Salto alto

El salto alto o salto en alto es una modalidad de salto ecuestre de potencia, en la cual un binomio ( jinete y caballo) debe franquear un único obstáculo en altura, realizando un salto conjunto. El concurso de salto alto tiene una serie de normas que regulan tanto la forma y disposición del obstáculo vertical, que es de forma oblicua ascendente, como su concurso por los binomios.

El récord mundial oficial vigente de salto alto se registró en Viña del Mar ( Chile) el 5 de febrero de 1949, cuando el capitán de caballería chileno Alberto Larraguibel Morales y el caballo «Huaso» (ex «Faithfull») lograron saltar un obstáculo de 2,47 m (8 ft 1¼ in) de altura. Es uno de los récords imbatidos más antiguos en la historia del deporte.[5]

Historia

Primeras épocas

Esther Stace realizando en 1915 un salto alto con monta a la amazona de una altura de 1,98 m (6 ft 6 in), en el "Sídney Royal Easter Show" de Sidney ( Australia). Dicho salto debió de requerir de una ayuda técnica en el momento del impulso.

Esta disciplina se incluye en Europa en los programas de los concursos hípicos desde la iniciación de estos eventos, en el año 1864 en Dublín, Irlanda. Posteriormente se expanderían a Inglaterra y el resto de Europa. En 1866 se celebró el Gran Concurso Hípico Internacional de París. En 1875 se realizan pruebas de salto alto en Viena, luego en los Países Bajos, Bélgica, Italia y Alemania.

En el marco de la Exposición Universal de París (1900), se incluyó durante los Juegos Olímpicos de 1900 la primera competición internacional de saltos ecuestres con tres pruebas individuales para jinetes, concurso de saltos, salto alto mixto y salto largo mixto. Para la prueba de salto alto mixto, los dos ganadores de la medalla de oro fueron el francés Dominique Maximien Gardères, montando a «Canéla», y el italiano Giovanni Giorgio Trissino, montando a «Oreste». Ambos binomios lograron batir un obstáculo de 1,85 m (6 ft ⅞ in).

En 1902 se realizó en Turín el Concurso Ecuestre Internacional, en el que participaron 147 jinetes de seis países. En el salto alto mixto, el vencedor fue el capitán italiano Federico Caprilli, quien estableció un récord mundial de 2,08 m (6 ft 9⅞ in) con su caballo «Melapo». Además Federico Caprilli, considerado el introductor de la equitación moderna con las técnicas de armonización del jinete al movimiento natural del caballo, aportó la innovación en la postura elemental del jinete o amazona de inclinación hacia adelante al tiempo del salto del caballo, lo que hizo que se pudieran superar obstáculos cada vez de mayor altura. Así, el salto de Federico Caprilli hizo que estallara un gran entusiasmo por esta disciplina en otros lugares del mundo, como por ejemplo en Estados Unidos, donde se comenzó a entrenar caballos especialmente para el salto alto, aumentando cada vez más su popularidad entre el público norteamericano. Posteriormente se continuaron los concursos en el que se realizaban intentos por mejorar el récord de salto alto, el cual se batía en contadas ocasiones, tanto a nivel nacional, continental y mundial.

En los años treinta del siglo XX se registraron los primeros récords mundiales homologados por la Federación Ecuestre Internacional, el de «Vol-au-Vent», montado por el jinete francés Christian de Castrie, en 1933 en París ( Francia), con 2,38 m (7 ft 9⅔ in), y el de «Osoppo», montado por el jinete italiano Antonio Gutierrez, en 1938 en Roma ( Italia), con 2,44 m (8 ft 0 in).

Récord mundial

Alberto Larraguibel y «Huaso», estableciendo el récord mundial vigente de salto alto con 2,47 m (8 ft 1¼ in), el 5 de febrero] de 1949, en Viña del Mar ( Chile).

A finales de los años 1940, los chilenos Alberto Larraguibel con el caballo «Huaso» y Luis Riquelme Sanz con el caballo «Chileno» venían mutuamente disputándose varios récords de salto alto, nacionales y continentales. En 1946, el capitán Rafael Monti Roa y «Faithfull» saltaron un obstáculo de 2,18 m (7 ft 1⅞ in), lo que estableció un nuevo récord chileno. Unos meses más tarde, ya en 1948, el teniente Luis Riquelme Sanz y «Chileno» saltaron un obstáculo de 2,33 m (7 ft 7¾ in), estableciendo el récord sudamericano. Pero pocos días después se volvió a superar de nuevo el récord por el teniente Alberto Larraguibel Morales y «Faithfull», con un salto de 2,37 m (7 ft 9⅓ in). Después de establecer dicho récord, al caballo, que entonces se llamaba «Faithfull», se le cambió el nombre por «Huaso» (que es la denominación que se le da al vaquero chileno).

