Símbolo fálico

Relieve itifálico del neter o dios egipcio Min.
Figura ibera itifálica ( M.A.N., Madrid).
Estatuilla en terracota mochica representa a un ser dotado de un gran pene por lo que resulta semejante al mítico Kurupí de las creencias avá ( Museo de La Plata, Buenos Aires).

El símbolo fálico (del latín phallus y este del griego φαλλός, phallos) remite a los conceptos de virilidad y fecundidad y ha estado presente en la cultura desde la Antigüedad. Se trata de cualquier objeto que se asemeje visualmente a un pene o actos similares refiriéndose a estos símbolos como «algo fálico». El uso o culto de estos símbolos se suele denominar falismo, neologismo aún no aceptado por la Real Academia Española.

Anatomía física

El falo se refiere al pene erguido o, más raramente, al clítoris; particularmente durante el desarrollo fetal es evidente antes de la diferenciación sexual. También hace referencia al órgano sexual masculino de ciertos pájaros, diferenciándolo anatómicamente del pene de un mamífero.

Other Languages