Robert Chambers

Robert Chambers
Robert Chambers, publisher, ca1863.jpg
Información personal
Nacimiento 10 de julio de 1802 Ver y modificar los datos en Wikidata
Peebles, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 17 de marzo de 1871 Ver y modificar los datos en Wikidata (68 años)
Saint Andrews, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
  • Royal High School Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor, editor, historiador y biógrafo Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

Robert Chambers ( Peebles , Escocia, 10 de julio 1802 - 17 de marzo 1871) fue un naturalista, editor y escritor británico conocido por ser el autor de los Vestigios (Vestiges of the Natural History of Creation, 1844).

Los Vestigios

La defensa de Robert Chambers de la transformación de las especies puede resumirse en seis argumentos:[1]

  1. El comportamiento del hombre está sujeto a leyes naturales (estadísticas). Las leyes naturales rigen, por tanto, las entidades más lejanas y cercanas del universo.
  2. El registro fósil revela un rumbo hacia el progreso, desde los organismos más simples hasta el hombre. La evolución se ha efectuado a partir de un reducido número de estirpes originales que han seguido líneas filogenéticas paralelas.
  3. Existen evidencias de que la materia inorgánica puede convertirse en materia viva ( generación espontánea), si bien las condiciones requeridas se produjeron sólo en los orígenes de la vida.
  4. Los animales y plantas se parecen habitualmente a sus progenitores, si bien, en algunas ocasiones, manifiestan diferencias importantes con respecto a estos. Gracias a ello, la evolución ha seguido un progreso basado en modificaciones de importancia.
  5. El oxígeno y la luz parecen modificar el período de gestación. En tal caso, el organismo en desarrollo puede convertirse miembro de una nueva especie.
  6. La evolución siempre ha estado regida por la direccionalidad, teniendo como última meta la antropogénesis. La naturaleza ha operado, por tanto, de acuerdo con sus leyes, pero éstas han ejecutado un plan preexistente.
Other Languages