El vigente récord mundial oficial se registró el 5 de febrero de 1949, en el marco de un Concurso de Saltos Internacional Oficial celebrado en la cancha de saltos del regimiento de coraceros de la ciudad de Viña del Mar ( Chile), con la participación de los equipos de salto de Bolivia, Colombia y Chile. A la final llegaron el capitán Alberto Larraguibel Morales con «Huaso» y Luis Riquelme Sanz con «Chileno». En el desempate el obstáculo fue colocado a 2,20 m (7 ft 2⅝ in).[nota 4]

Récord en monta a pelo

El 14 de noviembre de 1982 se establece en Dublín ( Irlanda) el récord mundial de salto alto en la modalidad de monta a pelo (sin silla de montar), cuando el jinete Michael Whitaker y el caballo «Red Flight» lograron saltar un obstáculo de 2,13 m (7 ft 0 in).[9]

Marcas y récords no oficiales o no confirmados

También se da cuenta de un récord mundial no oficial de salto alto que se realizó en circa 1931, cuando Fred Wettach Jr. y el caballo «King’s Own» lograron saltar un obstáculo de 2,53 m (8 ft 3½ in). Aunque el salto fue fotografiado y presentaba testigos, el récord no pudo ser homologado por la Federación Ecuestre Internacional, ya que no se realizó en el marco de un concurso de saltos oficial con carácter público y sólo fueron testigos unas pocas personas.[8]

Otros récords menos documentados son los del binomio formado por el jinete Richard Donnelly y el caballo «Heatherbloom», a los que se les atribuye dos saltos de récord mundial no oficiales, uno en 1902 de 2,49 m (8 ft 2 in) y otro posterior de 2,51 m (8 ft 3 in), aunque el récord oficial de este binomio es un salto alto de 2,40 m (7 ft 10½ in).[8]

Marcas y récord en monta a la amazona

No tendrían consideración alguna las marcas en monta a la amazona de la amazona estadounidense Emma Peek Marantette, que con el caballo «Filemaker» saltó 2,25 m (7 ft 4½ in), en Taunton, Massachusetts, el 7 de octubre de 1891;[13] y con el caballo «St. Patrick» saltó 2,40 m (7 ft 10¼ in) circa 1907. Dichas marcas, realizadas en el marco de espectáculos circenses y de exhibición ecuestre, estarían realizadas con ayudas técnicas para impulsar el salto.

Tampoco sería un récord oficial del mundo de salto alto en monta a la amazona el que ostentaba la amazona australiana Esther Stace de 1,98 m (6 ft 6 in), conseguido en 1915 en el "Sídney Royal Easter Show" de Sídney ( Australia). Aunque existe al menos una fotografía del salto alto, y se observan espectadores del mismo, sin embargo, este récord no se encuentra registrado oficialmente por ninguna institución ecuestre que lo certifique, y existen dudas sobre su veracidad, pues hay indicios de que el caballo que lo consiguió fue enseñado a saltar tomando impulso sobre un trampolín que se encontraba colocado delante del obstáculo y de ahí la postura característica que toma el caballo en el aire en el momento del franqueo del obstáculo, según se observa en la fotografía.[15]

En 1995 se realizó un récord de salto alto oficial, conseguido por la amazona inglesa Carolyn Wofford y el caballo «Solidarity», saltando 1,70 m (5 ft 7 in) en el Child's Equestrian Dream celebrado en el "Birchinley Manor Equestrian Centre" de Rochdale ( Inglaterra).[15]

El 28 de julio de 2012, en la prueba de potencia reservada para amazonas, celebrada en el "Aintree National Showing & Show Jumping Show" de Aintree ( Inglaterra) con la participación de 3 amazonas y 4 caballos. La amazona irlandesa Susan Oakes, que montó a los caballos «Crannagh Clover» y «Brandy and Red»; y realizó con «Brandy and Red» un salto alto oficial de 1,73 m (5 ft 8¼ in).[15]

Other Languages