San Ángel (Ciudad de México)

San Ángel
Barrio de Ciudad de México
Cerrada de Amargura.jpg
Delegación Álvaro Obregón
PaísBandera de México México
• CiudadBandera de Ciudad de México Ciudad de México
Ubicación19°20′49″N 99°11′13″O / 19°20′49″N 99°11′13″O / -99.187
LímitesNorte: Río San Ángel, León Felipe
Este: Avenida de los Insurgentes
Oeste: Reyna, Hermenegildo Galeana, San Antonio, Guerrero, Miguel Hidalgo, San Luis Potosí, Frontera, Presa, Donato Guerra
Sur: Eje 10 Sur
Día del barrio16 de Julio

San Ángel es un pueblo originario de la delegación Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, asociado estrechamente por motivos históricos, urbanísticos y funcionales a los barrios de Tizapán, Chimalistac, Altavista, y Tlacopac. Su nombre actual proviene del colegio de San Ángel Mártir, el cual fue fundado por la orden carmelita, siendo su principal monumento histórico; es actualmente un museo de arte colonial.[1]

San Ángel y su entorno son célebres por su historia, monumentos y arquitectura civil y religiosa, así como por sus museos, plazas, calles y fiestas tradicionales. Alberga uno de los mercados de arte popular más importantes del país, así como un gran número de galerías de arte. Desde 1856 es la sede de la Feria de las Flores.

En 1934 San Ángel obtuvo la Declaratoria de Pueblo Típico Pintoresco; y en 1987 un decreto presidencial lo declaró zona de monumentos históricos.

Localización

San Ángel se halla al suroeste del Valle de México. Al poniente se inician las primeras estribaciones de la Sierra de las Cruces; al sur, se encuentra el pedregal de San Ángel, resultado de la erupción del Xitle. Inicialmente era una zona boscosa, de clima frío templado y húmedo, abundante en aguas, rodeado de huertas, de otros pequeños pueblos y malpaíses. La densa urbanización contemporánea ha modificado el clima, haciéndolo más cálido y seco. Está atravesado por el río Magdalena, actualmente entubado en este trayecto.

La actual colonia San Ángel forma parte de la delegación Álvaro Obregón. Limita al norte con las colonias Guadalupe Inn y Campestre, al poniente con Tlacopac, San Ángel Inn y Progreso Tizapan, al sur con Loreto y al oriente con las colonias Chimalistac, Hacienda de Guadalupe Chimalistac y Agrícola.

El Código Postal de la zona es 01000 y conforma la sección 10-192 del Instituto Electoral del Distrito Federal.[2]​ Sus principales vías de acceso son la Avenida Revolución (Eje 4 Poniente) y la Avenida de los Insurgentes, sobre la que se encuentran las estaciones La Bombilla y Doctor Gálvez del Metrobús. La estaciones más cercanas del Metro son Miguel Ángel de Quevedo de la línea 3 y Barranca del Muerto de la línea 7, del Metro.

Existen terminales del transporte público concesionado en el Paradero las Palmas (calle Doctor Gálvez), en Avenida Revolución (frente al Mercado de las Flores) y en la esquina de Avenida Revolución y el Eje 10 Sur Río Magdalena.

Historia

En la región de San Ángel existía un pequeño asentamiento indígena tepaneca llamado Tenanitla ("en el muro de piedra", en náhuatl), también denominado Tenantitlan o Atenantitlan, dependiente primero del altépetl o señorío de Coyohuacan y luego, en la colonia, del gobernador y república de indios de lo que pasó a llamarse Coyoacán.

Los dominicos, establecidos en el convento de San Juan Bautista de Coyoacán, fundaron hacia 1535 una ermita o pequeña capilla en Tenanitla con la advocación de la Virgen del Rosario, para enseñanza de la doctrina de los indios, que funcionaba como “visita”. En 1596 la capilla fue dedicada a San Jacinto de Cracovia o de Polonia. Iniciaron también la construcción de un convento, concluido en 1602.

Inscripción en el templo de San Jacinto

Posteriormente, un noble indígena cedió terrenos a la orden carmelita para establecerse junto a Chimalistac. El renombrado arquitecto de esta orden, fray Andrés de San Miguel, construyó a partir de 1615 el Colegio de San Ángel Mártir y a partir de 1624 la iglesia de la misma advocación. Los frailes crearon una enorme y renombrada huerta cercada en todo su perímetro, que ocupaba gran parte de la actual colonia Chimalistac; tenía gran cantidad de árboles frutales y obras hidráulicas que aprovechaban las aguas del río Magdalena. Las celebraciones que hasta la fecha se realizan en este barrio encuentran sus raíces en esa labor de los carmelitas.

En 1565 el segundo marqués del Valle estableció aquí un molino de trigo llamado Miraflores, que posteriormente pasó por diversos propietarios hasta que en el siglo XVIII se convirtió en una fábrica de papel nombrada “Nuestra Señora de Loreto”.

Templo de El Carmen visto desde la Plaza del Carmen en Avenida Revolución.

