San Cristóbal (Venezuela)

San Cristóbal
Villa de San Cristóbal
Ciudad

CollageSCB.jpg
Montaje de varias imágenes de San Cristóbal

Bandera San Cristobal.svg
Bandera
Escudo SanCristobal.png
Escudo
Lema: Ciudad de la cordialidad
San Cristóbal ubicada en Venezuela
San Cristóbal
San Cristóbal
Localización de San Cristóbal en Venezuela
San Cristóbal ubicada en Táchira
San Cristóbal
San Cristóbal
Localización de San Cristóbal en Táchira
Coordenadas 7°45′00″N 72°13′00″O / 7.75, 7°45′00″N 72°13′00″O / -72.216666666667
Entidad Ciudad
 • País Venezuela
 • Estado Flag of Táchira.svg Táchira
 • Municipio Bandera San Cristobal.svg San Cristóbal
Alcalde Patricia Gutiérrez de Ceballos[1] ( 2013- 2017)
Eventos históricos  
 • Fundación 31 de marzo de 1561 (455 años) (por Juan Maldonado Ordóñez y Villaquirán)
Superficie  
 • Total 247 km²
Altitud  
 • Media 860 m s. n. m.
 • Máxima 1260 (Cueva El Oso) m s. n. m.
 • Mínima 645 (Sabaneta) m s. n. m.
Distancias 191 km a Mérida
462 km a Maracaibo
618 km a Bogotá
811 km a Caracas
1.306 km a Cd. Guayana
Población ( 2011)  
 • Total 1 004 820 hab.[2]
Gentilicio Sancristobalense
Huso horario UTC-4
Código postal 5001 a 5017
Prefijo telefónico (SCB) 0276
Hermanada con
San Sebastián
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

San Cristóbal es una ciudad venezolana, capital del Estado Táchira y del Municipio San Cristóbal y en la región de los Andes al suroeste de Venezuela. Está ubicada a 57 kilómetros de la frontera con Colombia. La ciudad es apodada la Ciudad de la Cordialidad. Fue fundada por Juan Maldonado Ordóñez y Villaquirán, capitán del ejército español, el 31 de marzo de 1561. Tiene una población estimada para el año 2013 de 1 004 820 de habitantes ocupando el puesto n° 7 de las ciudades más pobladas del país.

Historia

Época precolombina

Típico asentamiento de la familia Arawak

La zona donde actualmente se asienta San Cristóbal era habitada desde el 5.000 a. C. por grupos humanos semi nómadas con una organización social simple regida básicamente por nexos familiares, sin poder central establecido. Hacia el 1.500 a. C. ya se organizaban en pequeñas aldeas de construcciones livianas y practicaban una caza muy desarrollada, recolección de frutos y raíces, construían diques y hacían uso de la tala y la quema en sus sembradíos, cuyo principal rubro era el maíz. En este período se desarrolló la elaboración de cerámica destinada a usos muy variados como vasijas, algunas de ellas de color rosáceo y otras blancas con trazas de color rojo; platos, figuras antropomorfas, urnas funerarias piriformes y platos gigantes donde se supone servían sus alimentos durante algunas ceremonias.

Desarrollaron la industria del vestido en comparación con las demás tribus del país, utilizando el algodón y el fique que ellos mismos cultivaban; existían "mohares" una especie de sacerdotes, brujos o médicos que dirigían los actos religiosos y la curación de enfermedades. Veneraban al sol, la luna, las serpientes, lagunas, páramos, las cumbres y los fenómenos meteorológicos. Veían malos presagios en el arco iris, pues creían que su influencia era maléfica. Entre sus ritos sociales practicaban el matrimonio y el duelo por el familiar fallecido; los varones seleccionaban a su cónyuge por sus habilidades en la manufactura de prendas de vestir, su buena salud y por su robustez. Cabe destacar que en el valle de San Cristóbal convivían tribus procedentes de las 2 grandes familias que habitaron la Venezuela precolombina; los Arawaks y los Caribes. Representados por las tribus Simaracaes hacia el sector de Santa Teresa; los Táribas hacia el norte de la ciudad, y los Teucaras en el sector barrio obrero, barrio Sucre y La Concordia. Los Jirajaras habitaban el sector que en la actualidad lleva su mismo nombre. La nación de los Tororos, Quinimaríes y Azua se establecieron al extremo sur de la ciudad y estas eran tribus aliadas, convivían en una aldea llamada Cania, que fue la que consiguieron los conquistadores a su llegada al valle en el año 1547.

