Ribointerferencia

Mecanismo de RNAi / ribointerferencia mediado por siRNA.

La ribointerferencia o RNAi (acrónimo del inglés RNA interference) es un sistema que utilizan las células de los organismos vivos para controlar los genes que están activos en un momento o un tipo celular, y su grado de activación. De forma más concreta, la ribointerferencia es un mecanismo de silenciamiento post-transcripcional de genes específicos, ejercido por moléculas de ARN que, siendo complementarias a un ARN mensajero, conducen habitualmente a la degradación de éste.

Debe distinguirse entre :

  • Ribointerferencia (o interferencia por ARN, RNAi), que es el mecanismo biológico o la técnica experimental que lo aprovecha, y que presenta variaciones en función del tipo de molécula de ARN interferente implicada en el proceso.
  • ARN interferente (en inglés, interfering RNA), que es la molécula de ARN que ejerce ribointerferencia, y puede ser de varios tipos ( siRNA, miRNA o piRNA).

Evolución

A partir de estudios filogenéticos computacionales basados en el principio de máxima parsimonia, el ancestro común más reciente de todos los eucariotas probablemente ya poseía una ruta primitiva de RNAi; se piensa que la ausencia de la ruta en ciertos eucariotas es una característica derivada.[2] Este estudio también sugiere que la familia de proteínas "Argonauta" de unión a ARN, que es común entre los eucariotas, la mayoría de los Archaea, y al menos algunas bacterias (tales como Aquifex aeolicus), es homóloga y originalmente derivada de los componentes del sistema de iniciación de la traducción.

Se piensa que la función ancestral del sistema de RNAi es la defensa inmune contra elementos genéticos exógenos tales como transposones y genomas virales.[1]

Los genes de la ribointerferencia, como componentes del sistema inmune antiviral en muchos eucariotas, están implicados en una "batalla evolutiva" con los genes virales. Algunos virus han desarrollado mecanismos para suprimir la respuesta de RNAi de sus células huésped, un efecto muy aparente sobre todo en los virus de plantas.[5]

Algunos protozoos tales como Leishmania major y Trypanosoma cruzi carecen completamente de la ruta de RNAi.[9]

Other Languages