Juan Rafael Mora Porras en 1850, San José comenzó a cambiar su fisonomía de aldea para transformarse en urbe. Mora promovió la centralización del poder, eliminando los localismos que habían dominado los primeros años de vida independiente del país, lo que permitió la consolidación de la ciudad como centro político, económico y social de la nación. De la mano de la prosperidad económica producida por la exportación del café a Europa, aunado a la presencia de ciudadanos europeos con grandes conocimientos técnicos dentro del círculo cercano al presidente, se construyeron importantes edificaciones como el Palacio Nacional (ubicado en el sitio que ocupa actualmente el Banco Central de Costa Rica), que fue sitio emblemático de la ciudad hasta su demolición en la década de 1940. Se construyeron también el primer teatro, llamado Teatro Mora, predecesor del Teatro Nacional de Costa Rica; la Fábrica Nacional de Licores, inaugurada en 1856 (en plena Campaña Nacional de 1856-1857) y cuyas instalaciones son ocupadas actualmente por el Centro Nacional de la Cultura; y el Hospital San Juan de Dios, aun en activo y uno de los nosocomios más importantes del país.

Desarrollo a mediados y finales del siglo XIX y principios del XX

Vista de la Avenida Central en 1885.
Inauguración del Monumento Nacional en 1895.

El desarrollo de San José como ciudad se vio favorecido por las ideas liberales que predominaron desde mediados del siglo XIX y sus postrimerías. En 1884, se convirtió en una de las primeras ciudades del mundo en contar con iluminación eléctrica. [21]​ Durante finales del siglo xix, la ciudad ya se perfilaba como el principal receptor de inmigrantes europeos en Centroamerica, que arribarían en masa hasta mediados del siglo xx y cambiarían radicalmente la cultura e idiosincrasia josefina. Para la década de 1890, San José ya contaba con alumbrado público, tranvía y telégrafo; además se levantaron numerosos teatros y escuelas, con diseños inspirados en la arquitectura neoclásica europea, como el Liceo de Costa Rica, el Edificio Metálico, el Colegio Sion y el Colegio Superior de Señoritas. En 1888, el inmigrante español Tomás Garita construyó el Teatro Variedades, el más antiguo de la capital aún en funcionamiento. Ese mismo año, se construyó la Biblioteca Nacional de Costa Rica, siendo su primer director Miguel Obregón Lizano. Entre 1890 y 1897, con dinero obtenido de los impuestos a la exportación del café, se construyó el Teatro Nacional, joya arquitectónica de la ciudad, diseñado por el inmigrante italiano Ruy Cristófro Molinari Acchipatti. En 1890 se inauguró la estación del Ferrocarril al Atlántico. Para el funcionamiento de este, se construyó en 1908 el edificio de la antigua Aduana, y se realizaron remodelaciones de gran envergadura, como la construcción de la Avenida 3, conocida hoy como Paseo de las Damas, debido a que esta vía fue sitio de recreo de los josefinos, donde se paseaban las damas de sociedad, y además fue embellecido por los liberales de la época con una gran cantidad de árboles de dama. El 15 de septiembre de 1895, se inauguró el Monumento Nacional de Costa Rica, el más importante del país, pues rememora la victoria centroamericana sobre los filibusteros de William Walker en la Campaña Nacional de 1856-1857.

Fotografía del tranvía en Calle 21, en 1899.
El edificio Steinvorth en 1908.

El desarrollo urbanístico, aunado a la bonanza del café durante el último lustro del siglo XIX, atrajo la inversión extranjera, permitiendo el establecimiento de varios comercios, como los edificios de: La Alhambra, el Steinvorth, el Knöhr y el Maroy, que reflejan la consolidación de la burguesía nacional. En 1890, el farmacéutico Otto Solera Valverde compró una antigua casa en Barrio México, que pasó a convertirse en la botica Solera, punto de referencia importante para los josefinos y la cual funcionó hasta 1940.

