Robert Williams Wood

Robert Williams Wood
Robert Williams Wood.png
Robert Williams Wood
Información personal
Nacimiento 2 de mayo de 1868
Concord (Massachusetts)
Fallecimiento 11 de agosto de 1955
Amityville
Residencia Estados Unidos
Nacionalidad estadounidense
Educación
Alma máter
Información profesional
Área Física
Miembro de American Physical Society, Sociedad Real de Londres, Sociedad Óptica de Londres, Academia Rusa de las Ciencias (Leningrado), Academia Real de Suecia, Academia Nacional de Ciencia de EE.UU.
Distinciones Medalla Rumford, Medalla Henry Draper, Medalla Frederic Ives, Medalla John Scott.
[ editar datos en Wikidata]

Robert Williams Wood ( Concord, 2 de mayo de 1868 - Amityville, 11 de agosto de 1955) fue un físico estadounidense.[4]

Profesor de física experimental en la Universidad Johns Hopkins desde 1901. Fue conocido a nivel mundial por su trabajo al desacreditar la existencia de los rayos N.[5]

Sus campos de interés incluían la espectroscopia de Raman, los campos de emisión, la óptica y la elaboración de las llamadas "rejillas de difracción", cuyo efecto óptico sería luego denominado "anomalía de Wood".[7] Ganó la medalla Henry Draper de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos en 1940 por su contribución a la astrofísica.

Publicó una serie de libros, tales como Óptica Física ( 1905) y un libro de humor, disfrazado de texto naturalista, denominado How to tell the Birds from the Flowers: A revised Manual of Flornithology for Beginners [Como distinguir a los pájaros de las flores: Un manual revisado de flornitología para principiantes][8] ( 1907).

Carl Sagan contó de este profesor, la siguiente anécdota:

Hace muchas décadas, en una cena, se pidió al físico Robert W. Wood que respondiera al brindis: «Por la física y la metafísica Por «metafísica» se entendía entonces algo así como filosofía, o verdades que uno puede reconocer sólo pensando en ellas. También podían haber incluido a la pseudociencia. Wood respondió aproximadamente de esta manera:
El físico tiene una idea. Cuanto más piensa en ella, más sentido le parece que tiene. Consulta la literatura científica. Cuanto más lee, más prometedora le parece la idea. Con esta preparación va al laboratorio y concibe un experimento para comprobarlo. El experimento es trabajoso. Se comprueban muchas posibilidades. Se afina la precisión de la medición, se reducen los márgenes de error. Deja que los casos sigan su curso. Se concentra sólo en lo que le enseña el experimento. Al final de todo su trabajo, después de una minuciosa experimentación, se encuentra con que la idea no tiene valor. Así, el físico la descarta, libera su mente de la confusión del error y pasa a otra cosa. La diferencia entre física y metafísica, no es que los practicantes de una sean más inteligentes que los de la otra. La diferencia es que la metafísica no tiene laboratorio".

Fotografia de las ondas sonoras

Su primera contribución al campo de los ultrasonidos fue la fotografía de las ondas sonoras. El área de investigación principal de Wood era la óptica física, pero se encontró confrontado con el problema de demostrar a sus estudiantes la naturaleza ondulatoria de la luz sin recurrir a abstracciones matemáticas, por lo que le importaba poco. Por lo tanto, resolvió fotografiar las ondas sonoras emitidas por una chispa eléctrica como una analogía a las ondas de luz.[11]

Ultrasonido de alta potencia

Después de haber hecho estas contribuciones, Wood volvió a la óptica física, su interés en "la supersónica" permaneciendo inactivo durante bastante tiempo. Con la entrada de América en la primera guerra mundial, Wood, como con muchos otros científicos, se le pidio ayuda al esfuerzo de la guerra. Después de un puñado de otras ideas, Wood pidió dedicar sus atenciones a la obra de Paul Langevin, quien estaba investigando el ultrasonido como un método para detectar submarinos. Mientras en el laboratorio de Langevin, observó ultrasonido de alta potencia causan la formación de burbujas de aire en el agua, y cómo los peces se matan o una mano sufre dolor abrasador si se pone en la línea de haz. Esto despertó su interés en el ultrasonido de alta potencia. Más tarde, en 1926, Wood relató los experimentos de Langevin a Loomis, y ambos colaboraron en experimentos de ultrasonidos de alta intensidad, que resultarían ser la principal contribución de Wood al campo de los ultrasonidos.

La disposición experimental era impresionante, y fue llevada a cabo con un oscilador de 2 kW diseñado para un horno, permitiendo la generación de energías de salida muy altas. Las frecuencias que utilizaron fueron de 100 kHz a 700 kHz.[12] Podría alcanzar alturas de 3 - 4 dm. Del mismo modo, cuando se colocó una placa de vidrio de diámetro en la superficie del aceite, se pudo colocar hasta 150 g de peso externo En la parte superior de la placa de vidrio, y soportado por la fuerza de las ondas de ultrasonido solo. Esto se logró mediante las ondas que reflejan y re-reflejan entre el transductor y la placa de vidrio, permitiendo que cada onda generada imparte su momento a la placa de vidrio varias veces.

Obra

Algunas publicaciones

  • Wood, R. W. (1909). «Note on the Theory of the Greenhouse». The London, Edinburgh and Dublin Philosophical Magazine and Journal of Science 17: 319–320. 
  • A new form of Cathode Discharge and the Production of X-Rays, together with some Notes on Diffraction. In: Physical Review 5: 1, 1897.
  • Physical Optics. MacMillan, New York 1905.
  • Researches in physical optics (v. 1) with special reference to the radiation of electrons. Columbia University Press, New York 1913.
  • Researches in physical optics (v. 2) Resonance radiation and resonance spectra. Columbia University Press, New York 1919.
Other Languages