Sam Taylor-Wood

Sam Taylor-Johnson
Sam Taylor-Wood & Aaron Johnson (cropped).jpg
Información personal
Nacimiento (49 años)
Croydon, Bandera de Reino Unido  Reino Unido
Nacionalidad Británica Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
Hijos 4
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Artista, Director de cine
Años activa ( 2006 - presente)
Miembro de
Distinciones
  • Oficial de la Orden del Imperio británico Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Sam Taylor-Johnson (nacida Taylor-Wood, 04 de marzo de 1967)[2] OBE es una directora de cine inglesa, fotógrafa y artista visual. Su debut en el cine como director fue en 2009 con Nowhere Boy, una película basada en las experiencias de la infancia del compositor y cantante de los Beatles, John Lennon. Es una de un grupo de artistas conocidos como los Young British Artists.

Biografía

Los padres de Taylor-Johnson se divorciaron cuando ella era una adolescente, y Samantha se fue a vivir con su madre y su padrastro a una comuna new-age. Cuando cumplió los dieciséis años, su madre la abandonó. Samantha tuvo problemas en los exámenes y le costó mucho entrar en la escuela de arte, cosa que finalmente consiguió. Tras llevar una discoteca y alternar otros trabajos, comenzó a realizar filmaciones cortas en vídeo y a tomar fotografías.

Algunos de sus trabajos incluyen filmaciones de David Beckham durmiendo, Elton John o Pet Shop Boys. Sus fotografías se exhiben en el museo Guggenheim, en la National Portrait Gallery de Londres y en las mejores galerías del mundo, siendo una de las más aclamadas artistas británicas del momento, lo que no impide a sus detractores opinar que su verdadero talento se encuentra en los números de teléfono de su agenda. Una agenda a la que dio buen uso en 2004 con la serie de fotografías Crying Men, veintisiete retratos de conocidos actores masculinos ( Laurence Fishburne, Sean Penn, Dustin Hoffman, Paul Newman, Willem Dafoe o Robert Downey Jr.) a los que sometió a la prueba de llorar de un modo sincero ante su cámara. Las imágenes nos plantean la pregunta de cuánto hay de verdad y cuánto de mentira en sus emociones.

En 1995 Taylor-Wood contrajo matrimonio con Jay Jopling, y su primera hija, Angelica, nació en 1997. Poco después, le diagnosticaron un cáncer de colon, que logró superar, pero en 1999, le diagnosticaron un cáncer de pecho que concluyó con una mastectomía. Su segundo hijo con Jopling nació en 2006.

Taylor-Johnson fue nominada para el Premio Turner en 1998 pero no gano.

En junio de 2012, Universal Pictures anunció que había contratado a Taylor-Johnson para dirigir la película Fifty Shades of Grey, la adaptación cinematográfica de la exitosa novela homónima publicada por E. L. James en 2011.[3]

Other Languages