Revuelta jónica

Mapa de las revueltas de las ciudades jonias previas a las Guerras Médicas.

La revuelta jónica representó un episodio decisivo de la confrontación entre griegos y persas. Fue impulsada por Aristágoras, el tirano de Mileto, en el año 499 a. C. Constituyó el primer conflicto a gran escala entre ciudades griegas y el Imperio persa. Muchas ciudades ocupadas por los persas en Asia Menor y Chipre se alzaron contra sus dominadores. Los insurrectos lograron tomar Sardes pero el contraataque persa condujo a la derrota definitiva tras la batalla naval de Lade y la ocupación de Mileto en 494 a. C.

Su origen fue la voluntad de Darío I de controlar las fuentes de aprovisionamiento de trigo y de madera para la construcción naval de Grecia. Para ello debía atacar, con la ayuda de los contingentes griegos jonios, en primer lugar, a los escitas, que habían creado un poderoso imperio en Rusia meridional y cuyas relaciones comerciales con los griegos eran fructuosas y activas. Estaba, sin duda, también la intención de controlar la ruta del comercio de oro, extraído de los montes Urales o de Siberia y con el que los escitas comerciaban a gran escala. Algunas expediciones contra los escitas acabaron en un estrepitoso fracaso, ya que éstos aplicaban la táctica de la tierra quemada al ejército persa. El ejército persa escapó del desastre y el cerco gracias a la lealtad del contingente griego que guardaba el puente sobre el Danubio (Ister).

Sin embargo, Darío se aseguró el dominio de Tracia mientras que el rey Amintas I de Macedonia reconoce el señorío de Persia ( 513 a. C.). En 508 a. C., la isla de Samotracia cayó bajo el yugo persa. Incluso Atenas solicitó, hacia 508, la alianza persa. De esta campaña Darío sacó la conclusión de que podía contar con la fidelidad de los griegos jonios. Éstos, estimaban en cambio que podían, sin riesgos excesivos, sublevarse contra el dominio persa, puesto que la expedición contra los escitas había demostrado que el imperio aqueménida no era invulnerable.

Orígenes de la revuelta

Jonia sufrió en sus intereses esta dominación. Estaba constituida por 12 ciudades griegas[3] o más bien, su general Harpago hacia 540 a. C., eran prósperas en el momento de la conquista. Después, sólo Mileto había acertado a concluir un tratado de amistad que le asegurara una relativa independencia. Fue, sin embargo, Mileto la que originó el levantamiento de 499 a. C.

Sin embargo el dominio persa no era gravoso. Cada ciudad conservaba sus instituciones con la condición expresa de aceptar y de mantener al tirano griego, el sátrapa o funcionario persa que quisiera enviar el "Gran Rey". Darío I y sus sucesores respetaron las costumbres de los diferentes pueblos de su imperio y se encargan a veces de llamar al orden los funcionarios. Pero Mileto sintió su prosperidad amenazada por la llegada de los persas.

Desde 512 a. C., el mar Negro era un "lago persa", y Tracia se había convertido en una satrapía. Mileto se abastecía allí de trigo y de toda clase de materias primas. A eso se sumaba que las gentes de Mileto habían visto partir sus "intelectuales", que huían ante la dominación persa. Los persas eran, a ojos de numerosos griegos jonios, bárbaros reacios a los "encantos" de la civilización griega, que conservaban su lengua, su religión y sus costumbres.

La colonización persa cerró el acceso a los mares septentrionales en el momento en que Síbaris, el almacén occidental de Mileto, cayó bajo los golpes de Crotone ( 510 a. C.). Además, los persas favorecieron sistemáticamente a los rivales fenicios de Tiro y Sidón.

Tras la toma de Bizancio por los persas cerraron los estrechos y el comercio hacia el Ponto Euxino. Sin duda, demostraba una voluntad de emancipación de las ciudades jónicas que les empujó, por una parte, a rechazar a los tiranos impuestos por los persas, y por otra, a liberarse del yugo aqueménida. Cuando la revuelta estalló, tuvo como primera consecuencia, en numerosas ciudades, la evicción de los tiranos y la proclamación de la isonomía.

Other Languages
Afrikaans: Ioniese Opstand
Alemannisch: Ionischer Aufstand
English: Ionian Revolt
hrvatski: Jonski ustanak
interlingua: Revolta ionian
Bahasa Indonesia: Pemberontakan Ionia
italiano: Rivolta ionica
Lëtzebuergesch: Ionesch Revolt
Bahasa Melayu: Pemberontakan Ionia
Nederlands: Ionische opstand
norsk bokmål: Det joniske opprøret
português: Revolta Jônica
srpskohrvatski / српскохрватски: Jonski ustanak
slovenčina: Iónske povstanie
српски / srpski: Јонски устанак