Restauración absolutista en España

España
Reino de España

Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg

1814-1833

Flag of Argentina (alternative).svg (1816)
Flag of Chile.svg (1818)
Flag of the Gran Colombia (1819-1820).svg (1819)
Flag of Peru (1821 - 1822).svg (1821)
Flag of Mexico (1821-1823).svg (1821)
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg (1833)

Bandera Escudo
Lema nacional: Plus Ultra (en latín: ‘Más allá’)
Himno nacional: Marcha Granadera
Himno de Riego (cooficial en 1822-1823) ¿Problemas al reproducir estos archivos?
Ubicación de
Capital Madrid
Idioma oficial Español[nota 1]
Religión Catolicismo
Gobierno Monarquía absoluta (1814-1820; 1823-1833)
Monarquía constitucional
(1820-1823)
Rey
 • 1814-1833 Fernando VII
Período histórico Siglo XIX
 •  Regreso de Fernando VII 22 de marzo de 1814
 • Ilegalización de las Cortes de Cádiz 4 de mayo  de 1814
 •  Pronunciamiento de Rafael de Riego 1 de enero  de 1820
 • Intervención de los Cien Mil Hijos de San Luis 7 de abril  de 1823
 • Capitulación de Cádiz y liberación de Fernando VII 23 de septiembre  de 1823
 • Suspensión de la Constitución de Cádiz 1 de octubre  de 1823
 •  Capitulación de Ayacucho 9 de diciembre  de 1824
 • Muerte de Fernando VII 9 de septiembre  de 1833
 • Ascenso de Isabel II 29 de septiembre de 1833
Moneda Escudo, real y maravedí
  1. También se hablaban lenguas indígenas de América, filipinas, iberorromances, euskera, etc.

Tras la Guerra de la Independencia, las Cortes se reúnen en Madrid en octubre de 1813. Poco después, Napoleón reconoce a Fernando VII como rey de España, que entra el 22 de marzo de 1814 camino de Valencia con el apoyo general de la población y recibe de la mano de un grupo de diputados afectos a su persona, el llamado Manifiesto de los Persas que representa una declaración en favor de la restauración absolutista.

El regreso del absolutismo

«Que se rompe la cuerda», estampa nº 77 de la sección «Caprichos enfáticos» de Los desastres de la guerra, alusiva a la restauración fernandina. Según indica Bozal[1] en este grabado se representa haciendo equilibrio a un alto representante eclesiástico que, en el dibujo preparatorio del Museo del Prado, representaba al Papa.

El 4 de mayo Fernando VII decreta ilegales las Cortes de Cádiz, y su obra legislativa posterior, fundamentalmente la Constitución de 1812.

Muy pocas son las personas que manifiestan su hostilidad al monarca tras el decreto de 4 de mayo. Hay que tener en cuenta que la constitución de 1812 no beneficiaba en absoluto a los campesinos, ya que les quitaba la propiedad jurisdiccional de las tierras que les permitía hacer un uso usufructuario de las mismas, sin perjuicio de los impuestos que tenían que pagar al noble. Por esta razón, el campesinado apoyó a Fernando VII y posteriormente a su hermano Carlos que representaba la opción antiliberal. Tras la derogación de la constitución de 1812 (la Pepa), los militares liberales son trasladados y arrestados en África; y los disturbios en Madrid, de poca entidad, son acallados rápidamente por el ejército. Se restablece el Consejo de Castilla, se destituye a los alcaldes, se restablecen las capitanías generales, regresa la Compañía de Jesús, se reaviva la Inquisición y se persigue a los afrancesados. Sin embargo, los campesinos no obtuvieron las ventajas que pretendían, y la nobleza acaparó la propiedad plena de la tierra, con lo que el campesino se convertía en un asalariado a partir de la promulgación de la constitución del 19 de marzo de 1812 que ya no se derogaría en este sentido. Esta reforma sobre la tierra benefició a la nobleza y sobre todo a la burguesía. Fernando VII nunca la derogó. Por todo ello, los campesinos pusieron al final sus esperanzas en la causa carlista. En España, no existe una revolución burguesa como en el resto de Europa. En España, hay una burguesía temerosa de la revolución y cuya mayor aspiración es adquirir un estatuto nobiliario. La burguesía española se alía con la nobleza y nunca con el campesinado que es el que, en realidad, tenía la fuerza para apoyar una revolución burguesa.

Algunos pronunciamientos liberales se sucedieron a lo largo de estos años contra el absolutismo fernandino, pero sin éxito: Espoz y Mina en 1814, Díaz Porlier en 1815 y el general Lacy en 1817 fueron los más destacados.

Sin embargo, el 1 de enero de 1820, el coronel Rafael de Riego en Las Cabezas de San Juan junto a otros oficiales liberales proclama la Constitución de Cádiz. El movimiento se debilita y en marzo está al borde del fracaso, pero en Galicia se producen varios levantamientos que se unen proclamando también la vigencia de la Constitución gaditana. El efecto es seguido en diferentes puntos de España. El 7 de marzo, los sublevados y el pueblo ocupan los aledaños del Palacio Real de Madrid por lo que el rey se ve obligado a aceptar la Constitución.

Other Languages