Sales biliares

Ácido Taurocólico.
Ácido Glicocólico.

Las sales biliares son las sales de los ácidos biliares, pueden ser sales sódicas o potásicas. Los ácidos modificados taurocólico y glicocólico, también tienen sales.[1]

Se forman a partir de los ácidos biliares secundarios (ácidos biliares conjugados con aminoácidos) que son unidos a un ion de sodio o potasio para formar un sal. Las sales biliares son la forma en que el cuerpo guarda los ácidos biliares en la vesícula biliar y son secretados al intestino para la digestión de lípidos.[2]

Los lípidos son apolares y necesitan de las sales biliares para estabilizar la emulsión y para facilitar el contacto entre enzima y sustrato, lo que permite la metabolización de los lípidos y su absorción en la pared intestinal.[3]

Referencias y notas

  1. Álvarez Alcalde, María de las Mercedes (2010). Univ Santiago de Compostela, ed. Estructuras supramoleculares generadas por derivados de ácidos biliares y ciclodextrinas.. Consultado el 4 de diciembre de 2016. 
  2. «fisiologia-animal/sales-biliares». biologia.laguia2000.com. 
  3. Arias, Jaime (2000). Enfermería médico quirúrgica: II.. Editorial Tebar. p. 559. ISBN  84-95447-03-7. Consultado el 4 de diciembre de 2016. 
Other Languages
català: Sal biliar