Rosquilla

Rosquillas fritas en Asturias.
A la derecha, rosquillas de Alcalá, una variante de rosquillas listas.
Ciegas de Palencia.

La rosquilla es un dulce frito u horneado hecho con distintos tipos de masa, desde una masa más o menos esponjosa hasta masa hojaldradas. Tiene forma toroide, es decir, forma de rosca, de ahí su nombre.

Rosquilla española

La rosquilla es un dulce español típico en la Semana Santa, cuyo origen se remonta al antiguo Imperio romano, época en la que su receta se extendió a buena parte de Europa y de la cuenca mediterránea.

Entre las rosquillas de san Isidro, patrón de Madrid cuya festividad se celebra el 15 de mayo, existen cuatro variedades típicas que se diferencian principalmente en el acabado final y no en la receta para la masa:[1]

Las Rosquillas ciegas, parecidas a las rosquillas de Santa Clara, carecen de agujero en el medio, de ahí su nombre de ciegas. Son típicas de la provincia de Palencia, especialmente de Saldaña.

Tradicionalmente, en la zona de Reinosa ( Cantabria, España), se conservaban en invierno en recipientes enterrados en la nieve de las montañas de la cordillera Cantábrica. Este postre también es típico de Santillana del Mar.

En Galicia las rosquillas se consumen en todas las romerías y fiestas populares, siendo las elaboradas en Puenteareas de las más conocidas.[3]

Other Languages
català: Rosquilla
English: Donut
Esperanto: Anizkringo
euskara: Erroskilla
galego: Rosquilla
Latina: Globulus
македонски: Роскиља