Rodrigo D. No Futuro

Rodrigo D. No Futuro es una película colombiana dirigida por el cineasta antioqueño Víctor Gaviria y protagonizada por Ramiro Meneses. Fue rodada en la ciudad de Medellín, Antioquia, entre 1986 y 1988. En mayo de 1990 la película debutó en el Festival de Cine de Cannes en su edición número 43.[2]

Sinopsis

Es 1988. Rodrigo es un muchacho que no ha cumplido los 20 años, y vive en los suburbios de Medellín. La reciente muerte le generó un continuo desinterés por la vida: ni va a la escuela, ni ayuda a su padre en la carnicería (actividades seguidas con juicio por su hermano menor), ni ayuda a su hermana a cuidar la casa. Tampoco participa ni del fútbol, ni de la iglesia, ni de los atracos, ni del negocio de la droga, todas actividades seguidas en su entorno. Ni siquiera recibe un aguardiente de su padre. Solo se interesa en el punk: escucha continuamente casetes, va a toques en su barrio y pretende conseguir una batería. Conseguir el instrumento se dificulta pues el vecino músico que conoce anda borracho y un metalero no quiere venderle el instrumento pues considera a los punkeros como «unos aparecidos». Finalmente se fabrica unas baquetas en una carpintería y practica en los muros y en los alambres de la ropa. Luego, aparecen por el barrio carros sospechosos preguntando por conocidos de él: uno es asesinado y otros dos deben esconderse.

Finalmente Rodrigo va donde una amiga de su madre, quien le muestra antiguas fotos de ella. Al día siguiente va a un edificio céntrico y sube al piso número 20 con la intención de saltar desde allí. Contemporáneamente unos conocidos suyos asesinan a un antiguo vecino, a Ramón, por desencuentros que se han prolongado a lo largo de la película. Rodrigo se lanza al vacío después de sonar la canción "No te desanimes, mátate". En los créditos finales de la película se puede leer: «Dedicada a la memoria de John Galvis, Jackson Gallego, Leonardo Sánchez y Francisco Marín, actores que sucumbieron sin cumplir los 20 años a la absurda violencia de Medellín, para que sus imágenes vivan por lo menos el término normal de una persona».[1]

Other Languages