San Antonio de los Baños

San Antonio de los Baños
Municipio
Escudo San Antonio de los Baños.jpg
Escudo
San Antonio de los Baños ubicada en Cuba
San Antonio de los Baños
San Antonio de los Baños
Localización de San Antonio de los Baños en Cuba
San Antonio de los Baños (Cuban municipal map).png
Ubicación de San Antonio de los Baños
Coordenadas 22°53′20″N 82°29′56″O / 22.888888888889, 22°53′20″N 82°29′56″O / -82.498888888889
Entidad Municipio
 • País Cuba
 • Provincia Artemisa
Eventos históricos  
 • Fundación 1794 ( Marqués de Monte Hermoso)
Superficie  
 • Total 127 km²
Altitud  
 • Media 60 m s. n. m.
Población (2004)  
 • Total 46 300 hab.
Gentilicio Ariguanabenses
Huso horario Horario del este de Norteamérica
Prefijo telefónico +53-47
[ editar datos en Wikidata]

San Antonio de los Baños es una ciudad y municipio al suroeste de la ciudad de La Habana (Cuba), actualmente perteneciente a la provincia de Artemisa, e históricamente perteneciente a la antigua provincia de La Habana de la cual San Antonio es la segunda ciudad en importancia. El poblado fue fundado en 1794 por inmigrantes canarios en la ribera del río Ariguanabo.

Se conoce a San Antonio de los Baños como la Capital del Humor. Este honor es debido a que es sede de la Bienal Internacional del Humor desde 1979. En esta ciudad se encuentra el primer Museo del Humor en Cuba, único en su tipo en toda América Latina. El recinto atesora las primeras caricaturas que se publicaron en la isla en 1848 así como miles de trabajos de autores de diferentes países. En las afueras de esta ciudad de cerca de 34.000 habitantes tiene su sede la Escuela Internacional de Cine y Televisión creada en 1986 bajo el auspicio de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano presidida por Gabriel García Márquez. Fundado por Fernando Birri como director-fundador, Dolores Calviño Valdes-Fauly como vicedirectora, Elsa Oliva subdirectora Administrativa y Alejandro Eddy Delgado Torres subdirector económico. Este centro goza de gran prestigio a nivel continental.

Historia

La fértil llanura del Hato de Ariguanabo, donde se encuentra ubicada la ciudad, fue cedida a Juan de Rojas entre 1515 y 1519 y ratificado su traspaso el 18 de marzo de 1519. El sitio era un bosque en el cual abundaban las maderas preciosas. A partir de la persecución de los vegueros que se rebelaron en 1723, se empezó a fomentar la creación de pequeños conucos en las tierras realengas junto al río Ariguanabo. En dichas parcelas se cultivaba tabaco y otros frutos. Para 1745 este disperso caserío empieza a mencionarse en algunos documentos.

Siglo XVIII

A partir de 1760 ante la inminente guerra con Inglaterra, España incrementó la construcción de barcos en los astilleros de La Habana, y la madera para los mismos se extrajo de las haciendas de Rancho (Boyeros), Alquízar, Güira de Melena y del Hato de Ariguanabo, donde abundaban el cedro y la caoba.

En 1765 cuando se concedió el título de marqués de Monte Hermoso a don Agustín de Cárdena, señor de la comarca, ya existía un caserío, aunque muy disperso, con el nombre de San Antonio Abad o San Antonio del Ariguanabo en esta zona.

El corte de madera en el bosque posibilitó el incremento del cruce por el camino real, y de este tráfico de maderas, con destino a la construcción de barcos de guerra, surgió la idea a un canario de establecer una taberna, en el lugar en que el camino de La Habana atravesaba el río Ariguanabo. Se sentó así las bases para la creación de un caserío más compacto, pues los antiguos vecinos de la zona estaban establecidos en pequeños lotes de tierra a lo largo del río, algo distantes unos de otros. La existencia de la taberna consolidó la permanencia de quienes ya se habían establecido y aumentó el interés para los que con posterioridad se fueron avecindando a estos parajes.

En la segunda década del siglo XVII, se había establecido una Villa con el nombre de San Antonio Abad. Así se llamó hasta el comienzo de la fundación del pueblo, cuando los baños en el río Ariguanabo se hicieron famosos entre las clases adineradas de La Habana, quienes los tenían como medicinales y hasta milagrosos. El nombre de San Antonio Abad fue creciendo por la fama de los baños y poco después perdió el Abad convirtiéndose en San Antonio de los Baños. En la Real Cédula de 1794 se creó en San Antonio un señorío jurisdiccional. En dicha cédula se decía que la preeminencia otorgada al marqués de Montehermosofuera perpetua en los de su familia, pero la cédula de confirmación de la Villa (de 1832) decía que era limitado a solo los días del actual marqués y no más.

