Ruđer Bošković

Ruđer Josip Bošković
Ruggiero Giuseppe Boscovich
RuggieroBoskovichBettera.jpg
Información personal
Nacimiento 18 de mayo de 1711
Ragusa, República de Ragusa
Fallecimiento Milán, Ducado de Milán
13 de febrero de 1787
(75 años)
Residencia Reino Unido, Francia, Italia
Nacionalidad República de Ragusa Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Catolicismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Orden religiosa Compañía de Jesús Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre Nikola Bošković Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Área Astronomía, Física, Matemáticas, Filosofía
Conocido por Teoría atómica basada en la mecánica newtoniana
Empleador
  • Pontificia Universidad Gregoriana Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones
[ editar datos en Wikidata]

Ruđer Josip Bošković (en italiano, Ruggiero Giuseppe Boscovich, 18 de mayo de 171113 de febrero de 1787), fue un físico, astrónomo, matemático, filósofo, poeta y jesuita de la República de Ragusa (hoy Dubrovnik en Croacia). Bošković también vivió en el Reino Unido, Francia e Italia. Murió en Monza, Italia, siendo ciudadano francés. Su teoría sobre la estructura de la materia fue fundamental para el posterior desarrollo de la física contemporánea.

Vida y obras

Ruđer Josip Bošković nació en Ragusa, donde fue bautizado el 26 de mayo de 1711. Hijo del herzegovino Nikola Bošković y de la ragusea Paola Bettera, quien pertenecía a una distinguida familia originaria de Bérgamo, Italia. Recibió su nombre en homenaje a su tío materno; Ruggiero Bettera. Nació en el mismo año que Mijail Vasilievich Lomonosov, el famoso científico y matemático ruso.

Bošković es recordado, principalmente, por su teoría atómica basada en los principios de la mecánica newtoniana.[3] y la de excavar para encontrar los restos de Troya, esto último en ocasión de una tardía visita a Constantinopla, realizada en noviembre de 1761, para observar un tránsito de Venus. Entre sus contribuciones a la arquitectura debe mencionarse que salvó del derrumbe a la cúpula de la Basílica de San Pedro en Roma, rodeándola de cinco anillos de hierro.

Su principal obra "Theoría Philosophiae Naturalis Redacta ad Unicam Legem Virium in Natura Existentium", publicada en Venecia el 13 de febrero de 1758. Esta primera edición se agotó el 21 de noviembre del mismo año y fue reeditada en 1759. En 1763 supervisó una tercera edición, profundamente corregida y analizada, seguida por otras dos de 1764 y 1765. Existe una versión en inglés de 1922 (Open Court Publishing, Chicago, Londres - Reimpresa en 1961 por The MIT Press, Cambridge, Massachusetts).

  • Bošković se entrevistó con Benjamín Franklin, quien le mostró sus experiencias en electricidad.
  • Los trabajos de Faraday, Oersted y Lord Kelvin fueron influenciados por su teoría. [4]
  • Durante el Siglo XX se despierta el interés de algunos físicos por su teoría, realizándose algunos congresos al respecto. Entre los asistentes figuran: Marie-Antoinette Tonnelat, Arnaud Denjoy, Lancelot Law Whyte, V. A. Fock, B. M. Kedrov, I. Bernard Cohen.
  • Nikola Tesla tenía un ejemplar de Theoria Philosophiae Naturalis, que consultaba regularmente.
  • Werner Heisenberg trató de aplicar las ideas de Bošković, aunque sin mayores resultados.

Con Boscovich ha ocurrido un cambio muy notable en la apreciación de su obra; sobre todo en cuanto al tiempo que pasó entre ser un personaje ampliamente valorado a convertirse en un desconocido para la mayoría de los científicos. La Enciclopedia Británica de 1801 le dedicó catorce páginas, pero en 1940 apenas ocupaba media columna. Una teoría atómica que influyó en los trabajos de Faraday y de Maxwell fue casi completamente olvidada en cincuenta años.[5]

Other Languages