Ricardo López Aranda

Ricardo López Aranda (Santander, Cantabria, 20 de diciembre de 1934 - Madrid, 25 de noviembre de 1996), autor de teatro español.

Biografía

Nació en Santander en 1934. Estudió en el colegio San José, el seminario menor de Corbán y finalmente en el Instituto Santa Clara. En 1941 la casa de su familia fue destruida por el incendio de Santander.

A partir de mediados de los años cincuenta lleva a cabo estudios de filosofía y letras en Madrid y escribe sus primeras obras. En abril de 1956 queda finalista de premio Garcilaso de la Vega con el libro de poemas Ángeles de barro y en 1957 lee su obra original El Faro. En 1958 recibe el Premio Nacional de Teatro Universitario por su obra Nunca amanecerá[9]

Muchas de las obras escritas en este período, incluidas las de mayor éxito, Cerca de las Estrellas y Noches de San Juan, se inscriben en la corriente realista propia de la época. Al mismo tiempo escribe una serie de obras que él mismo denominó “Teatro de la crueldad” (La cita[12]​) en las que se observa una clara influencia del teatro del absurdo.

Un tercer grupo de obras, en las que se encuentran el citado Edipo, al que se añaden entre 1963 y 1964 Yo Martín Lucero y la trilogía Mario, Sila y César abordan grandes temas como la fe, la libertad y el poder con el lenguaje de la tragedia. Trata de estrenar la obra Yo Martín Lucero, pero ésta no supera la censura, entonces trámite previo obligatorio, algo que le causará al autor un gran desánimo, pues la consideraba su mejor obra. Puede decirse, en todo caso, que su teatro realista, su “teatro de la crueldad” y sus tragedias modernas tienen un hilo conductor común: la reflexión sobre la condición del hombre, la injusticia, la ilusión de la libertad y la naturaleza del poder.

Coincidiendo con la infancia de sus dos hijos escribe varias obras de teatro infantil: la obra original El cocherito Leré[14]​ y El Quijote, estrenadas en el Teatro María Guerrero respectivamente en 1966, 1967 y 1973.

Entre 1965 y 1971 trabaja en el departamento de guiones y adaptaciones del RTVE y lleva a cabo numerosas adaptaciones para la televisión. En 1971 recibe el premio Quijote de Oro los guiones de la serie de televisión Páginas sueltas. Posteriormente, dentro de su producción televisiva destaca también la serie El juglar y la reina (1978).

En 1969 estrena en el Teatro Lara una adaptación de Fortunata y Jacinta[16]​.

Además de para la televión, escribirá guiones para varias películas: de Cerca de las estrellas ya citada (1962, dirigida por César Ardavin), Marta (1970, José Antonio Nieves Conde), Tormento (1972, Pedro Olea) y colabora en la versión cinematográfica de Fortunata y Jacinta (1969, Angelino Fons).[17]

En 1971 el fallecimiento al nacer de su tercer hijo le sume en una gran tristeza que le lleva a escribir El crisantemo y la cometa, único libro de poemas que quiso publicar, ya al final de su vida. (El otro libro de poesía que ha visto la luz, Biografía secreta, es póstumo.)

Entre 1972 y 1977 estrena un buen número de adaptaciones de novelas y obras de teatro clásicas, entre ellas El Buscón[19]​ (obra de café-teatro estrenada en 1974) y Un periodista español (sobre Mariano José de Larra). En 1976 recibe el premio Cántabro del año.

En 1978 estrena en el Teatro Barceló de Madrid Isabelita la miracielos[22]​, con Nati Mistral y dirigida por Antonio Mercero, que conoce un importante éxito y recibe el premio María Rolland.

En 1984 sufre una trombosis cerebral que le impide continuar su trabajo como escritor. Fallece en Madrid en noviembre de 1996[23]​.

Other Languages