Riesgos en la industria

En este artículo se dan lineamientos generales para el manejo de Peligros industriales.

Aspectos generales

Las instalaciones industriales incluyen una gran variedad de operaciones de minería, transporte, generación de energía, fabricación y eliminación de desperdicios que tienen peligros inherentes y requieren un manejo cuidadoso.

Por ejemplo, las operaciones industriales que incluyen el manejo, almacenamiento y procesamiento de sustancias potencialmente peligrosas como químicos reactivos y desechos peligrosos. Asimismo, las instalaciones industriales pueden acarrear peligros potenciales que son distintos de aquellos de las sustancias peligrosas.

Estos riesgos se deben generalmente a sustancias y reacciones químicas causados en industrias, comercios o viviendas y ocurren por el uso inadecuado de combustible o fallas en las instalaciones eléctricas.

Debido a la existencia de peligros en los medios industriales es necesario manejar adecuadamente los siguientes riesgos para reducir al mínimo los impactos adversos:

  • Las condiciones que pueden llevar potencialmente a los accidentes que involucran derrames importantes (por ejemplo, de tuberías, conexiones flexibles, filtros, válvulas, recipientes, bombas, compresores, tanques, chimeneas).
  • Las condiciones de salud, bienestar ocupacional y de seguridad en el trabajo.

Se clasifican los materiales y desechos peligrosos bajo una o más de las siguientes definiciones:

  • Inflamable: Son las sustancias que son altamente inflamables y que por lo tanto representan un peligro de incendio, bajo las condiciones industriales normales (por ejemplo, los metales triturados, los líquidos cuyo punto de lineación sea de 100 °F o menos, etc.).
  • Corrosivo: Son las sustancias que requieren contenedores especiales debido a su capacidad de corroer los materiales normales (por ejemplo, los ácidos, anhídridos de los ácidos y álcalis).
  • Reactivo: Son los materiales que requieren especial almacenamiento y manejo porque tienden a reaccionar espontáneamente con los ácidos o sus vapores (por ejemplo, los cianuros y álcalis concentrados) y porque tienden a reaccionar vigorosamente con el agua o el vapor (por ejemplo, el fosfeno, los ácidos o álcalis concentrados), o tienen la tendencia de ser inestables en caso de un choque o si existe calor (por ejemplo, los líquidos inflamables presurizados y pertrechos militares), cuyo resultado incluye la generación de gases venenosos, la explosión, el incendio, o la evolución de calor.
  • Tóxico: Son las sustancias (por ejemplo, los metales pesados, pesticidas, solventes y combustibles provenientes del petróleo), los cuales al ser manejados incorrectamente, pueden liberar cantidades suficientes de materiales tóxicos que pueden causar un efecto directo, crónico o agudo para la salud, debido a su inhalación, absorción a través de la piel e ingestión, o causar una acumulación potencialmente tóxica en el medio ambiente o en la cadena alimenticia.
  • Biológico: Son los materiales que al manejarlos inadecuadamente, pueden liberar cantidades suficientes de microorganismos patogénicos que pueden causar concentraciones suficientes de infección, polen, hongos o caspa y provocar reacciones alérgicas en las personas que sean susceptibles al peligro.

Además de las categorías anteriores de sustancias peligrosas, hay riesgos generales que se relacionan con las instalaciones industriales. Estos incluyen las siguientes categorías:

  • Eléctricos: Electrocución por los conductores cargados y el mal uso de las herramientas eléctricas, cables de transmisión elevados, alambres eléctricos caídos, cables subterráneos y el trabajo realizado durante las tempestades eléctricas.
  • Estructurales: El potencial de caerse o forzarse si en el trabajo existen superficies resbalosas, cuestas empinadas, gradas estrechas, hoyos abiertos, obstrucciones y pisos inestables; también incluye el potencial de sufrir heridas a causa de objetos punzantes y el riesgo de ser atrapado a causa del hundimiento de zanjas o minas, o por los declives inestables de los montones de materiales.
  • Mecánico: Choques con los equipos en movimiento, especialmente en marcha atrás, rotura de poleas o cables y el enredamiento de la ropa en los engranajes o taladros.
  • Temperatura: Fatiga térmica en los ambientes calientes, o al trabajar con ropa que limite la disipación del calor corporal o el sudor; efectos del frío en los ambientes helados, o si el factor de enfriamiento del viento es excesivo.
  • Ruido: Fatiga y daños físicos en el oído, al estar sujeto a niveles de ruido que excedan las normas recomendadas (por ejemplo, un nivel de ruido ponderado por el tiempo durante un período de 8 horas que sea mayor de 90 dB).
  • Radiación: Quemaduras o heridas internas al exponerse a niveles excesivos de radiación ionizadora.
  • Deficiencia de oxígeno: Puede haber efectos para la salud a raíz del desplazamiento del oxígeno por otro gas, o su consumo en una reacción química, especialmente en los lugares cerrados o en áreas bajas. Si los niveles bajan del 19,5% de oxígeno.
Other Languages