San Bernardo del Tuyú

San Bernardo
Ciudad
Bandera de La Costa.png
Bandera
LaCostaSmall.gif
Escudo
Otros nombres: La perla de la costa
San Bernardo ubicada en Provincia de Buenos Aires
San Bernardo
San Bernardo
Localización de San Bernardo en Provincia de Buenos Aires
Coordenadas 36°42′00″S 56°41′00″O / -36.7, 36°42′00″S 56°41′00″O / -56.68333333
Idioma oficial español
Entidad Ciudad
 • País Argentina
 • Provincia Bandera de Provincia de Buenos Aires  Buenos Aires
 • Partido Bandera de La Costa.png La Costa
Intendente Juan Pablo de Jesús
PJ - FPV
Eventos históricos  
 • Fundación 4 de enero de 1944 (Juan Carlos Chiozza)
Superficie  
 • Total 4.33 km²
Altitud  
 • Media 8 m s. n. m.
Población (2010)  
 • Total 8133 hab.
Gentilicio Sanbernardino
Huso horario UTC -3
Código postal 7111
Prefijo telefónico 02257
Aglomerado urbano Mar de Ajó - San Bernardo
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

San Bernardo del Tuyú, popularmente conocida como San Bernardo, es una ciudad balnearia y turística argentina en el partido de La Costa, provincia de Buenos Aires. Sus playas son bañadas por el mar Argentino, en el accidente conocido como cabo San Antonio.

San Bernardo es también mencionada como "La Perla de La Costa" por ser el centro urbano con mayor movimiento comercial turístico del partido y por la belleza de la ciudad.

En 1957, el poeta montevideano radicado en Argentina, Juan Burghi, le dedicó el poema "San Bernardo".

Las playas de San Bernardo presentan los días de viento norte aguas templadas (16 °C) y pardas, mientras que son más frías (13 °C) pero de color azul cuando ocurren las sudestadas.[ cita requerida]

La temperatura máxima promedio en verano es de 26 °C, con máximas de 33.[ cita requerida] En invierno se transforma en una ciudad muy tranquila donde la temperaturas bajan considerablemente.

Historia

Antecedentes

Juan Carlos Chiozza y varios socios fundaron San Bernardo. Pero los orígenes se remontan a la vecina localidad de Mar de Ajó Norte. Allí, compraron 114 has en 1939, levantaron un balneario e incluso pensaron en un puerto de aguas profundas para lo que construyeron un espigón entrando al mar que muchos años más tarde sería reutilizado como muelle. Tras el loteo, no quedó del todo conforme y en 3 años se disolvió la sociedad con Luis Guerrero y Luis Pina. Entonces, decidió crear otro.

Creando desde cero

En 1942 Juan Carlos Chiozza junto a sus hermanos Carlos, Enrique, Mario y Arnaldo más Pedro H. González, Francisco Martini, Tito Trebino, Pedro Podestá y Amadeo Barousse fundaron la «Compañía Inmobiliara del Este Argentino S.R.L.» —C.I.D.E.A.—, con ésta llevó a cabo la compra de 191  ha junto a la costa atlántica argentina. El terreno era parte del establecimiento ganadero denominado «San Bernardo» y que pertenecía a los señores Juan Enrique, María Faustina, Carlos, Luis y Alberto Duhau, siendo de la familia de este último gran parte de las tierras de la zona. La compra fue realizada con la intención de fundar un balneario y playa turística. El nombre elegido para la localidad fue el que tenía la estancia y además evoca a San Bernardo, Abad de Claraval —el agregado de Tuyú se hizo más adelante—.

San Bernardo desde el aire

Los primeros frutos

En 1943 comenzó el loteo de terrenos, la construcción de una plaza y de las primeras instalaciones, y finalmente, a pedido de la compañía, fue firmado el decreto Nº 27248, de 3 de abril de 1943, suscripto por el Gobernador Dr. Rodolfo Moreno. La idea fundamental fue fijar los médanos costeros con tamariscos. Para poder lotear el futuro balneario niveló la tierra y plantó pinos y eucaliptos. Se loteó de la siguiente manera: las cuadras paralelas la mar, con un largo de 120 m cada una; las que desembocaban en el mar, con 80 m cada una. Así que el loteo determinó una longitud de 19 manzanas de frente marítimo por 7 de fondo, hasta la Avenida Tucumán. La supervisión general de las tareas recayó en Ángel Chiozza, otro hermano de Juan Carlos que no formaba parte de la sociedad. El segundo de Ángel Chiozza, era Arnaldo «Velacho» Dávila, quien pondría la primera inmobiliaria de San Bernardo. El 4 de enero de 1944 un acto simbólico concretó la «fundación» y el mismo año, se efectuaron las obras de pavimentación originales. El primer lote lo compró el Dr. Alcalde, un turista mendocino en marzo de 1944. En 1946, C.I.D.E.A. construyó 4 chalets como para sugerir un tipo de construcción. Aun hoy se conservan algunas de esas edificaciones, entre ellas el chalet de San Juan 2186 (esquina Esquiu), comprado por Don Antonio Castro a C.I.D.E.A. en el año 1947. Francisco Monaldi compró tres lotes en ese mismo año y edificó sobre uno de ellos «Ranchito Pompeyano», el primer chalet hecho por un comprador.

El crecimiento

Tito Zapateiro -otro pionero de la zona, vinculado a la fundación de Lucila del Mar- compró también a los Duhau, la franja de terreno lindero a la avenida Tucumán, con un total de 5 manzanas de fondo por 19 de frente. De esta forma, se adelantó a las intenciones de la C.I.D.E.A. de comprar esos terrenos para una segunda etapa. De todas formas, con el tiempo la C.I.D.E.A. se encargó del loteo correspondiente y dichas manzanas se incorporaron a San Bernardo.
El primer hotel fue el Riviera, ubicado en Costanera entre Strobel y Esquiú.
El primer edificio lo construyó Juan Tescari, en la calle Chiozza y De La Reducción y lo bautizó Bernardino Rivadavia. A partir de la década de los 60, comenzó un boom de construcción vertical, que modificó severamente el horizonte de la ciudad, convirtiendo la misma en la más edificada en altura y densidad del partido.[2]

Vereda alta ayer y hoy

En 1997, el Consejo Deliberante incorporó al barrio Ezcurra Medrano -hoy también se lo conoce como barrio San Carlos-, que se encuentra en el polígono comprendido entre Garay hasta calle 25, desde 25 hasta Hernández, de Hernández hasta El Cano y cerrando el polígono en Garay.

Vereda alta

Para crear un centro comercial y que los negocios no se dispersaran, la C.I.D.E.A. decidió construir un mercado en la calle Mendoza -hoy Chiozza- entre Strobel y De La Reducción. Fue una de las primeras construcciones. En aquel entonces, decidieron hacerlo en altura para no temer la crecida del mar.
Hoy en día, los negocios fueron cambiando pero la Vereda Alta permanece como un símbolo de aquellos tiempos en pleno centro de la ciudad.

Other Languages