San Genaro (Santa Fe)

San Genaro
Ciudad y municipio
San Genaro ubicada en Provincia de Santa Fe
San Genaro
San Genaro
Localización de San Genaro en Provincia de Santa Fe
Coordenadas 32°22′00″S 61°19′00″O / -32.3667, 32°22′00″S 61°19′00″O / -61.3167
Entidad Ciudad y municipio
 • País Argentina
 • Provincia Bandera de Provincia de Santa Fe  Santa Fe
 • Departamento San Jerónimo
Intendente Gaston Marconcini ( UCR- FPCyS)
Eventos históricos  
 • Fundación 1873 (Juan Chavarri)
Superficie  
 • Total 378 km²
Altitud  
 • Media 53 m s. n. m.
Población (2015)  
 • Total 9 560 (2 011) hab.
 • Metropolitana 11 000 hab.
Gentilicio sangenarino/a
Código postal S2146
Prefijo telefónico 3401
Aglomerado urbano San Genaro Norte - San Genaro
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

San Genaro es una localidad del sudoeste del departamento San Jerónimo, en el centro sur de la provincia de Santa Fe ( Argentina).

A través del Ferrocarril General Belgrano y las ruta nacional 34 y la ruta provincial 65, se vincula a centros urbanos importantes como Rosario a 99 km, Santa Fe (capital de la provincia) a 126 km, Rafaela a 135 km, Córdoba a 375 km y Buenos Aires a 393 km.

San Genaro, la ciudad número 50 de la provincia de Santa Fe y la tercera del departamento San Jerónimo, quedó unida política y jurídicamente 31 de agosto de 2006, cuando la Legislatura santafesina transformó en ley para unir las actuales comunas de San Genaro y San Jenaro Norte tras ochenta años de división.

Historia

En 1873, Juan Chavarri fundó la Colonia Caridad en las tierras “Las Estocadas”. El Poder Ejecutivo de la Nación, por decreto del 3 de octubre de 1876, reconoció oficialmente la existencia de esta colonia.

La colonia así encaminada hacía suponer un futuro prominente, pero una cuestión de índole familiar trunca ese destino. Indudablemente esa situación afectó económicamente a la sociedad de los hermanos Chavarri, quienes ya en 1878 habían hipotecado el campo a nombre de don Carlos Casado del Alisal, en cuya casa bancaria operaban. Constitúyese entonces un nuevo propietario de estas tierras, don Casado de Alisal, quien decide dar un nuevo impulso a la obra iniciada por Juan Chavarri. Como primera medida rebautiza la colonia con el nombre de Villa Biotta.

El conflicto entre las localidades ahora convertidas en una sola ciudad se originó en 1890 cuando pasó por las inmediaciones de Villa Biotta ( San Jenaro Norte), el Ferrocarril Córdoba y Rosario, luego llamado Central Córdoba y finalmente incorporado a la red del Ferrocarril General Belgrano. Como la traza ferroviaria pasó a unos dos kilómetros del núcleo urbano histórico, se generó en torno a la estación San Genaro otro centro de población que comenzó a ser conocido con el mismo nombre.

El trazado original de los planos fue realizado por Rafael y Máximo Laiseca, y Rafael Escrina. Dichos planos fueron presentados el 15 de octubre de 1891 ante el Gobierno provincial, donde fueron aprobados y homologados siendo esta la fecha la fecha de nacimiento oficial del pueblo. La Estación y la Villa comenzaron a crecer sin pausa, logrando la provisión de las instituciones necesarias para el desenvolvimiento de su vida pública.

En 1885 se habilitó una escuela mixta en Villa Biotta.

En 1891 se nombró un juez de paz, y se creó la comisión de fomento.

Los titulares, propietarios, y comerciantes del lugar optaron por ubicar las oficinas comunales en la villa y desde allí, con la denominación de Comuna de San Genaro se atendían las necesidades e intereses de los dos pueblos. Dentro de la colonia se habían formado ya dos aldeas alejadadas una de otra por una distancia de 1,8 km, la Estación San Genaro y la Villa Biotta.

La ascendencia de sus habitantes estaba dada en un alto porcentaje por:

Con el correr el tiempo y al crecer en número e importancia ambas poblaciones, la Estación San Genaro no podía continuar en dependencia, entonces reclamó al gobierno provincial la adjudicación de autoridades.

