Rodolfo Martín Villa

Rodolfo Martín Villa
(Martín Villa) Adolfo Suárez conversa con el lehendakari del Gobierno Vasco en presencia del ministro de Administración Territorial en el Palacio de Ajuria Enea - Pool Moncloa (1980-12-09) (cropped).jpeg
Fotografiado en diciembre de 1980

Jefe Nacional del SEU
23 de feb. de 1962-10 de sept. de 1964

Ministro de Relaciones Sindicales
12 de dic. de 1975-5 de julio de 1976

Ministro del Interior[a]
5 de julio de 1976-5 de abril de 1979

Ministro de Administración Territorial
9 de sept. de 1980-1 de dic. de 1981

Vicepresidente del Gobierno
2 de sept. de 1981-30 de julio de 1982

Procurador en las Cortes franquistas
1964-1977

Senador en las Cortes
por designación real
1977-1979

Diputado en Cortes Generales
por León y Madrid
1979-1983; 1989-1997

Información personal
Nacimiento 3 de octubre de 1934 (83 años)
Santa María del Páramo, España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Católico
Partido político FET y de las JONS
Unión de Centro Democrático
Partido Popular
Información profesional
Ocupación Político y empresario
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

Rodolfo Martín Villa ( Santa María del Páramo, 3 de octubre de 1934) es un empresario y político español, considerado uno de los políticos clave de la Transición Española desde los puestos que ocupó en el gobierno de la UCD.

Comenzó su carrera política durante la Dictadura franquista, donde ejercería diversos cargos como Jefe Nacional del Sindicato Español Universitario (SEU), secretario general de la Organización Sindical o gobernador civil de Barcelona. También ostentó el cargo de procuador en las Cortes franquistas. Tras la muerte de Franco, en diciembre de 1975 entró en el gobierno como ministro de relaciones sindicales,[2]​ viéndose implicado en los sucesos de Vitoria de marzo de 1976.

En julio de 1976 fue nombrado ministro de la gobernación —después renombrado como «del Interior»— en el primer gobierno de Adolfo Suárez. También se integraría en la UCD. En el contexto de la Transición, desde el ministerio emprendió la reconversión de las antiguas fuerzas de seguridad del régimen franquista. Su represión violenta de las manifiestaciones durante esta época le hizo ganarse el apodo de «la porra de la Transición» entre ciertos sectores.[3]​ Durante estos años también hubo de hacer frente a la violencia practicada por diversos grupos terroristas, desde ETA o GRAPO a la extrema derecha; los asesinatos de ETA crecieron esponencialmente durante su mandato. Muy cuestionado, cesó como ministro del Interior en abril de 1979.

Volvería al gobierno en 1980, primero como ministro de Administración Territorial y posteriormente como vicepresidente del Gobierno —ya durante la presidencia de Lepoldo Calvo-Sotelo—. Tras el hundimiento electoral de la UCD se pasaría a las filas del Partido Popular, si bien con un perfil político mucho más bajo. Con posterioridad se ha dedicado al mundo de los negocios, presidiendo algunas empresas en el sector privado.

Biografía

Dictadura franquista

Nació en 1934[8]

En 1962 fue nombrado Jefe nacional del Sindicato Español Universitario (SEU), en sustitución de Jesús Aparicio-Bernal. Para esa época el SEU se encontraba inmerso en una grave crisis, con su militancia desmovilizada y carente de una verdadera actividad. Retuvo este puesto durante varios años, hasta 1964.[9]

Participó en la Conferencia Constitucional (1967-1968) que elaboró la Constitución de Guinea Ecuatorial de 1968.

La Transición

En diciembre de 1975, Martín Villa fue nombrado ministro de Relaciones Sindicales en diciembre de 1975, en el primer gobierno posterior a la muerte de Franco —bajo la presidencia de Carlos Arias Navarro—.[14]

Fotografiado en 1980 junto con Manuel Gutiérrez Mellado.

Después de ser nombrado Adolfo Suárez como presidente del Gobierno al comienzo de la transición democrática, Martín Villa pasar a desempeñar en julio de 1976 la cartera de Gobernación —cargo que desde julio de 1977 se renombró como «ministro del Interior»—.[15]​ al tiempo que era designado senador real en las Cortes de 1977. Más tarde sería elegido diputado al Congreso por la Circunscripción electoral de León en la candidatura de la Unión de Centro Democrático.

De esta época algunos autores le han señalado como responsable de haber ordenado la destrucción de los archivos pertenecientes a la antigua FET y de las JONS, con la intención de destruir así pruebas incriminatorias.[17]

Llegó a ser conocido popularmente como «la porra de la Transición»,[c]

En estos años también se acometió una reorganización de las antiguas fuerzas de seguridad del régimen franquista. El Cuerpo General de Policía y la Policía Armada fueron reconvertidos en el Cuerpo Superior de Policía y en el Cuerpo de Policía Nacional,[23]

Carrera política posterior

Volvió al gobierno en septiembre de 1980 con la cartera de ministro de Administración Territorial.[25]

  • Diputado en Cortes Generales por León de 1 de marzo de 1979 a 9 de febrero de 1983.
  • Diputado en Cortes Generales por Madrid de 29 de octubre de 1989 a 10 de febrero de 1997.
  • Presidente de Endesa de 1997 a 2002.
  • El 9 de enero de 2003 es nombrado «Comisionado del Gobierno para las actuaciones derivadas de la catástrofe del buque Prestige» por el gobierno de José María Aznar.[26]

Actividad empresarial

Fotografiado en 2001.

Fue presidente de diversas empresas y corporaciones industriales, entre las que destacan Endesa donde accedió a la presidencia en 1997, cuando la empresa era aún parcialmente pública (67% de propiedad del Estado),[28]

Orden de detención internacional

Una juez de Argentina libró contra él una orden política de busca y captura internacional por crímenes de lesa humanidad cometidos durante los Sucesos de Vitoria de 1976,[35]​ la cual carece de efectos en España.

El 31 de octubre de 2014, la jueza argentina María Servini, instructora de la causa penal contra el franquismo (aunque los sucesos que se enjuician son posteriores a la dictadura), y, basándose en el principio de justicia universal, envió una orden de detención internacional contra Martín Villa y diecinueve dirigentes de la dictadura franquista, solicitando su extradición con el objetivo de interrogarles.[37]

La juez solicitó la detención de Martín Villa por "la represión de la concentración de trabajadores en Vitoria el 3 de marzo de 1976 [hecho histórico conocido como los " sucesos de Vitoria", o la "Matanza del 3 de Marzo"], en la que fueron asesinados Pedro Martínez Ocio, Francisco Aznar Clemente, Romualdo Barroso Chaparro, José Castillo García y Bienvenido Pereda Moral, y en la que hubo más de cien heridos, muchos de ellos por armas de fuego."[38]

En julio de 2017 la Cámara Nacional de Apelaciones de la justicia argentina intentó dejar sin efecto dicha orden de detención, cuestionando la orden de la jueza María Servini de Cubría.[40]