Sales minerales

Las sales minerales son compuestos inorgánicos fundamentalmente iónicos. « Una sal es un compuesto químico consistente en una combinación de cationes y aniones. Sin embargo, si se halla presente el catión H3O+ el compuesto se describe normalmente como un ácido ».[2]

Las sales minerales disueltas en agua siempre están ionizadas. Estas sales tienen función estructural y funciones de regulación del pH, de la presión osmótica y de reacciones bioquímicas, en las que intervienen iones específicos. Participan en reacciones químicas a niveles electrolíticos.

Sales minerales en los seres vivos

Los procesos vitales requieren la presencia de ciertas sales bajo la forma de iones como los cloruros, los carbonatos y los sulfatos.

Las sales minerales se pueden encontrar en los seres vivos de tres formas:

Precipitadas

Constituyen:

En forma precipitada, las sales minerales, forman estructuras duras, que proporcionan estructura o protección al ser que las posee. También actúan con función reguladora. Ejemplo: Otolitos

Ionizadas

Las sales disueltas en agua manifiestan cargas positivas o negativas. Los cationes más abundantes en la composición de los seres vivos son Na+, K+, Ca2+, Mg2+, NH4+. Los aniones más representativos en la composición de los seres vivos son Cl, PO43−, CO32−, HCO3. Las sales disueltas en agua pueden realizar funciones tales como:

Asociadas a moléculas

Dentro de este grupo se encuentran las fosfoproteínas y los fosfolípidos.

Los iones de las sales pueden asociarse a moléculas, realizando funciones que tanto el ion como la molécula no realizarían por separado.

De tal manera que las sales minerales están asociadas a las moléculas orgánicas y suborgánicas.

Other Languages
euskara: Gatz mineral
français: Sel minéral