Período colonial

En el año 1547 Alonso Pérez de Tolosa parte desde El Tocuyo hacia las montañas andinas en un mandato emitido por el gobernador de dicha ciudad; en su travesía remontó el Río Apure, luego atravesó el río Uribante para posteriormente llegar al valle de San Cristóbal; desde allí trasmontó las llamadas para ese entonces Lomas del Viento y finalmente llegó al valle de Cúcuta; convirtiéndose en el primer europeo en avistar la zona sobre la que se asentaría San Cristóbal. En 1558 el capitán Juan Rodríguez Suárez parte desde el poblado de Pamplona con la misión de explorar los Andes venezolanos; realizando su travesía desde los ríos Zulia y Táchira, remontó las Lomas del Viento para entrar a un amplio valle al que llamó Valle de Santiago, siendo éste el actual valle del río Torbes. Luego de varios días de travesía llega a otro valle al que llama La Grita; continuando hacia el norte por el valle de Las Acequias donde fundó la ciudad de Mérida sin tener autorización para ello. Ante esta insubordinación, es enviado el capitán Juan Maldonado y Ordóñez de Villaquirán en su captura, adicionalmente a ello fue investido con la potestad para poblar y fundar; potestad que ejercería posteriormente al mudar y fundar oficialmente la ciudad de Mérida en su ubicación actual.

Es así como el capitán español llega junto con 35 personas entre militares y civiles,[3] al mencionado Valle de Santiago el día 31 de marzo de 1561 para fundar con todo rigor a la Villa de San Cristóbal, con la condición que la villa fuese exenta de la jurisdicción de Pamplona. Con esta fundación se marca en la historia de Venezuela la primera manifestación de soberanía territorial en lo que respecta a la frontera natural con la Nueva Granada hoy Colombia; se convierte además en el segundo centro poblado civilizado en tierras andinas. La fundación tuvo lugar sobre el asentamiento indígena de Las Auyamas, dicha ubicación fue escogida por el conquistador debido a su posición estratégica desde la cual podía ser defendida la villa por sus cuatro puntos cardinales contra los ataques de los indígenas, que en varias ocasiones llegaron a amenazar seriamente la supervivencia de la ciudad. El acta histórica de la fundación de la ciudad reza lo siguiente:

"El Capitán Juan Maldonado O. V. amojonó por términos de La Villa para ahora y para siempre; hacia la banda de la ciudad de Pamplona, hasta el río que llaman Cúcuta, por límites para las justicias de esta Villa y para las de dicha ciudad de Pamplona... que no pueden pasar con vara de dicho río de Cúcuta a esta parte ni de esta Villa a la otra a menos que fuese la justicia mayor de dicha ciudad... Por la banda de Mérida hasta lo que llaman el Pueblo Hondo. Por la banda de Oriente hasta los llanos de Venezuela. Por la banda del poniente hasta la laguna de Maracaibo y brazos de Herinas para que ningunas justicias de otra jurisdicción entren en dichos términos... Así el fundador en nombre de Su Majestad los amojona y aplica por términos convenientes para esta dicha Villa de San Cristóbal" (sic).

La recién fundada "Villa de San Cristóbal" recibía constantes ataques de los pueblos indígenas de la región, hasta 1578, año en el cual el capitán Rodrigo de Paradas, quien para entonces era alcalde de la ciudad, detuvo dichos ataques luego de enfrentar a las poblaciones hostiles, para librarse de las luchas con los indios los vecinos invocaron la protección de San Sebastián cuyo martirio se había producido a flechazos.[4] Durante años San Cristóbal cedió en importancia a la ciudad de La Grita, sin embargo ya en 1856 cuando es instituido el estado Táchira, San Cristóbal fue nombrada capital del mismo. El archivo histórico de la ciudad se perdió durante la Guerra de Independencia por lo que no se conservan los registros anteriores a 1820.

Período republicano

Plano de la ciudad hacia el año 1826

La ciudad se convirtió en importante centro de comercio de cacao y café (procedente de Martinica desde Guyana)[5] a finales del siglo XIX y de esta forma en centro de inmigración europea ligada a esta misma industria. Recibió también importante influencia de Colombia dado su aislamiento con la capital de Venezuela debido a las, en aquel entonces, deficientes vías de comunicación, lo que influyó en las costumbres y cultura de la ciudad. El 18 de mayo de 1875 la ciudad sufrió graves daños a causa del Terremoto de Cúcuta. Durante los gobiernos de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez, a principios del siglo XX, se realizaron las primeras mejoras a la comunicación vía terrestre entre los Andes y la capital (carretera trasandina) lo que llevó a parte importante de los jóvenes académicos de la ciudad a la capital del país con el consecuente intercambio y apertura de las costumbres.

Una segunda oleada de inmigrantes europeos llegó durante la década de 1950 como consecuencia de la apertura que en este sentido hizo el gobierno del presidente Marcos Pérez Jiménez;[6] el clima de la ciudad, su ambiente pro-europeo y la circunstancia de ser una de las pocas ciudades del país prácticamente libre del problema de la pandemia de paludismo, atrajo a parte de la inmigración de esta época a la ciudad y al estado Táchira en general.

La fundación de varios recintos universitarios de notable importancia académica durante las décadas de 1960 y 1970 atrajo constantemente a estudiantes de todo el país. Desde entonces en San Cristóbal se desarrolla una extensa actividad académica y cultural.