Entre 1860 y 1910, intelectuales, políticos y acaudalados de su época, impulsados por el crecimiento comercial del centro de la capital se dedican a buscar mejores terrenos para vivir, y adquirieron varias propiedades hacia el noreste de la ciudad, las cuales pertenecían al inmigrante francés Amón Fasileau Duplantier, construyendo allí viviendas lujosas de estilo europeo, que dieron lugar al Barrio Amón. Un proceso similar se dio con terrenos que pertenecieron al entonces embajador peruano Francisco Otoya y al inmigrante catalán Juan de Dios Aranjuez, dando lugar a los actuales barrios Otoya y Aranjuez, respectivamente.

Hacia 1907, se construyó la Penitenciaría Nacional, cuya arquitectura recuerda las antiguas fortalezas españolas. Esta funcionó hasta 1979, cuando fue cerrada y transformada, en 1994, en el Museo de los Niños. En 1910 se finalizó la construcción del Ferrocarril al Pacífico, quedando de este modo unidas ambas costas del país por rieles, con San José como su epicentro. El 1 de enero de 1912, el estadounidense Jesse Seligman efectuó el primer vuelo en avión sobre Costa Rica, al sobrevolar La Sabana a bordo de un monomotor Blériot. En 1913, se dio la primera marcha del Día del Trabajador en el país, mientras que la primera huelga data de 1920, con motivo de establecer la jornada de 8 horas.

Cuesta de Moras a inicios del siglo xx.

De 1917 datan el Edificio de Correos y Telégrafos, el Teatro Raventós (hoy Teatro Popular Melico Salazar), y el Cuartel Bellavista, este último construido en Cuesta de Moras, uno de los pocos lugares elevados de la ciudad, lo cual permitía el monitoreo de la misma. Este edificio fue escenario de momentos claves de la historia nacional, como «el Bellavistazo», un intento de golpe perpetrado contra el gobierno de Cleto González Víquez, y la abolición del ejército nacional en 1949 tras la Guerra Civil de Costa Rica. Desde esa fecha, el Bellavista es la sede del Museo Nacional de Costa Rica. En 1919, la calle 9, ubicada al sur de San José, fue escenario del movimiento cívico estudiantil de 1919, en que estudiantes de secundaria del Liceo de Costa Rica, Colegio Superior de Señoritas y Colegio Seminario protestaron contra la dictadura de Federico Tinoco Granados, cuyo gobierno cayó ese año. En honor a este movimiento, la calle 9 fue rebautizada como Paseo de los Estudiantes.

En 1920, con la construcción del Templo de la Música, se instaló el monumento más representativo del Parque Morazán, sitio icónico de San José. La construcción del parque había sido decretada en 1887. En 1924, se completó la construcción del primer Estadio Nacional de Costa Rica, por muchos años el máximo recinto deportivo de la capital costarricense y del país. Este estadio fue remodelado en 1941 y finalmente derribado en 2008 para ser substituido por el actual estadio, que data de 2011 y es uno de los mejores del continente. En 1925, se construyó la Plaza Cleto González Víquez, sitio histórico de la capital costarricense. En 1928, el aviador Charles Lindbergh visitó Costa Rica aterrizando su avión, el Spirit of Saint Louis, en La Sabana, un año después de cruzar por primera vez el Océano Atlántico en aeroplano. En el mismo sitio, se inauguró en 1940 la terminal del Aeropuerto El Coco, el primer aeropuerto de Costa Rica, que funcionó hasta 1955. El edificio luego se convertiría en la actual sede del Museo de Arte Costarricense. En 1941, abrió sus puertas la Universidad de Costa Rica, principal centro de enseñanza superior del país, en el sitio que actualmente ocupa el circuito judicial de San José.

Época contemporánea

La Guerra Civil de Costa Rica, efectuada en 1948, trajo grandes cambios para el país en general y para la ciudad en particular. Los nuevos gobernantes iniciaron un proceso de remodelación y construcción de nuevos edificios para albergar las instituciones creadas con la fundación de la Segunda República. Tras la abolición del ejército en 1949, el Cuartel Bellavista pasó a ser la sede del Museo Nacional. Un edificio histórico, el Palacio Nacional de Costa Rica, construido en la época de Juan Rafael Mora Porras, fue derribado y en su lugar se levantó el actual Banco Central de Costa Rica.

