Rostán

Rostán o Rostany (en latín Rostagne, en francés Rostaing) fue el primer conde de Gerona que incluía en su jurisdicción los pagus de Besalú y Ampurias, desde 785 hasta el 801 (u 811). Fue nombrado por Carlomagno inmediatamente después de que Gerona se entregara a los carolingios.

Orígenes y nombramiento

La ciudad de Gerona y los territorios cercanos, igual que casi toda la península Ibérica, estaba dominada por los árabes desde la conquista musulmana de los años 711 al 720. Según el Cronicó de Moissac, en el año 785, la nobleza local ( goda) expulsó a los gobernadores árabes de Gerona entregándola (junto con Besalú) a los carolingios, liderados por el conde Guillermo I de Tolosa. En este nuevo territorio los francos crearon el condado de Gerona que, inicialmente, incluía el pagus de Besalú y Ampurias; Rostán fue nombrado conde de Gerona por Carlomagno, rey de los francos.

Como queda dicho, la ciudad no fue conquistada, sino que se entregó voluntariamente. Los probables motivos de esta conducta se encuentran en la política que los francos estaban llevando a cabo en las ciudades ya conquistadas de Septimania, respetando a las autoridades y facilitando el establecimiento de los hispánicos refugiados. Contaba también, el temor de verse perjudicados por las luchas entre los distintos valís (gobernadores) de Barcelona y Zaragoza. Esto parece indicar que Rostán era de origen godo; podría ser un hispano refugiado en Septimania, huyendo del dominio árabe o, tal vez, un noble godo de la región, de los que expulsaron a los árabes de la ciudad. En el primer caso, podría ser un tal Rostagnus que, el 3 de junio de 782, presidió un juicio en Narbona.

Other Languages
català: Rostany
italiano: Rostano