Rey de Suecia

Rey de Suecia
Sveriges konung
Great coat of arms of Sweden.svg
Escudo de armas
National Day of Sweden 2016 67.jpg
Titular
Carlos XVI Gustavo
Desde el 15 de septiembre de 1973

Tratamiento Su Majestad; Vuestra Majestad; Señor
Residencia Palacio Real de Estocolmo
Palacio de Drottningholm (privada)
Designado por Herencia
Duración Vitalicio
Heredero presuntivo Princesa Heredera Victoria, duquesa de Västergötland
Primer titular Erico el Victorioso
Creación 970
Sitio web www.kungahuset.se
[ editar datos en Wikidata]

El Rey de Suecia es la cabeza de la monarquía constitucional del Reino de Suecia. El monarca actual, Carlos XVI Gustavo, ha reinado desde el 15 de septiembre de 1973. Él y su familia inmediata se comprometen a participar en diversos actos oficiales, ceremoniales y de representación de sus funciones constitucionales. Suecia es una democracia representativa basada en un sistema parlamentario. El monarca tiene un papel en gran parte ceremonial, aunque oficialmente él o ella es jefe de estado y tiene el más alto cargo público de Suecia y el más alto rango militar y social. La Ley de Sucesión de 1810 designa a la Casa de Bernadotte como la casa real sueca y además, el rey (y por tanto implícitamente cualquier regente) debe ser un luterano.

Historia

Suecia ha sido un reino desde tiempos prehistóricos. Ya en el siglo I, Tácito escribió que los Suiones tenían un rey, pero el orden de sucesión de los reyes de Suecia históricos posterior no se conoce, salvo lo que se cuenta en las sagas nórdicas, históricamente controvertidas ya que su realidad es difícilmente demostrable. Por ello se les suele denominar reyes legendarios.

Originalmente, el rey sueco tenía poco poder y se limitaba a las funciones de un líder guerrero, juez y sacerdote del Templo de Upsala. Un testimonio de la falta de influencia los hay en miles de piedras rúnicas que eran utilizadas en ceremonias por los plebeyos, pero no en crónicas de reyes de Suecia. Antes del siglo XIV (la lista de los reyes se estableció en la Västgötalagen) sólo en unas pocas piedras rúnicas se mencionan reyes: Gs 11 ( Emund el Viejo), U 11 ( Haakon el Rojo) y U 861 ( Blot-Sven).

Sin embargo, se fortaleció con la introducción del cristianismo en el siglo XI, y los siglos siguientes vieron un proceso de consolidación del poder en manos del rey.

El rey fue elegido tradicionalmente en la Piedra de Mora, y el pueblo tenía el derecho de elegirlo y deponerlo. Las piedras, sin embargo, se destruyeron aproximadamente en 1515.

La corona ha sido hereditaria desde 1544. La actual dinastía Bernadotte fue establecida durante las guerras napoleónicas a través de la Constitución de Suecia de 1809 y la Ley de Sucesión de 1810, en una revolución sin derramamiento de sangre después de que la actual Finlandia, la mitad oriental del Reino, se perdiera en favor del Imperio Ruso.

El siglo XIX, la Constitución divide los poderes del gobierno entre el Parlamento de Suecia y el monarca. Tras el avance del parlamentarismo en 1917, los poderes del rey se redujeron considerablemente, y se convirtió en un monarca constitucional con una autoridad política limitada.

El Estandarte Real.
Pendón personal de S.M. el Rey de Suecia.
El Trono de Plata, asiento real desde 1650.