Fue así que en 1926 el gobernador Aldao dividió el distrito por decreto y le otorgó autonomía a la estación (que hasta entonces dependía de Villa Biotta), y por decreto el 21 de enero de 1930 le confiere el nombre de San Genaro a la naciente estación y el de San Genaro Norte al pueblo viejo

Uno de los problemas que trajo esta asignación de nuevos nombres fue el cómo debía escribirse la palabra Genaro, sucedió que la directora de la Escuela Fiscal N° 281 “Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield” de San Jenaro Norte, le envía una carta al gobernador, con dicha problemática. Entonces el gobierno provincial en su respuesta le explicaba que la palabra Genaro viene del nombre latino Ienarus, al pasarse al italiano se escribe Gennaro, pero al castellanizarla se debería escribir con J, quedando el nombre Jenaro. El mismo ejemplo se lo dio con las palabras Ierónimus (en latín), Gerónimo (en italiano) y Jerónimo (en español). Solucionado el problema quedó San Genaro y San Jenaro Norte.

Así, entre periódicas manifestaciones de recelo y competencia e intentos de unificación que tropezaban siempre con la sistemática resistencia de los pobladores más exaltados y los políticos que no querían ceder las posiciones de liderazgo que habían construido en uno y otro pueblo, el conflicto alcanzó su punto más alto cuando las autoridades una sucursal del Banco Provincia de Santa Fe en 1958 que pasó de San Genaro a San Jenaro Norte. Lo que motivó una pueblada apaciguada sólo después de varios días de tensión mediante el envío a las localidades de efectivos de Gendarmería que pudieron restablecer el orden auxiliando a las desbordadas autoridades policiales.

Pero las últimas décadas fueron apaciguando la situación. Ya no existían aquellos que manifestaban una rivalidad irreductible: los pueblos habían ido creciendo y acercándose uno al otro hasta quedar apenas separados por el trazado de la ruta provincial 65; algunas instituciones y servicios como el Centro de Jubilados y el Comando Radioeléctrico se crearon comunes a ambas localidades, y una encuesta realizada por alumnos de las escuelas secundarias a principios de los años noventa reveló que había suficiente consenso social como para intentar la unidad. A esto se sumó la voluntad política de las autoridades de ambas comunas, donde gobernaba el PJ

La ley de creación de la ciudad de San Genaro, proyecto único en el país, fue aprobado el 31 de agosto de 2006, por los legisladores provinciales y promulgado por el gobernador Jorge Obeid. La decisión quedó públicamente consagrada con la visita del gobernador Obeid el 19 de septiembre de 2006. Ese día se celebran las honras a San Genaro, el patrono de ambas localidades y tal vez el único símbolo indiscutido de pertenencia común durante casi un siglo de enfrentamiento entre el vecindario de uno y otro lugar. Sin embargo la ciudad funciona como tal desde el día 9 de diciembre de 2007, con la asunción de las nuevas autoridades políticas y la unificación de las dos comunas en un gran municipio.

Apoyo de la comunidad La colaboración de las distintas instituciones de San Genaro jugó un papel muy importante en todo este proceso. La idea de lograr la unidad de los pueblos comenzó a gestarse con el padre Luis Massari, quien consideraba que para 2000 debía darse la unión y conformara una ciudad. Lamentablemente, "él murió sin que se concretara su deseo y, al año siguiente de su fallecimiento, se produjo esta unificación", resaltó el actual párroco, Jorge Vázquez.

Desde la iglesia "siempre se trabajó como si todo fuese una sola cosa entre la parroquia y la capilla que están ubicadas a uno y otro lado de la Ruta Provincial 65 (Santa Fe).

Cuando el pastor de la iglesia evangélica, Ruben Saltor, llegó a esta localidad -antes vivía en Buenos Aires-, "no entendía que fueran dos pueblos separados por una ruta, si yo pasaba para el otro lado y no había ningún cambio. Al tiempo que estuve aquí, se empezó a hablar de la unificación de estas dos poblaciones: hubo una amplia aceptación de la sociedad, aun cuando estaban quienes se oponían porque había bastante rivalidad".

A medida que se sucedían las reuniones informativas, "la gente empezaba a tener una visión más positiva sobre este tema, nos convertimos en ciudad y hoy contamos con mayores beneficios que si hubiésemos seguido siendo dos pueblos", consideró Saltor.

Para Vázquez, a partir de este momento -con esta decisión política tomada-, "hay que mirar para adelante y dejar atrás las historias viejas que dividieron a estas poblaciones".

Other Languages