Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar

Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar
ENCAÑIZADA002.jpg
Vista en la zona de las encañizadas.
Situación
PaísEspaña
DivisiónComunidad autónoma de la Región de Murcia
SubdivisiónComarca del Mar Menor
EcorregiónMar Menor
Localidad más cercanaSan Pedro del Pinatar
Coordenadas37°49′44″N 0°45′59″O / 37°49′44″N 0°45′59″O / -0.766296
Datos generales
AdministraciónComunidad autónoma de la Región de Murcia
Grado de protecciónParque natural
Fecha de creación1985
LegislaciónDecreto nº44/1995.
N.º de localidades1
Superficie856 ha
Plano del parque.
Plano del parque.
[editar datos en Wikidata]

Las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar son un Espacio Natural Protegido de la Región de Murcia. Es un humedal con arenales situado en la parte norte del Mar Menor. En el interior del espacio protegido existe un puerto y unas salinas en explotación. En verano sus playas están bastante concurridas, existiendo una tradición en baños de lodo.

Generalidades

En 1985 se consideran como reserva natural protegida y en 1992 se convierten en Parque Regional.[1]

Se trata de una zona húmeda con arenales que limita al sur con las encañizadas, que comunican el Mar Menor con el Mediterráneo. Desde 1994 se incluye en la Lista de Humedales de Importancia Internacional (según el convenio RAMSAR),[4]​ Forma parte importante del Mar Menor que es una Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM). Tiene una extensión de 856 hectáreas y pertenece a los municipios de San Pedro del Pinatar y San Javier. Desde enero de 2002 funciona el [Centro de Visitantes "Las Salinas"] a la entrada al Parque Regional. Es, por lo tanto, una zona de gran relevancia por su diversidad de especies y sus características físicas.

En este caso se trata de hacer compatible la conservación de su riqueza natural con la explotación de Las Salinas. Aunque se encuentra rodeado de una gran presión urbanística, como sucede, en general, en todo el litoral mediterráneo. Por consiguiente, se produce una confluencia de intereses turísticos, ambientales y comerciales con una cierta "tensión entre ellos". Como primera aproximación conviene saber que en el parque (o sus inmediaciones) se encuentran: seis playas; un puerto con uso: pesquero, deportivo y acuícola; la explotación salinera; varios restaurantes; un cordón dunar natural de 7 km. de longitud; y una flora y fauna de gran importancia.