Revolución naranja

Protestantes en la Maidán Nezalézhnosti (Plaza de la Independencia) el primer día de protestas.

La Revolución naranja (en ucraniano, Помаранчева революція, Pomaráncheva revolyutsiya) consistió en una serie de protestas y acontecimientos políticos que tuvieron lugar en Ucrania, desde finales de noviembre de 2004 hasta enero de 2005. Estas protestas ocurrieron en el contexto de las elecciones presidenciales, en las cuales hubo fuertes reclamos de corrupción, intimidación de votantes y fraude electoral directo. Kiev, la capital ucraniana, fue el punto foco de la campaña del movimiento civil de resistencia, en el cual participaron miles de manifestantes diariamente.[1] A nivel nacional, la «revolución» se caracterizó por una serie de actos de desobediencia civil y huelgas generalizadas organizadas por el movimiento de oposición.

Las protestas fueron incentivadas por los reportes de diversos observadores nacionales y extranjeros, así como por la percepción por la oposición de que los resultados del voto del 21 de noviembre de 2004 entre los candidatos Víktor Yúshchenko y Víktor Yanukóvich fueron amañados por las autoridades a favor de este último.[2] Las protestas nacionales se llevaron a cabo cuando los resultados de la contienda original fueron anulados, y nuevas elecciones fueron ordenadas por la Suprema Corte de Ucrania para el 26 de diciembre de 2004. Bajo un intenso escrutinio por parte de observadores domésticos e internacionales, la segunda contienda fue declarado como «libre y justa». Los resultados finales mostraron una clara victoria para Yúschenko, quien recibió un 52 % de los votos, comparado con un 44 % de Víktor Yanukóvich. Yúshchenko fue declarado como el ganador oficial con su inauguración el 23 de enero de 2005 en Kiev, con lo que se dio fin a la Revolución Naranja.

En 2010, Víktor Yanukóvich se convirtió en el sucesor de Yúshchenko como presidente de Ucrania, después de que la Comisión Central Electoral y observadores internacionales declararan que la elección presidencial fue conducida de forma justa.[3]

En los años que siguieron a la Revolución Naranja fue usual que en Bielorrusia y Rusia ésta fuera utilizada como una asociación negativa entre los círculos progubernamentales, por miedo de contagio.[6]

Sin embargo, Yanukóvich fue expulsado del gobierno cuatro años después, tras las protestas, disturbios y duros enfrentamientos conocidos como Euromaidán, ocurridos entre finales de 2013 y principios de 2014, en la Plaza de la Independencia de Kiev. Al contrario de la Revolución naranja, estas protestas resultaron en más de cien muertes y fragmentaron el país, provocando la anexión de Crimea a Rusia y sublevaciones armadas en las zonas orientales del país que se opusieron al Euromaidán y sus consecuencias.

Contexto

Protestantes en la Maidán Nezalézhnosti

Asesinato de Gongadze/Crisis de Kuchmagate

Yúshchenko durante la Revolución Naranja contra el fraude electoral (noviembre de 2004).

Georgiy Gongadze, un periodista ucraniano y el fundador de Ukrayinska Pravda (un periódico en Internet reconocido por publicar la corrupción o conductas poco éticas de políticos ucranianos) fue secuestrado y asesinado en el año 2000. Aunque nadie acusó al presidente ucraniano, Leonid Kuchma de haberlo asesinado personalmente, rumores persistentes sugirieron que éste había ordenado su asesinato. Este homicidio dio inicio a un movimiento en contra de Kuchma en 2000, el cual puede ser visto como el origen de la Revolución naranja de 2004. Tras dos mandatos de presidencia (1994-2005) y el Escándalo del Cassette de 2000 que arruinó su imagen irreparablemente, Kuchma decidió no contender por un tercer término en las elecciones de 2004 y, en su lugar, dio su apoyo al Primer Ministro Víktor Yanukóvich en la carrera presidencial en contra de Víktor Yúshchenko del bloque de auto-defensa de Nuestra Ucrania.

Causas de la Revolución Naranja

El estado de Ucrania durante la elección presidencial de 2004 es considerada como una "condición ideal" para el estallido del público. Durante este tiempo los ucranianos se hallaban impacientes al estar esperando una transformación política y económica del país.[7] Los resultados de las elecciones fueron considerados como fraudulentos y como el "clavo en el ataúd" de los eventos que le precidieron.

Factores que posibilitaron la Revolución Naranja

El régimen ucraniano se hallaba en el poder antes de que la Revolución Naranja creara el camino para que emergiera una sociedad democrática. Ucrania se encontraba basada en un "régimen autoritario competitivo", considerado como un "régimen híbrido", permitiendo la aparición de una democracia y de una economía de mercado. El fraude en las elecciones enfatizó el deseo de los ciudadanos ucranianos por un gobierno de tipo plural. El Escándalo del Cassette alimentó el deseo del público por llevar a cabo un movimiento de reforma social. No sólo redujo el respeto de las personas por Kuchma como presidente, pero también por la élite en general. Debido al comportamiento de Kuchma, éste perdió muchos de sus simpatizantes con altos cargos en el gobierno. Muchos de los oficiales del gobierno que se encontraban de su lado pasaron a soportar por completo la campaña electoral de Yúshchenko, así como sus ideas en general.

Después de que una clara falta de fe en el gobierno fue instalada entre la población ucraniana, el rol de Yúshchenko fue cada vez más importante en la revolución. Yúshchenko era un líder carismático que no demostraba signos de corrupción. Éste se encontraba al mismo nivel que sus votantes, presentando sus ideas en un estilo no soviético. Los votos por parte de la juventud ucraniana fueron extremadamente importantes en el resultado de la elección presidencial de 2004. Esta nueva ola de gente joven poseía ideas diferentes aquellas de las principales figuras de Ucrania, teniendo fuertes cuestionamientos respecto a la habilidad de Leonid Kuchma para liderar el país.

La abundancia de jóvenes que fueron partícipes de este movimiento demostró el creciente sentimiento de nacionalismo que se estaba desarrollando en el país. La Revolución Naranja tuvo el impacto suficiente para atrapar el interés de la población, tanto jóvenes como adultos.[8]

Other Languages
azərbaycanca: Narıncı inqilab
беларуская (тарашкевіца)‎: Аранжавая рэвалюцыя
Bahasa Indonesia: Revolusi Oranye
한국어: 오렌지 혁명
Nederlands: Oranjerevolutie
norsk bokmål: Oransjerevolusjonen
srpskohrvatski / српскохрватски: Narančasta revolucija
slovenščina: Oranžna revolucija
Türkçe: Turuncu Devrim
Tiếng Việt: Cách mạng Cam
中文: 橙色革命