S-21

Este artículo trata de la historia de S-21. Para la descripción y material del Museo del Genocidio, ver Tuol Sleng.


S-21, también conocido "Oficina S-21" o Santebal (en idioma jemer "Seguridad Especial"), fue un centro de interrogación, tortura y ejecución creado por el régimen de los jemeres rojos en Phnom Penh para eliminar personas consideradas enemigas del Estado de la Kampuchea Democrática. "S-21" significa " Prisión de Seguridad 21" y fue creada en las instalaciones de un antiguo y prestigioso "Instituto Tuol Svay Prey". También se le conoció como Tuol Sleng cuyo nombre significa en idioma jemer "colina de los árboles venenosos". La prisión fue inaugurada en mayo de 1976 y diseñada por Kaing Guek Eav (Duch), quien fue la mayor parte del tiempo su director hasta el 7 de enero de 1979, día en el que huyó del lugar ante la invasión vietnamita de Phnom Penh.

La prisión era de carácter secreto y por ella pasaron al menos 14.000 personas entre 1976 y 1979, de las cuales sólo sobrevivieron 12, entre ellas 5 niños. Fue adaptada para retener prisioneros por un largo tiempo. Para evitar la fuga de los reos, sus edificios se cerraron con alambre de espino y las ventanas se cubrieron con barras de hierro. Las antiguas aulas fueron subdivididas en pequeñas celdas individuales de ladrillo y en los pisos superiores se dejaron para reclusión colectiva.

Los prisioneros venían de diversos orígenes: en principio los miembros del depuesto gobierno o personas relacionadas con el mismo, después vietnamitas, chinos y personas consideradas por cualquier razón "enemigos de estado" y por último los mismos camaradas acusados de "atentar contra el partido".

Historia

M-13

S-21 deriva de los sistemas de seguridad que las guerrillas de los jemeres rojos establecieron en las selvas en su tiempo de combate al dictador Lon Nol y su alianza con los Estados Unidos entre 1970 y 1975. Una de las figuras que se destacaría como jefe de los servicios de seguridad fue el Camarada Duch, al cual Vorn Vet y Son Sen encargaron en 1971 con el fin de "detectar enemigos ocultos".[1]

La primera prisión de seguridad de los jemeres rojos en su primera fase como guerrillas fue conocida como Oficina M-13, con la misión de purgar las filas revolucionarias de infiltrados, especialmente de camboyanos venidos desde Vietnam del Norte.[2]

Con la caída de Phnom Penh bajo el mando de los jemeres rojos en abril de 1975, M-13 fue transferida a la capital y la responsabilidad de su organización fue dada nuevamente a Duch.

Oficina 15

El primer nombre que recibió la prisión fue Oficina 15 entre abril y octubre de 1975. Desde octubre aparecen documentos con la firma de Duch como director.[3]

En los primeros meses del régimen, Duch repartió su tiempo entre organizar la prisión y dirigir pequeños centros de interrogación cercanos a Phnom Penh. También llevó a la nueva prisión varios de los detenidos que tenía de M-13 y los cuales estarían en S-21 hasta su ejecución.[4]

S-21

En los siguientes años, Santebal funcionó como el Centro Interrogatorio de Seguridad de Estado[6]

En enero de 1979 las tropas vietnamitas ocuparon la desolada capital de Camboya. El director de Santebal ordenó la ejecución de los prisioneros y huyó del lugar. Dos soldados y periodistas vietnamitas, el camarógrafo Ho Van Tay y el periodista Dinh Phong, ingresaron a S-21 y filmaron las escenas en las que se veía los cadáveres de los prisioneros recién asesinados. En el video se muestran cinco niños vivos que se ocultaron entre una pila de ropa antes de que los verdugos pudieran encontrarlos.[8]

Para las tropas vietnamitas, el descubrimiento de S-21 fue una evidencia de que el régimen de Pol Pot había realizado actos horrorosos.[9] Por esta razón, la fuerza ocupante ordenó la transformación del lugar en un museo de los crímenes de guerra de los jemeres rojos y fue abierta a la entonces incrédula opinión internacional.

Pronto el lugar atrajo periodistas, escritores e investigadores, los cuales fueron los principales encargados de registrar, microfilmar, analizar y sistematizar todas las evidencias producidas en la prisión.

Entre 1992 y 1993 la Universidad de Cornell y el Ministerio de Cultura de Camboya, dirigieron la microfilmación de todos los documentos y evidencias que fueron encontrados en la prisión. El acto fue supervisado por los jueces Judy Ledgerwood, John Marston y Lya Badgey.[10]

En mayo de 1999 un periodista británico, Nic Dunlop, hizo una entrevista a un hombre de Battambang que le confesó ser Duch, el director de S-21. La publicación de ese entrevista ocasionó su arresto y Duch, del cual no se tenían noticias después de que había huido de S-21 en enero de 1979, fue conducido a una prisión militar en Phnom Penh en donde permaneció hasta julio de 2007 sin seguírsele un proceso legal.[11]

El 31 de julio de 2007 fue conducido al centro de detención del Tribunal Internacional de Camboya para ser juzgado por sus responsabilidades en S-21, acusado de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, tortura y genocidio.

Other Languages
Nederlands: Tuol Sleng Museum