La Revolución de Haití, en el período 1791-1803, destruyó las plantaciones de caña y los cafetales en esa vecina isla, que era entonces el primer suministrador de estos productos al mercado internacional. Este hecho influyó considerablemente en el proceso histórico de Cuba y de la región. A partir de 1800 se inició la siembra del café en la zona, con la llegada de los franceses salidos de Haití durante su proceso revolucionario, y su cultivo se incrementó, de tal forma, que en poco tiempo prácticamente todas las buenas tierras fueron convertidas en cafetales.

El segundo marqués de Montehermoso, Gabriel María de Cárdenas, rico y notable cubano, figura prominente del Reformismo, ayudado por Francisco de Arango y Parreño, quien en 1792 había presentado un trabajo ante la corona española titulado "Discurso sobre la agricultura de La Habana y medios para fomentarla" y gozaba de gran prestigio y autoridad entre los terratenientes criollos, así como por el capitán general de la Isla, Luis de las Casas, logró conseguir el asentamiento de una gran cantidad de emigrados franceses en la jurisdicción de San Antonio, donde había fundado su villa cabecera, los que propiciaron el desarrollo agrícola de la zona con el fomento de una gran cantidad de bellos cafetales y la construcción de magníficas viviendas, con hermosos jardines.

La independencia

Antigua Cárcel Pública. En la actualidad es la Secundaria Básica Roberto Valdés SAntos

La invasión de Napoleón a España, en 1808, provocó un caos, que culminó con el cautiverio de Fernando VII. La ocupación francesa de la Península fue aprovechada por las colonias hispanas de América para lanzarse a la lucha por la independencia.

Las colonias españolas de América quedaron a la deriva, bajo el mando de la Junta Suprema, radicada en Sevilla, la cual inicia una feroz persecución contra los franceses radicados en aquéllas. En circular de 28 de julio de 1808, el capitán general de Cuba ordena al marqués de Monte Hermoso que todos los franceses existentes en la Villa de San Antonio que no estén naturalizados, habiendo prestado el juramento de fidelidad y vasallaje al Rey de España, deben salir a la mayor brevedad fuera de la Isla.

La expulsión de los franceses causó en la región del Ariguanabo serios trastornos económicos; la producción disminuyó y algunas fincas fueron abandonadas por falta de atención. Durante la Guerra de Independencia y particularmente durante el triste episodio de la Reconcentración de Weyler, San Antonio, vio desfilar a miles de personas venidas de los campos y de otros términos, donde dejaban sus cultivos y viviendas, que el ejército colonial quemaba para que no pudieran ser utilizadas por los independentistas cubanos. En 1896 se inicia la invasión a la provincia de La Habana por parte de las fuerzas invasoras y las cercanías de San Antonio son escenario de varios enfrentamientos entre peninsulares y mambises. El día 4 de enero de ese año el Generalísimo Máximo Gómez y el Mayor General Antonio Maceo entran en Güira de Melena haciendo prisioneros a los colonialistas. El día 5 penetran como parte de las fuerzas invasoras en Alquízar y Ceiba del Agua, sin encontrar resistencia. El 6 de enero se produce la rendición de Vereda Nueva y Guayabal y por la tarde, después de atravesar la laguna de Ariguanabo, las de Hoyo Colorado ( Bauta), Punta Brava, el Cano y Caimito. Esa misma noche, las fuerzas de Gómez y Maceo acampa en el ingenio Baracoa, de Perfecto Lacoste. El día 7 se forman dos columnas: la de Maceo, que tiene como objetivo invadir a Pinar del Río y la de Gómez, que se queda operando en La Habana y Matanzas. El 9 de enero el Generalísimo llega al ingenio La Luz; el 11, en el ingenio Mi Rosa, participa en un fuerte combate con las fuerzas coloniales; el 12 se aloja en el ingenio Fajardo; el 13 está en La Salud y Bejucal donde encuentra resistencia, y el 14 ataca de nuevo Bejucal, donde Gómez desiste de tomarlo y dobla a la derecha emprendiendo la marcha a San Antonio de los Baños. A medio camino Gómez cambia la dirección hacía el sur, estaba herido en una pierna. El día 16 de febrero acampa en la Encrucijada, en la carretera de Alquízar a San Antonio; y el 17 pasan a la vista de San Antonio de los Baños.

Other Languages