Rosario Sansores

Rosario Sansores Prén ( Mérida, Yucatán; 25 de agosto de 1889Ciudad de México; 7 de enero de 1972). Fue una poetisa mexicana, conocida por obras como Cuando tú te hayas ido, poema que sirvió de base al pasillo Sombras musicalizado por el compositor ecuatoriano Carlos Brito Benavides.

Fue hija de Juan Ignacio Sansores Escalante y Laura Prén Cámara. A los catorce años de edad se casó con el cubano Antonio Sanjenís, con quien se fue a radicar a La Habana. En 1918, cuando Rosario Sansores tenía 29 años, falleció su esposo. Volvió a México, y específicamente a la capital, en donde fue columnista de la sección de sociales en los periódicos Hoy y Novedades. Publicó obras de poesía como Mientras se va la vida (1925) y Rutas de emoción (1954). Sansores se declaraba contraria a las tendencias modernas de la poesía (de mediados del siglo XX), y se declaraba cursi:

Sí, sí, la gente dice que soy cursi. Imagínate si no voy a saberlo. Pero no me preocupa. Al contrario, me halaga. La gente que sabe que soy cursi demuestra que me ha leído, y eso el lo único que importa.[1]

A pesar de que sus poemas sirvieron de base para la creación de numerosas canciones en América del Sur —especialmente en Ecuador y Colombia—, Rosario Sansores visitó en muy pocas ocasiones aquellas tierras. De hecho, en Ecuador sólo estuvo una vez, en 1967, cuando el ayuntamiento de Guayaquil le concedió un premio literario.

Cuando tú te hayas ido me envolverán las sombras. Cuando tú te hayas ido con mi dolor a solas evocaré este idilio con sus azules horas. Cuando tú te hayas ido me envolverán las sombras.

Y en la penumbra vaga de la pequeña alcoba donde una tibia tarde me acariciaste toda, te buscarán mis brazos, te buscará mi boca, y aspiraré en el aire aquel olor a rosa.

Cuando tú te hayas ido me envolverán las sombras.

Cuando llegue el olvido marchitarán las rosas. Cuando llegue el olvido mi verso se hará presa, no cantaré a tus ojos ni cantaré a tu boca; te habrás ido en las sombras.

Cuando tú te hayas ido en pos de otra quimera, te llorará en las noches mi corazón que espera.

En la penumbra vaga de esta vereda triste testigo silencioso de todas nuestras cosas, yo te daré mis besos y buscaré tu boca. Cuando tú te hayas ido te perderé en las sombras.

  • referencias

Referencias

  1. Poniatowska, Elena (2004): Rosario Sansores (entrevista). En: Rosario Sansores. Canciones de la alondra. Instituto de Cultura de Yucatán -- Universidad Autónoma de Yucatán -- Ediciones Pentagrama. p. 23.


Other Languages