Revolución comunera de Paraguay

Como Revolución Comunera, Rebelión Comunera o Revolución de los Comuneros se conoce a la serie de levantamientos populares producidos en España (1521) y en América del Sur (1544, 1649 y 1717) contra las regulaciones impuestas por la corona española, que afectaban a varios súbditos, lo que en Sudamérica repercutió en una política de exclusión hacia los indígenas establecida por la Corona española a través de las Leyes Nuevas en 1542, las que limitan la explotación de los españoles hacia los indígenas, súbditos también, las que no favorecían a los comuneros en Sudamérica (colonos y encomenderos).[1]

Antecedentes

Las Revoluciones de los Comuneros paraguayos, liderados por el panameño José de Antequera y Castro y el nacido en Venezuela, Fernando Mompox son considerados como antecesores a los movimientos independentistas, aunque partían del interés de oponerse a las limitaciones de la Corona española respecto a la explotación de los súbditos españoles a los súbditos indígenas. El precedente principal del término "comuneros" es la Guerra de las Comunidades de Castilla (donde no había explotación de indígenas), con la insurrección de ciudades como Toledo, Ávila, Madrid, Segovia y Valladolid, entre otras, donde dirigentes como Padilla, Bravo y Maldonado hicieron frente a las regulaciones del Emperador Carlos V en 1521. La llamada Revolución de los Comuneros en América no surgió sino unos años después.