Revuelto de huevo

Revuelto con beicon.

El revuelto de huevo es un plato hecho con huevos ligeramente batidos y cocinado en una sartén con aceite o mantequilla hasta que cuaja y forma una especie de grumos. Es considerado uno de los platos más genéricos de la cocina y forma parte principalmente de un desayuno aunque en algunas cocinas forma parte de platos principales.

Características

Huevo revuelto con setas

Al batido de huevos pueden agregársele pequeñas tiras de tocino, taquitos de jamón, trozos de queso, distintos vegetales y también nata o leche para que quede más suave.

Cuando se diluye huevo con otros líquidos, por regla general se aumenta la temperatura a la que cuaja el huevo y esto debe ser tomado en cuenta al hacer un huevo revuelto, la dilucción hace que las distancias de las proteínas se encuentren con más moléculas de agua y es necesario más temperatura para que las moléculas de proteína se ordenen, el azúcar hace crecer la temperatura igualmente. Si consideramos la mezcla de un vaso de leche, azúcar y un huevo al no mezclarse la temperatura de cuajado es cercana a los 70 °C mientras que la mezcla rondará los 78º-80 °C.[1]

Se suele decir que la sal y los alimentos ácidos 'endurecen' las proteínas del huevo, esto es debido a que reducen la temperatura de coagulación, pero producen al mismo tiempo una textura más tierna (especialmente más tierna con la adición de ingrecientes ácidos). En algunas recetas se empleaba verjus como acidulante, en la cocina marroquí se encuentran platos con huevo revuelto a los que se añade vinagre.[2]

Other Languages
català: Remenat d'ous
dansk: Røræg
Deutsch: Rührei
Esperanto: Kirlovaĵo
français: Œufs brouillés
hrvatski: Kajgana
magyar: Rántotta
íslenska: Eggjahræra
Lëtzebuergesch: Eeërtriwwel
Nederlands: Roerbakei
norsk bokmål: Eggerøre
polski: Jajecznica
português: Ovos mexidos
srpskohrvatski / српскохрватски: Kajgana
Simple English: Scrambled eggs
svenska: Äggröra
中文: 炒蛋
粵語: 炒蛋