Sátiro

Sátiro portando una columna en el techo de la Sala de las Batallas del Real Sitio de El Escorial, en la Comunidad de Madrid, España. A ambos lados de una figura existe un sátiro portando una columna, esquema que es repetido varias veces en la decoración del techo.

Los sátiros (en griego Σάτυροι, Satyroi) son criaturas masculinas —las sátiras son una invención posterior de los poetas— que en la mitología griega acompañaban a Pan y Dioniso, vagando por bosques y montañas. En la mitología están a menudo relacionados con un desaforado apetito sexual.

Mitología

Los sátiros, relacionados con las Ménades, forman el «cortejo dionisíaco» que acompaña al dios Dioniso. Pueden estar también asociados con el dios Pan. Algunas tradiciones consideran a Sileno padre de la tribu de los sátiros. Los tres mayores de éstos, llamados Marón, Leneo y Astreo, eran iguales a su padre, y por ellos fueron también conocidos como silenos. Según algunas versiones del mito, habrían sido ellos los padres de los sátiros (de los que entonces sería Sileno su abuelo). Los tres estuvieron en el séquito de Dioniso cuando éste viajó a la India, y de hecho Astreo era el conductor de su carro.

Se les representa de varias formas; la más común (y básicamente romana) es la de una criatura mitad hombre mitad carnero, con orejas puntiagudas y cuernos en la cabeza, abundante cabellera, una nariz chata, cola de cabra y un priapismo permanente. A menudo llevan pieles de animales, de pantera (atributo de, por ejemplo, Dioniso). Las representaciones romanas confundían a los sátiros con los faunos, quienes solían tener piernas de chivo. La confusión ha perdurado incluso en obras de arte contemporáneas, como el «fauno danzante» de Lequesne, que es más bien un sátiro.

Se les ha representado en varias edades de su vida. Los menores son llamados satyrisci, y se los representa como graciosos jóvenes: el sátiro Anapauomenos («en descanso»), atribuido a Praxíteles, es el mejor ejemplo. Los sátiros mayores son llamados silenos, por Sileno, preceptor de Dioniso, y se les representa como de una gran fealdad. Aparecen a menudo con una copa o un tirso en la mano, en actitud de bailar con las ninfas, a las que a menudo persiguen.

Los sátiros son criaturas alegres y pícaras, aunque su carácter desenfadado y festivo puede volverse peligroso e incluso violento. Como criaturas dionisíacas, son amantes del vino, las mujeres y disfrutan de los placeres físicos. Bailan al son de aulos, címbalos, castañuelas y gaitas. Tienen un baile especial llamado sikinnis. Debido a su gusto por el vino, a menudo aparecen sosteniendo copas y aparecen en la decoración de vasijas y vinajeras.

Mitología y arte griegos

Sátiro y ménade en una vasija en torno al 500 a. C. en el museo del Louvre, París.

En el arte griego arcaico, los sátiros aparecen como criaturas ancianas y feas, pero en un período posterior, especialmente en las obras de la escuela ática, su fealdad es suavizada con un aspecto más grácil y juvenil.

Esta transformación o humanización del sátiro aparece en el arte griego tardío. Otro ejemplo de este cambio se produce en las representaciones de Medusa y las amazonas, personajes tradicionalmente consideradas como salvajes e incivilizadas. La representación compasiva y humanizada del sátiro de Praxíteles, conocido como "Sátiro en reposo" es un claro ejemplo de esta evolución.

Aunque no son mencionados por Homero, en un fragmento de las obras de Hesíodo se dice que los sátiros son hermanos de las ninfas de las montañas y de los curetes, fuertemente conectados con el culto de Dionisos y que son criaturas caprichosas e indignas. En el culto de Dionisos los seguidores masculinos son conocidos como sátiros y los femeninos como ménades o bacantes.

En la antigua Grecia existía una especie de drama que relataba las leyendas de dioses y héroes, y el coro estaba formado por sátiros y silenos. En las obras teatrales atenienses del siglo V a. C. el coro comentaba la acción principal. Los "dramas satíricos" se burlaban de las leyendas con pantomimas e incluso con insultos. Se ha conservado una obra satírica del siglo V. a.C., El Cíclope de Eurípides. También se ha conservado un papiro, con un fragmento extenso de una obra satírica de Sófocles, titulada Persiguiendo Sátiros ( Ichneutae), que fue encontrado en la antigua colonia griega de Oxyrhynchus, en Egipto, en 1907.

Mitología y arte romanos

Un sátiro en un mosaico en Villa Romana del Casale, un yacimiento arqueológico situado cerca de Piazza Armerina en Sicilia, Italia.

Los sátiros romanos fueron considerados en el arte y la imaginación poética como espíritus latinos de los bosques y con el rústico dios Pan, por lo que en ocasiones se les llama panes.

Las representaciones romanas de los sátiros son las más extendidas en el arte posterior y la mayor parte de las representaciones modernas toman como base los modelos romanos, y aparecen como criaturas con patas de cabra desde las caderas hasta las pezuñas, y a menudo con largos cuernos de cabra o carnero. Los poetas romanos a menudo los confundían con los faunos, aunque en origen eran criaturas diferentes. De hecho, las patas y cuernos de cabra son más propias de los faunos.

La sátira romana es una forma literaria que consiste en un ensayo poético utilizado para atacar o burlarse de personas o elementos sociales. Aunque la sátira romana en ocasiones ha sido vinculada con las obras satíricas griegas o romanas, se trata de dos géneros independientes, conectados por la naturaleza subversiva atribuida a los sátiros, como fuerzas opuestas al orden, el decoro y la propia civilización.

Sátiro en la jerga popular

Derivado de su significado mitológico, en el lenguaje popular se utiliza el término sátiro para denominar a un hombre dominado por el apetito sexual que se esfuerza en perseguir mujeres en contra de lo que ellas deseen. Las antiguas clasificaciones de las enfermedades sexuales denominaban satiromanía (en el varón) y ninfomanía (en la mujer) a lo que ahora se denomina hipersexualidad.[ cita requerida]

Other Languages
Afrikaans: Sater
العربية: ساتير
български: Сатир
brezhoneg: Satir
bosanski: Satiri
català: Sàtir
čeština: Satyr
kaszëbsczi: Satir
dansk: Satyr
Deutsch: Satyr
Ελληνικά: Σάτυροι
English: Satyr
Esperanto: Satiruso
eesti: Saatürid
euskara: Satiro
فارسی: ساتیر
suomi: Satyyrit
français: Satyre
galego: Sátiro
עברית: סאטיר
हिन्दी: सेटर
hrvatski: Satiri
magyar: Szatír
Հայերեն: Սատիրներ
Bahasa Indonesia: Satir
íslenska: Satýr
italiano: Satiro
日本語: サテュロス
ქართული: სატირი
한국어: 사티로스
Latina: Satyri
Limburgs: Satyr
lietuvių: Satyrai
Bahasa Melayu: Satir
Nederlands: Satyr
norsk nynorsk: Satyr
norsk bokmål: Satyr
polski: Satyrowie
português: Sátiro
română: Satir
русский: Сатиры
srpskohrvatski / српскохрватски: Satiri
Simple English: Satyr
slovenčina: Satyr
slovenščina: Satir
српски / srpski: Сатири
svenska: Satyrer
Tagalog: Satiro
Türkçe: Satir
українська: Сатири
Tiếng Việt: Satyr
中文: 薩堤爾