Salto de esquí

Salto de esquí en 1905 en Canadá.
Instalaciones para el salto de esquí en Suiza.

El salto de esquí es un deporte de invierno que consiste en descender sobre esquís por una rampa para coger velocidad y luego iniciar el vuelo con el objetivo de aterrizar lo más lejos posible. Forma parte del programa de los Juegos Olímpicos de Invierno desde 1924.

Es una prueba que tiene una gran dificultad técnica y por ello requiere mucha preparación, pues el esquiador no solo tiene que saltar lo más lejos posible, sino que debe hacerlo en condiciones de seguridad y aterrizar sin contratiempos. Un accidente no solo le restaría puntuación sino que a menudo tiene consecuencias trágicas para el deportista. Por si fuera poco, durante el vuelo debe cuidar la armonía y la estética del movimiento, ya que además de la distancia unos jueces valorarán el estilo, influyendo ambos factores en la puntuación final.

Los saltos de esquí forman parte de otro deporte olímpico, la combinada nórdica, consistente en una combinación de saltos de esquí con una carrera de esquí de fondo.

Historia

Los saltos de esquí se originaron como casi todos los deportes de invierno en los países nórdicos de Europa. En la actualidad países como Polonia, Noruega, Eslovenia, Austria o Alemania compiten por la hegemonía con los esquiadores procedentes de Japón, aunque también países como República Checa o Suiza disponen de un gran nivel. La tecnología desempeña un papel cada vez mayor, y en la actualidad los esquiadores se someten a numerosas pruebas en túneles de viento para hallar la posición ideal que les permita aterrizar más lejos. Asimismo el equipamiento está orientado a ofrecer la mínima resistencia al aire.

Como deporte olímpico hizo su aparición ya en la primera edición de los juegos invernales, los Juegos Olímpicos de Chamonix 1924, donde se competía sobre un trampolín de 80 metros. El 1972 la federación internacional estableció como oficiales las actuales pruebas de K-90 y de K-120. La prueba por equipos es más reciente y se remonta a los Juegos Olímpicos de Calgary 1988, donde ganó el oro el equipo de Finlandia.

Las mujeres empezaron competir en esta disciplina en los años 1970, con pioneras como Anita Ward. La primera vez que compitió a nivel de Copa del Mundo fue la Copa del Mundo de Saltos de Esquí de 2011/12 y se alcanzó un escalón más cuando el salto de esquí femenino fue incluido como parte de los Juegos Olímpicos de Sochi 2014.

Other Languages
العربية: قفز تزلجي
беларуская (тарашкевіца)‎: Скачкі на лыжах з трампліну
български: Ски скокове
català: Salt d'esquí
Cymraeg: Neidio sgi
dansk: Skihop
Deutsch: Skispringen
Ελληνικά: Άλμα με σκι
English: Ski jumping
Esperanto: Skisaltado
euskara: Eski-jauzi
فارسی: اسکی پرش
suomi: Mäkihyppy
français: Saut à ski
magyar: Síugrás
Հայերեն: Դահուկացատկ
Interlingue: Ski-Saltation
íslenska: Skíðastökk
한국어: 스키 점프
Nederlands: Schansspringen
norsk nynorsk: Skihopping
norsk bokmål: Skihopping
português: Salto de esqui
Scots: Ski jumpin
srpskohrvatski / српскохрватски: Skijaški skokovi
Simple English: Ski jumping
slovenščina: Smučarski skoki
српски / srpski: Скијашки скокови
svenska: Backhoppning
Türkçe: Kayakla atlama
татарча/tatarça: Трамплиннан сикерү
West-Vlams: Schansspringn
中文: 跳台滑雪
粵語: 跳臺滑雪