Rugby en España

El rugby en España tras un periodo de deterioro, está en auténtica progresión, habiendo ascendido España en su categoría absoluta a la segunda división europea (o "seis naciones B") y participando en la modalidad de sevens en las series mundiales, tanto en categoría masculina como femenina.

Historia y evolución

El primer partido de rugby jugado en España del que se tiene noticia fue en la ciudad gallega de La Coruña. Tuvo lugar entre las tripulaciones de dos barcos ingleses, el Gloucester y el Liverpool en el Parque de Deportes del Real Club Deportivo, el 2 de marzo de 1911 y acabó con la victoria de la tripulación del Gloucester por 5 a 0.[2]

Sin embargo la primera referencia en prensa al rugby en España data de 1906. En reportaje de prensa local en el año 1955, Pepe Ramos, jugador del Recreativo de Huelva a principios de siglo, comenta que en el Velódromo, primer estadio de fútbol de nuestro país, por los años 1906 a 1910 se organizaban partidos de Rugby[5]

Unos años más tarde, Baldiri Aleu Torres, estudiante de Veterinaria que estuvo estudiando en Francia, introdujo el rugby en el año 1921 por Cataluña, fundando el primer club: la Unió Esportiva Santboiana, sita en San Baudilio de Llobregat. Este hecho conllevó una rápida expansión, celebrándose sólo un año más tarde el primer campeonato del que se tiene constancia: la Copa de la Sociedad de Carreras de Caballos de 1922, en cuya final se enfrentaron la UE Santboiana y el Club Natació Barcelona (otro histórico del rugby español) y que vencieron los primeros por un marcador de 3 a 0.[6]

En enero del año 1923 nace la Federación Española de Rugby (FER) como máximo organismo del rugby en el país, y en la temporada 1925-26 crea su primera competición oficial entre clubes de España, la actual Copa del Rey, bajo el nombre de Campeonato de España de Rugby.[8]

En Castilla y León, se empieza a conocer y a consolidar el rugby a partir de los años sesenta y muy especialmente en Valladolid. En el colegio El Salvador de esta ciudad, el Padre Bernes, un cura francés que fue profesor en ese colegio, introdujo el rugby y, desde sus inicios fue cosechando éxitos en categorías inferiores lo que, a lo largo de los años, se reflejó en su primer equipo. Hoy día todas las provincias de Castilla y León cuentan con, al menos, un club de rugby, sobresaliendo dos de los clubes de Valladolid, uno el mencionado El Salvador y otro el Valladolid Rugby Asociación Club (VRAC), que nació en 1986, después de que el colegio Lourdes de Valladolid, en el que desde los años setenta se fue arraigando el rugby, dejara de prestar su apoyo al deporte de élite. A modo de curiosidad, a los jugadores y aficionados del Salvador se les conoce como "chamizos" por edificarse el ya citado colegio sobre lo que antiguamente era un establo, es decir, un chamizo. Y a los del VRAC como "queseros" debido a su histórico patrocinador, haciendo que en la ciudad se tome partido entre "queseros" y "chamizos", lo que provoca que cada derbi sea un festival competitivo. En 2013 se consolida el tercer club vallisoletano, el Club de Rugby Arroyo, con jugadores procedentes de equipos como Moreras o Minotauro (ya desaparecidos) y de otros equipos. En tres años el C.R. Arroyo ha conseguido una escuela con 150 niños y niñas, un equipo en categoría Regional Senior Masculino y Un Senior Femenino en Liga de Promoción. Hay mucha rivalidad en Valladolid pero siempre respetando el espíritu deportivo, las buenas formas y la buena relación entre clubes. Durante los últimos años del siglo XX y los primeros del XXI, tanto "chamizos" como "queseros" han estado en la élite del rugby nacional y sus escuelas de rugby, junto a la de San Jerónimo, Liceo Francés, del Ciencias en Sevilla o la de la UE Santboiana, están entre las mejores de España.

En la Comunidad Valenciana hay varios equipos que compiten o han competido en las divisiones mayores, destacando el RC Valencia (actual Tecnidex), el CAU Valencia, el Abelles, el Tatami rugby club como última incorporación a la máxima competición española, División de Honor, está el club alicantino de La Vila, de la localidad de Villajoyosa y, como equipo decano de esta comunidad está el Tavernes Rugby Club fundado en la localidad valenciana de Tabernes de Valldigna en 1934.

En Madrid, la tradición rugbística está también muy arraigada con varios clubes punteros. La Escuela Técnica de Arquitectura es aún hoy el equipo más laureado de España. El Real Canoe N.C., campeón de varias ligas, el Liceo Francés, club histórico que se aprovechó al máximo de la cultura rugbística del país galo en su colegio madrileño, el Cisneros (también uno de los más antiguos de España) que se refuerza año tras año con jóvenes jugadores de la cantera del colegio universitario. También destacan históricos, como Arquitectura, Olímpico o el Alcobendas, antiguo MARU y primer club español en lograr un resultado positivo en competiciones europeas.

En Asturias la práctica del rugby se centró en las tres principales ciudades ( Oviedo, Gijón y Avilés), siendo el Oviedo RC el club más laureado.

En Cantabria el rugby se empezó a jugar en las dos ciudades más importantes, Santander y Torrelavega, siendo el Independiente de Santander el principal club de la comunidad.

En Aragón, el Club de Rugby Seminario de Tarazona fue fundado en la temporada 1965/1966. El rugby fue introducido por Monsieur Medan, un clérigo francés afincado en España y que junto al sacerdote formador del centro, Tomás López, formaron el primer equipo del Seminario en la categoría cadete. En la década de 1970, aparece el Club Universitario de Rugby integrado fundamentalmente por jugadores de la Facultad de Veterinaria. Este club, a lo largo de su vida ha estado respaldado por la Universidad de Zaragoza. En 1982, se funda el Fenix Club de Rugby, a día de hoy el mayor club de la región, no solo por volumen social (fichas, socios, etc) sino por sus excelentes resultados deportivos. Tanto el Universitario como el Fenix C.R cuentan con equipos y escuelas de categorías inferiores. Igualmente, a principios del 2000, surge a raíz de la desaparición del Sabiñánigo Rugby, el actual Jaca Club de Rugby que compite en la Liga Regional Aragonesa. Recientemente, el Fénix CR consiguió en la temporada 2013/14 el mayor éxito de un club aragonés al disputar la liga de División de Honor B, categoría en la que, a día de hoy, se ha afianzado como uno de los equipos más competitivos. Debido al gran crecimiento del rugby en Aragón, en los últimos años se han multiplicado el número de jugadores que encuentran cabida en los clubes de reciente fundación como el Quebrantahuesos R.C En los (campeón de la liga regional en 2014/2015) Gigantes de Navarra y el Ibero Club de Rugby Zaragoza[9] . Este último, se trata de un equipo novedoso, compuesto por jugadores jóvenes y muy ambiciosos que han dado un gran impulso al rugby en la capital del Ebro, haciendo una primera temporada muy digna y extendiendo el rugby por la ciudad. Se ha convertido en uno de los equipos con mayor proyección en Aragón, debido a su amplio respaldo entre la población universitaria que ve en el Ibero Club de Rugby una gran oportunidad para conocer el rugby.

España se encuentra inmersa en un proceso de profesionalización, que marcará su evolución en los próximos años y que le acercará a la élite del rugby europeo, de nuevo en el VI naciones B o le hundirá en el averno del rugby de países como Andorra, Holanda... a pesar de que cada vez más gente conoce el rugby en nuestro país y lo practica.

Other Languages