General Isaías Medina Angarita, presidente de la República entre 1941 y 1945.

Personajes nacidos en San Cristóbal

Patrono de San Cristóbal

Cada 20 de enero se celebra el día del patrono de la ciudad: San Sebastián, en cuyo honor se realiza una eucaristía con los sacerdotes y algunos obispos que vienen a honrar al patrono de San Cristóbal y también se le rinde una serenata en el atrio de la Catedral.

La tradición de la festividad de San Sebastián se remonta a la época colonial. Aurelio Ferrero Tamayo funda en los siguientes documentos el origen ancestral de la festividad de San Sebastián: El primer documento fue suministrado en la investigación que realizara el P. Agustino, Agustín Campo del Pozo, sobre la Virgen de la Consolación de Táriba, y data del año 1664. En dicho documento se señala que: "En la Villa de San Cristóbal, el ocho de diciembre de mil seiscientos y sesenta y cuatro años, el Señor Br. Don Nicolás de Menis Ortiz, Pbro. Juez, en conformidad de su comisión, fue a la Iglesia parroquial de esta Villa, en la cual halló juntos y congregados al mayor concurso de sus feligreses, para llevar la milagrosa Imagen de Nuestra Señora de Táriba a su ermita, que se hizo en la forma y manera siguiente: salió la Santa Cruz de dicha parroquia en forma de procesión con las advocaciones del Bienaventurado Mártir San Sebastián y la advocación de Nuestra Sra. de la Concepción, que es de dicha santa ermita." (Campo del Pozo, 2001:47) Aquí claramente se hace alusión a la ADVOCACIÓN de la venerada imagen de San Sebastián. El segundo documento lo suministró el Dr. J. J. Villamizar Molina, cronista de la ciudad, y data del 14 de noviembre de 1749. El documento de encuentra en el Archivo Histórico Nacional de Colombia, Libro de Hospitales y Cementerios, tomo IV. Y en él se destaca la construcción de un hospital para la Villa, donde antiguamente estuvo fundada la Iglesia de San Sebastián.

En 1911, se registró un hecho que llama mucho la atención, pues se le atribuía a San Sebastián el mismo don que tenían los reyes taumaturgos; así se expresa la taumaturgia de San Sebastián: "de manera solemnísima se celebró ayer en la Santa Iglesia matriz la fiesta patronal consagrada al glorioso taumaturgo San Sebastián. El templo fue invadido por nuestra selecta concurrencia (...) la procesión fue admirable, por el orden y santo fervor reinante en ella.”La festividad religiosa se convirtió en el espacio por excelencia para expresar el sentimiento gregario y el compartir social, lo cual posibilitó integración regional por la participación de los pueblos vecinos. La fiesta de San Sebastián adquirió su sentido catártico cuando la música dejó de ser un acompañante de las procesiones religiosas y pasó a formar parte de las retretas y bailes Públicos y privados. Una mirada a las agrupaciones musicales nacidas en San Cristóbal durante la primera mitad del siglo XX.

San Sebastián es un santo venerado por la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa. Fue soldado del ejército romano y del emperador Diocleciano, quien -desconociendo que era cristiano- llegó a nombrarlo jefe de la primera cohorte de la guardia pretoriana imperial. Nació en Narbona (Francia) en el año 256, pero se educó en Milán. Cumplía con la disciplina militar, pero no participaba en los sacrificios paganos por considerarlos idolatría. Como cristiano, ejercitaba el apostolado entre sus compañeros, visitando y alentando a otros cristianos encarcelados por causa de su religión. Acabó por ser descubierto y denunciado al emperador Maximian (amigo de Diocleciano), quien lo obligó a escoger entre poder ser soldado o seguir a Jesucristo.

El santo escogió seguir a Cristo. Decepcionado, el emperador le amenazó de muerte, pero Sebastián se mantuvo firme en su fe. Enfurecido, le condenó a morir asaeteado. Los soldados del emperador lo llevaron al estadio, lo desnudaron, lo ataron a un poste, y lanzaron sobre él una lluvia de saetas, dándolo por muerto. Sin embargo, sus amigos se acercaron y, al verlo todavía con vida, lo llevaron a casa de una noble cristiana romana llamada Irene esposa de Cástulo, que lo mantuvo escondido y le curó las heridas hasta que quedó restablecido.

Sus amigos le aconsejaron que se ausentara de Roma, pero Sebastián se negó rotundamente. Se presentó ante el emperador, quien, desconcertado, lo daba por muerto, y le reprochó enérgicamente su conducta por perseguir a los cristianos. Maximiano mandó que lo azotaran hasta morir, y los soldados cumplieron esta vez sin errores la misión, tirando su cuerpo en un lodazal. Los cristianos lo recogieron y lo enterraron en la Vía Apia, en la célebre catacumba que lleva el nombre de San Sebastián. Murió en el año 288.

Other Languages