Robert Williams Wood

Robert Williams Wood
Robert Williams Wood.png
Robert Williams Wood
Información personal
Nacimiento 2 de mayo de 1868
Concord (Massachusetts)
Fallecimiento 11 de agosto de 1955
Amityville
Residencia Estados Unidos
Nacionalidad estadounidense
Educación
Alma máter
Información profesional
Área Física
Miembro de American Physical Society, Sociedad Real de Londres, Sociedad Óptica de Londres, Academia Rusa de las Ciencias (Leningrado), Academia Real de Suecia, Academia Nacional de Ciencia de EE.UU.
Distinciones Medalla Rumford, Medalla Henry Draper, Medalla Frederic Ives, Medalla John Scott.
[ editar datos en Wikidata]

Robert Williams Wood ( Concord, 2 de mayo de 1868 - Amityville, 11 de agosto de 1955) fue un físico experimental estadounidense.[5]

Semblanza

Sus campos de interés incluían la espectroscopia de Raman, los campos de emisión, la óptica y la elaboración de las llamadas "rejillas de difracción", cuyo efecto óptico sería luego denominado "anomalía de Wood".[7]​ Ganó la Medalla Henry Draper de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos en 1940 por su contribución a la astrofísica.

Publicó una serie de libros, tales como Óptica Física ( 1905) y un libro de humor, disfrazado de texto naturalista, denominado How to tell the Birds from the Flowers: A revised Manual of Flornithology for Beginners [Como distinguir a los pájaros de las flores: Un manual revisado de flornitología para principiantes][8]​( 1907).

Carl Sagan contó de este profesor la siguiente anécdota:

Hace muchas décadas, en una cena, se pidió al físico Robert W. Wood que respondiera al brindis: «Por la física y la metafísica Por «metafísica» se entendía entonces algo así como filosofía, o verdades que uno puede reconocer sólo pensando en ellas. También podían haber incluido a la pseudociencia. Wood respondió aproximadamente de esta manera:
El físico tiene una idea. Cuanto más piensa en ella, más sentido le parece que tiene. Consulta la literatura científica. Cuanto más lee, más prometedora le parece la idea. Con esta preparación va al laboratorio y concibe un experimento para comprobarlo. El experimento es trabajoso. Se comprueban muchas posibilidades. Se afina la precisión de la medición, se reducen los márgenes de error. Deja que los casos sigan su curso. Se concentra sólo en lo que le enseña el experimento. Al final de todo su trabajo, después de una minuciosa experimentación, se encuentra con que la idea no tiene valor. Así, el físico la descarta, libera su mente de la confusión del error y pasa a otra cosa. La diferencia entre física y metafísica, no es que los practicantes de una sean más inteligentes que los de la otra. La diferencia es que la metafísica no tiene laboratorio".

Carl Sagan[9]