Síndrome de la nariz vacía

Síndrome de la nariz vacía
Samples-of-ENS-CT's.jpg
La primera imagen muestra un TAC de un sujeto con la anatomía nasal normal. Las tres siguientes imágenes muestran las de pacientes que padecen el SNV tras haberse sometido a turbinectomías de los cornetes inferiores, medios e inferiores y medios, respectivamente.
Wikipedia no es un consultorio médico  Aviso médico 
[ editar datos en Wikidata]

El síndrome de la nariz vacía (SNV) –denominado en lengua inglesa empty nose syndrome (ENS)- es el término médico acuñado por el Dr. Eugene Kern de la Clínica Mayo en 1994 para describir una afección nasal crónica, debilitante, rara e iatrogénica que es causada cuando la fisiología nasal resulta dañada-lisiada por una excesiva resección o reducción de los cornetes nasales inferiores y/o de los cornetes medios que los incapacita para desempeñar su función.

Los principales síntomas que sufren los pacientes son sequedad de la mucosa nasal con partes de la misma que sufren metaplasia escamosa, congestión del resto de los tejidos nasales y obstucción paradójica (pérdida de la sensibilidad al flujo aéreo nasal), lo que da lugar a que los pacientes sufran aturdimiento, mareo e incluso disnea. Los pacientes manifiestan que estos síntomas afectan gravemente a su calidad de vida y a su bienestar, ya que les impiden concentrarse, les provocan una preocupación constante por sus dificultades respiratorias, les generan ansiedad y les causan depresión clínica.

Parece que en muchos casos los síntomas comienzan a manifestarse plenamente sólo tras años después de la cirugía (8 años por término medio).[1]

La terapia no quirúrgica para tratar los síntomas se centra en realizar lavados nasales a diario, en la aplicación endonasal de geles y cremas hidratantes y en la toma de antidepresivos para tratar la depresión -más del 50% de los pacientes sufren depresión clínica- y la ansiedad, cuando éstas se presentan.

En la actualidad el tratamiento quirúrgico tiene por finalidad tratar de estrechar la fosa nasal creando un "nuevo cornete" con materiales de implante submucosos (hueso, cartílago) y materiales de implante comerciales biológicos o sintéticos (Alloderm o Plastipore), implantados en el septum o en la pared lateral de la fosa nasal.

Estructura de los cornetes.

Síntomas físicos y patología

Los pacientes con el SNV pueden sufrir diversas dolencias. Pero una de las principales consiste en su dificultad para respirar profunda y lentamente, pese a tener una vía aérea o fosa nasal muy despejada. A este síntoma se lo conoce con el nombre de "obstrucción nasal paradójica", consistente principalmente en la pérdida de velocidad del flujo aéreo nasal, en que éste no se dirige hacia el meato medio y en la pérdida de su sensación.

También sufren dolor o quemazón al inspirar aire frío, drenaje, dificultad para sonarse la nariz, sequedad nasal, costras y dificultad para dormir bien lo que les conduce a la fatiga o cansancio crónico.

La gravedad de esas dolencias difiere considerablemente de un sujeto a otro. Algunos pacientes padecen sólo ligeros síntomas, mientras que otros pueden ser considerados "verdaderos lisiados nasales", estando su calidad de vida enormemente mermada. La severidad de los síntomas normalmente se corresponde con la cantidad de tejido turbinal eliminado, con la localización de la resección efectuada (anterior, posterior o antero-posterior) y, por supuesto, del estado de la mucosa restante.

Bajo examen la cavidad nasal aparece anormalmente espaciosa, carente de uno o de ambos cornetes inferiores y/o medios o de parte de ellos. La patología de la mucosa varía enormemente. En algunos pacientes la mucosa está seca y pálida a causa de la metaplasia, mientras que en otros está roja a causa de las infecciones crónicas. Asimismo, los pacientes podrían tener costras.

Se cree que las causas de los síntomas son la alteración de la aerodinámica del flujo aéreo nasal, la pérdida de receptores sensoriales de la nariz y la disminución de la resistencia nasal debidas a la eliminación excesiva de tejido turbinal, en particular a la eliminación de porción anterior del cornete inferior.[2]

Los pacientes, además, pueden manifestar los siguientes síntomas:

  • Sensación de vacío nasal.
  • Puede ocurrir que la nariz apenas produzca moco o, todo lo contrario, que los pacientes sufran episodios de rinorrea excesiva.
  • La nariz de los pacientes con el SNV puede expeler un olor nausabundo.
  • Asimismo, sienten mucosidad espesa en la parte posterior de la garganta.
  • Hiperventilación.
  • Cierta sequedad ocular y de la piel.
  • Dificultades del habla.
  • Sinusitis crónica, goteo postnasal, presión en los oídos y/o líquidos en los mismos.
  • Empeoramiento de las síntomas previos a la cirugía nasal como la rinitis alérgica.
  • Dolor facial, dental y de cabeza recurrentes.
  • Desórdenes respiratorios del sueño (sueño superficial y/o apnea obstructiva del sueño) por lo que sesienten cansados al levantarse por la mañana. Su sueño no es reparador por lo que pueden llegar a padecer una fatiga crónica.
  • Pesadillas.
  • Aturdimiento y dificultad para concentrarse (“aprosexia nasalis”), así como para realizar tareas mentales.
  • Hipertensión.
  • Desequilibrios metabólicos y hormonales.
  • Reflujo gastroesofágico (GERD).
  • Ganancia significativa de peso.
  • Incremento de la sensibilidad pulmunar a agentes irritantes volátiles, tales como perfumes fuertes y al aire frío.
  • Disminución del sentido del olfato y/o gusto. Este síntoma puede dar lugar a confusión porque, pese a existir una disminución del sentido del olfato al mismo tiempo también tiene lugar una hipersensibilidad a los componentes químicos ligeros y volátiles, como los humos y los agentes irritantes.
  • Falta de energía.
  • Estrés
  • Desesperanza, deseos suicidas -se han registrados suicidios de estos pacientes-, apatía, sentimiento de agobio, están irritables, tienden a evitar el contacto social y sufren pérdida de autoestima y del bienestar.
Other Languages