Súcubo

Talla de súcubo alado en el exterior de una taberna inglesa, lo que sugiere que adentro pudiera haber un burdel.

El súcubo (del latín succŭbus, de succubare, «reposar debajo»), según las leyendas medievales occidentales, es un demonio que toma la forma de una mujer atractiva para seducir a los varones, sobre todo a los adolescentes y a los monjes, introduciéndose en sus sueños y fantasías. En general son mujeres de gran sensualidad y de una extrema belleza incandescente.

El mito del súcubo pudo haber surgido como explicación del fenómeno de las poluciones nocturnas y la parálisis del sueño. Según otras perspectivas, las experiencias de visitas sobrenaturales claras pueden ocurrir por la noche en forma de alucinación hipnagógica.

En el siglo XVI, una talla o escultura de un súcubo fuera de una posada, indicaba que también funcionaba como burdel.[1]

Etimología

La palabra «súcubo» proviene de una alteración de la palabra succuba; la propia palabra deriva del prefijo sub- que significa «debajo de, debajo», y del verbo cubo, cubare, que significa «yacer». Por lo tanto, el súcubo es alguien que queda bajo otra persona, mientras que un Incubus (latín in-, la posición en este caso es «dentro») es alguien que queda dentro otra persona.[2]

Other Languages
العربية: سعلوة
български: Сукуб
বাংলা: সাকিউবাস
brezhoneg: Sukub
català: Súcube
čeština: Succubus
Cymraeg: Swcwbws
dansk: Succubus
Ελληνικά: Σούκουμπους
English: Succubus
Esperanto: Sukubo
euskara: Sukubo
suomi: Succubus
français: Succube
עברית: סוקובוס
hrvatski: Sukub
Bahasa Indonesia: Succubus
Ido: Sukubo
íslenska: Succubus
italiano: Succubo
한국어: 서큐버스
lietuvių: Sukubai
Nederlands: Succubus
norsk bokmål: Succubus
polski: Sukkub
português: Súcubo
română: Succubus
русский: Суккуб
sardu: Succuba
srpskohrvatski / српскохрватски: Sukub
српски / srpski: Сукуба
svenska: Succuba
Tagalog: Sukubo
українська: Сукуб
Tiếng Việt: Succubus
中文: 魅魔