En 1963, la capital fue cubierta de ceniza por la erupción del volcán Irazú. La lluvia de ceniza se mantuvo los dos siguientes años, obligando a los josefinos a tomar medidas para lograr continuar con el quehacer diario de la ciudad. En marzo de ese año, se dio la visita del presidente John F. Kennedy, la primera de un mandatario estadounidense a territorio nacional, siendo recibido por decenas de miles de personas. En 1966, se inauguró el complejo arquitectónico del Poder Judicial, que incluye varios icónicos edificios de la capital, siendo el más importante la Corte Suprema de Justicia. En 1972, se construyó el Mercado del Mayoreo en la avenida 10, cerca de La Sabana y el Cementerio General. En 1972, se finalizó la terminal del Aeropuerto Tobías Bolaños en Pavas. En 1979, se inauguraron las Ferias del Agricultor, siendo la primera la de Zapote, ubicada al sureste de San José.

Inauguración del Estadio Nacional en 2011.

En 1983, el Papa Juan Pablo II visitó la ciudad, la única visita de un pontífice a Costa Rica en toda la historia. En 1996, se organizó el primer Festival de la Luz, celebración que se ha vuelto tradicional desde esa época año con año. En 2006, San José fue declarada Capital Iberoamericana de la Cultura, y en 2011, se inauguró el Nuevo Estadio Nacional de Costa Rica, el recinto deportivo más moderno de Centroamérica. En 2012, con la construcción de un arco representativo de la Dinastía Tang, se creó el Barrio Chino, el primero de Centroamérica, ubicado en el Paseo de los Estudiantes, cerca de la plazoleta de la Iglesia de la Soledad.

El San José del siglo xxi difiere notablemente de la aldea campesina que fue en sus inicios. En la actualidad, la ciudad que ocupa apenas un 4% del territorio nacional, alberga el 60% de la población del país. Por sus calles circula el 70% de la flotilla vehicular de Costa Rica y se localiza el 85% de su industria. Desde el aire, su Gran Área Metropolitana se manifiesta con una enorme mancha urbana extendida y compacta, que ha crecido sin organización ni concierto. San José presenta un panorama congestionado y estrictamente urbano producto de la falta de planificación estatal y municipal, panorama en el que subsisten muchos focos aislados de cultura, historia y naturaleza. Esto ha conllevado a la existencia de iniciativas e ingentes esfuerzos por darle una fisonomía más ordenada, sostenible, inclusiva y ecológica, más amigable con el habitante urbano, así como de repoblar su casco central, donde cada vez más se observa la construcción de grandes edificios de apartamentos y de negocios. Estas iniciativas muchas ocasiones han experimentado trabas burocráticas o falta de recursos económicos, así como ausencia de voluntad política. Aún con toda su problemática, en 2013, la revista inglesa Monocle calificó a San José como una de las cinco ciudades más "adorables" del mundo. [18]

Panorámica de San José.
Panorámica de San José.
Other Languages
Acèh: San José
azərbaycanca: San-Xose (Kosta-Rika)
беларуская: Горад Сан-Хасэ
беларуская (тарашкевіца)‎: Сан-Хасэ (Коста-Рыка, сталіца)
български: Сан Хосе
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: San José (Costa Rica)
Ελληνικά: Σαν Χοσέ
eesti: San José
客家語/Hak-kâ-ngî: San José (Costa Rica)
עברית: סן חוסה
Fiji Hindi: San José
Kreyòl ayisyen: San Jozé
Հայերեն: Սան Խոսե
Bahasa Indonesia: San José, Kosta Rika
íslenska: San José
italiano: San José
Patois: San Ose
ქართული: სან-ხოსე
Qaraqalpaqsha: San Xose
Taqbaylit: San José
Ligure: San José
Bahasa Melayu: San José
norsk nynorsk: San José i Costa Rica
norsk: San José
ਪੰਜਾਬੀ: ਸਾਨ ਹੋਸੇ
Papiamentu: San Jose
polski: San José
sámegiella: San José
srpskohrvatski / српскохрватски: San José, Kostarika
Simple English: San José, Costa Rica
slovenščina: San José
chiShona: San José
Türkçe: San José
ئۇيغۇرچە / Uyghurche: سان خوسې (كوستارىكا)
vepsän kel’: San Hose (Kostarik)
Tiếng Việt: San José, Costa Rica
Volapük: San José
Bân-lâm-gú: San José, Costa Rica