Retículo endoplasmático

El retículo endoplasmático o endoplásmico es un orgánulo distribuido por todo el citoplasma de una célula eucariota, la cual se representa como un complejo sistemas de membranas celulares dispuestas en forma de sacos aplanados y túbulos que están interconectados entre sí compartiendo el mismo espacio interno. Sus membranas se continúan con la envuelta nuclear y se pueden extender hasta las proximidades de la membrana plasmática, llegando a representar más de la mitad de las membranas de una célula. Debido a que los ácidos grasos que las componen suelen ser más cortos y eficientes, son más delgadas que las demás.[1]

El retículo organiza sus membranas en regiones o dominios que realizan diferentes funciones. Los dos dominios más fáciles de distinguir son el retículo endoplasmático rugoso, con sus membranas formando túbulos más o menos rectos, a veces cisternas aplanadas, y con numerosos ribosomas asociados, y el retículo endoplasmático liso, sin ribosomas asociados y con membranas organizadas formando túbulos muy curvados e irregulares.[1]

La membrana externa de la envuelta nuclear se puede considerar como parte del retículo endoplasmático puesto que es una continuación física de él y se pueden observar ribosomas asociados a ella realizando la traducción. El retículo endoplasmático rugoso y el liso suelen ocupar espacios celulares diferentes como ocurre en los hepatocitos, en las neuronas y en las células que sintetizan esteroides. Sin embargo, en algunas regiones del retículo no existe una segregación clara entre ambos dominios y se aprecian áreas de membrana con ribosomas mezcladas con otras sin ribosomas. La disposición espacial del retículo endoplasmático en las células animales depende de sus interacciones con los microtúbulos, mientras que en las vegetales son los filamentos de actina los responsables.[1]

Intervienen en funciones relacionadas con la síntesis proteica, metabolismo de lípidos y algunos esteroides, así como el transporte intracelular. Se encuentra en las células animales y vegetal, pero no en la célula procariota.

Un nuevo estudio científico se basa en el estudio del proceso de secreción de proteínas y también  explica la existencia de mecanismos alternativos en la exportación de proteínas sintetizadas en el retículo endoplasmático, y menciona que se conoce como ruta secretora, que es un conjunto de orgánulos de células que se encargan del transporte de proteínas desde el retículo endoplasmático hasta los otros destinos. (Pedro Moral, 2013).

Estructura del retículo endoplasmático

Hay tres maneras principales en las que se determina la estructura del retículo endoplasmático (RE):

1) las proteínas de membrana que se dividen dentro de la bi-capa de membrana y la forman directamente formando estructuras oligoméricas

2) las interacciones entre proteínas de membrana en el RE y el citoesqueleto

3) y con otros compartimentos unidos a la membrana.

Se han hecho muchos progresos, pero sólo se ha logrado identificar un puñado de las proteínas que contribuyen a cada uno de estos tres procesos.

Para los identificados, todavía hay mucho que aprender sobre cómo estas diversas interacciones se regulan para hacer la estructura elaborada de este gran compartimiento membrana-funcional.[2]

Other Languages
Kreyòl ayisyen: Retikilòm andoplasmik
Bahasa Indonesia: Retikulum endoplasma
íslenska: Frymisnet
日本語: 小胞体
한국어: 소포체
Bahasa Melayu: Jalinan endoplasma
Plattdüütsch: Binnenplasma-Nett
srpskohrvatski / српскохрватски: Endoplazmatski retikulum
Simple English: Endoplasmic reticulum
中文: 内质网