A fines el XVIII y a lo largo del XIX San Ángel se hizo popular como paseo y zona campestre. Algunos personajes construyeron residencias que hoy son patrimonio histórico, en los alrededores de la iglesia de San Jacinto.

El decreto de expulsión de españoles de 1828 afectó significativamente a la orden carmelita, porque la mayor parte de sus integrantes tenían ese origen. En 1833, las reformas liberales de Valentín Gómez Farías mermaron las rentas del colegio.

El 12 de septiembre de 1847 fueron ejecutados en la plaza de San Jacinto 71 soldados irlandeses y alemanes del Batallón de San Patricio, que lucharon en el Ejército Mexicano durante la guerra de intervención estadounidense. Una placa en dicha plaza recuerda su memoria en una antigua casona (Plaza San Jacinto 15) donde actualmente se halla la galería de arte Tocamadera. El Colegio fue ocupado por las tropas norteamericanas, lo cual acarreó la destrucción de partes del edificio, el saqueo de muchos de sus bienes, así como la tala y quema de árboles en la huerta.

El colegio carmelita fue clausurado por las Leyes de Reforma. En razón de la Ley Lerdo, las tierras y el edificio fueron vendidos o se los apropiaron diversos particulares, excepto una parte que fue empleada como cárcel y cuartel.

En 1874 Manuel Payno consiguió que el Colegio fuese entregado al ayuntamiento de San Ángel. No obstante, porciones importantes del edificio fueron vendidas a un particular en 1891 tras la destrucción de otras, como consecuencia de la prolongación del Ferrocarril del Valle hasta Tizapán.

Las nuevas necesidades de comunicación y transporte llevaron en 1866 a la construcción de una línea de ferrocarril entre la ciudad de México y San Ángel. El ferrocarril fue sustituido después, por problemas técnicos, por un tranvía tirado por mulas, hasta que en 1900 se estableció un servicio impulsado por energía eléctrica, que circuló hasta 1979. Aprovechando el trazo de la vía férrea, se abrió la calzada San Ángel (posteriormente, avenida Revolución).[3]

Desde la segunda mitad del siglo XIX y durante el porfiriato se vivió un proceso de industrialización, sobre todo con fábricas textiles en el corredor industrial que aprovechaba la fuerza hidráulica del río Magdalena en Tizapán y Magdalena Contreras, y que se sumaban a la antigua fábrica de papel de "Nuestra Señora de Loreto". Al norte de esta papelera se construyeron viviendas para obreros que aún subsisten (1a. a 4a. cerradas de Altamirano), y que son valiosos testimonios de la arquitectura popular.[5]

En 1906 se fraccionaron los terrenos de la antigua huerta carmelita para crear la colonia residencial "Huerta del Carmen", actualmente Chimalistac.

A principios del siglo XX, casi la cuarta parte de la población de San Ángel estaba compuesta de obreros. Las relaciones de trabajo y la defensa del salario provocaron conflictos, protestas y algunas huelgas. Los trabajadores formaron sindicatos, apoyaron al maderismo y durante la revolución algunos se integraron a los Batallones rojos.[6]

Placa conmemorativa Batallon de San Patricio.jpg

Posteriormente San Ángel cobró fama cuando el 15 de julio de 1928, en el restaurante La Bombilla, fue asesinado el presidente electo de la República, general Álvaro Obregón.

En 1929 se creó formalmente el Museo de El Carmen, con las obras que aún se conservaban del antiguo Colegio carmelita.

Mercado de San Ángel

La zona estuvo relativamente aislada del resto de la ciudad hasta los años 50. Antes de eso, ir a la Ciudad de México era un largo viaje el que se hacía en el tren o el tranvía que pasaba por Mixcoac. A partir de estos años ocurrió un proceso paulatino de urbanización hasta integrar a la población con la ciudad, con la consiguiente aparición de servicios públicos (notablemente, la escuela primaria pública "Doctor Porfirio Parra", en 1921[7]​), comercios y transportes.

Entre 1950 y 1962 se construyó, en el Pedregal de San Ángel, la Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México, con lo cual se abrió la vialidad hacia el sur y a la carretera a Cuernavaca.

En 1952 el trazo de la avenida Revolución dividió en dos partes a la población, al destruirse gran parte del atrio de la iglesia del antiguo colegio carmelita. En 1955 la extensión de la avenida de los Insurgentes separó San Ángel de lo que habían sido las huertas del colegio en Chimalistac, fragmentando lo que había sido una unidad histórica y arquitectónica.

En los años ochenta la maquinaria de la Fábrica de Papel Loreto y Peña Pobre se trasladó a Tlaxcala, y su edificio quedó abandonado durante años, hasta que fue convertido en un centro comercial que cuenta con un foro abierto donde se realizan distintas actividades de entretenimiento y culturales. Aquí se encuentra asimismo uno de los dos sitios del Museo Soumaya (1994).[8]

Actualmente San Ángel es un centro residencial, comercial, de comunicaciones, sitio de dependencias gubernamentales y uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad de México.

Other Languages
English: San Ángel
français: San Ángel
polski: San Ángel
português: San Ángel