Revolución de 1934

Revolución de 1934
Fecha 5 - 19 de octubre de 1934
Lugar España
Casus belli Revolución socialista que los dirigentes del PSOE y UGT creen legitimada por la entrada en el gobierno de la República de tres ministros de la CEDA —derecha católica "accidentalista"-
Resultado Fracaso del movimiento huelguístico. El gobierno republicano suprime las rebeliones ocurridas en Asturias y Cataluña.
Beligerantes
Bandera de España República Española Flag of Catalonia.svg Generalidad de Cataluña

Bahnmarke bleibt an Backbord liegen.svg Revolucionarios asturianos
Bajas
1.500 - 2.000 muertos
15.000 - 30.000 detenidos
[ editar datos en Wikidata]

La Revolución de 1934 o huelga general revolucionaria en España de 1934, fue un movimiento huelguístico revolucionario que se produjo entre los días 5 y 19 de octubre de 1934 durante el bienio radical-cedista de la II República. Este movimiento estuvo alentado desde amplios sectores y por importantes dirigentes del PSOE y la UGT, como Largo Caballero o Indalecio Prieto[1] y de forma desigual por la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), la Federación Anarquista Ibérica (FAI) y el Partido Comunista de España (PCE).

Los principales focos de la rebelión se produjeron en Cataluña y en Asturias, región en la que tuvieron lugar los sucesos más graves. Y tuvo gran importancia en las cuencas mineras de Castilla y León y ciudades y villas de la provincia de Valladolid.

Antecedentes

Tras las elecciones generales de 1933, los radicales forman un gobierno monocolor minoritario liderado por Alejandro Lerroux, y apoyado en las Cortes por la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA). Este último partido, de ideología clerical conservadora y legalista, al ser el partido más votado, se había convertido en la principal minoría de la Cámara.

En octubre de 1934, la CEDA le retira su confianza al gobierno centrista de los radicales de Lerroux y exige participación. El presidente de la República Alcalá-Zamora, a pesar de los temores que le inspiraba la doctrina de Gil-Robles sobre el accidentalismo de las formas de gobierno, decide indicar a Lerroux que se incluyan tres ministros de la CEDA en el Gabinete.

Sin embargo, este nombramiento no es aceptado por los partidos de izquierda, especialmente el PSOE, que esperaban una convocatoria anticipada de elecciones generales.

En las elecciones anteriores, el PSOE, habiendo obtenido 1 627 472 votos, obtuvo 58 escaños; mientras que los radicales, con 806.340 votos, obtenían 104 escaños. Así, de los 8 535 200 votos emitidos, 3 365 700 fueron para partidos de derecha, 2 051 500 para partidos de centro y 3 118 000 para los partidos de izquierda.[2] Esta diferencia se debió a la modificación de la legislación electoral, realizada en 1933 con el apoyo de los partidos entonces mayoritarios, entre ellos, el propio PSOE.

Other Languages