Rinoceronte de Durero

El rinoceronte
Dürer's Rhinoceros, 1515.jpg
Autor Alberto Durero, 1515
Técnica Grabado
Estilo Renacimiento
Tamaño 21,4 cm × 29,8 cm
Localización Museo Británico, Londres, Bandera de Reino Unido  Reino Unido
[ editar datos en Wikidata]

El Rinoceronte de Durero es el nombre que normalmente recibe un grabado xilográfico creado por el pintor y grabador alemán Alberto Durero en 1515.[2]

A pesar de las imprecisiones anatómicas, el grabado de Durero cobró una gran popularidad en Europa y fue copiado en muchas ocasiones durante los tres siglos siguientes. Estuvo considerado una representación fiable de un rinoceronte hasta finales del siglo XVIII. Finalmente fue sustituido por pinturas y dibujos más realistas, especialmente del rinoceronte Clara, que fue exhibido por Europa en las décadas de 1740 y 1750. Sobre el grabado de Durero se ha dicho que: «Probablemente ninguna otra pintura de un animal ha ejercido una influencia tan grande en las artes».[3]

El rinoceronte

El 20 de mayo de 1515 llegó un rinoceronte indio a Lisboa desde el Extremo Oriente. A principios de 1514 el animal había sido regalado a Afonso de Albuquerque, gobernador de la India portuguesa, por el Sultán Muzafar II, que gobernaba Khambhat (actual Guyarat), como parte de un intercambio de regalos diplomáticos.[7] y escoltado por dos buques cargados de especias exóticas, navegó a través del Océano Índico, bordeando el Cabo de Buena Esperanza, y después hacia el norte a través del Atlántico, deteniéndose brevemente en Mozambique, Santa Helena y en las Azores.

Tras un viaje de ciento veinte días, el rinoceronte fue desembarcado finalmente en Portugal, cerca del lugar donde se estaba construyendo la Torre de Belém de estilo Manuelino. La torre se decoró más tarde con gárgolas con forma de rinoceronte bajo sus voladizos.[11]

Grabado de Hanno el elefante, de un panfleto publicado bajo el seudónimo "Philomathes" ( Roma, c. 1514).

Manuel decidió obsequiar al Papa León X con el rinoceronte. El rey era partidario de conseguir el favor papal para mantener sus privilegios acerca de la posesión exclusiva de las nuevas tierras que la flota portuguesa había explorado en el Extremo Oriente desde que Vasco da Gama descubrió la ruta marítima hacia la India alrededor de África en 1498. El año anterior, el Papa se había mostrado muy satisfecho cuando Manuel le regaló un elefante blanco, también procedente de la India, que el pontífice había nombrado Hanno. El rinoceronte, adornado con un collar de terciopelo verde decorado con flores, embarcó en diciembre de 1515 junto con otros obsequios preciosos, como láminas de plata y especias, para el viaje desde la desembocadura del Tajo hasta Roma.[13] donde el rinoceronte desembarcó para que el rey de Francia pudiera verlo el 24 de enero.

Tras reemprender su viaje, el barco naufragó en una tormenta que estalló de improviso cuando pasaba junto a al estrecho de Portovenere al norte de La Spezia, en la costa de Liguria. El rinoceronte, encadenado y sujeto por grilletes a la cubierta, fue incapaz de nadar hasta la costa para salvarse y murió ahogado. Su cadáver fue recuperado cerca de Villefranche-sur-Mer y su piel fue enviada de vuelta a Lisboa, donde fue rellenada de paja. El animal, ya disecado, fue enviado a Roma, a donde llegaría en febrero de 1516, y se exhibiría impagliato (expresión italiana para "relleno de paja"). Allí el rinoceronte fue pintado por Giovanni da Udine y por Rafael, pero el animal ya disecado no causó en Roma la misma expectación que provocó en Lisboa la bestia aún viva.[15]

El destino del rinoceronte disecado se desconoce. Pudo haber sido trasladado a Florencia por los Médici, o quizá pudo haber sido destruido en el saqueo de Roma de 1527. Su historia inspiró la novela de Lawrence Norfolk El rinoceronte del Papa (The Pope's Rhinoceros).[16]

Other Languages