Republicanismo irlandés

La bandera nacional de la República de Irlanda, principal símbolo del republicanismo irlandés.

El republicanismo irlandés ( gaélico: Poblachtánachas; inglés: Irish Republicanism) es una ideología basada en la defensa de una república única para toda Irlanda, con variaciones que van desde el Estado unitario, a la federación o confederación de las cuatro provincias históricas de la isla.

En 1800 los reinos de Gran Bretaña e Irlanda se fundieron para crear el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda por el Acta de Unión.[3] La aparición del sentimiento nacionalista y democrático en Europa tuvo su reflejo en Irlanda en la emergencia del movimiento republicano, opuesto al dominio, primero inglés y luego británico, en la isla. La discriminación de la que era objeto la población católica, mayoritaria en la isla, el desprecio hacia la cultura nativa y el retraso económico irlandés con respecto al Reino Unido pueden citarse como los principales factores de oposición.

Se suele establecer habitualmente una diferencia entre el nacionalismo irlandés en general, y el republicanismo en particular. El término nacionalismo se utiliza para designar cualquier forma del sentimiento nacional, incluyendo las culturales; en términos políticos define a una serie de tendencias partidarias de una mayor autonomía (aunque no necesariamente independencia) frente a Londres; y, en algunos casos, a movimientos secesionistas comprometidos con los métodos constitucionales. Por contra, el republicanismo se usa para referirse a movimientos que demandan independencia total bajo un gobierno republicano. Se suele asociar a movimientos dispuestos a emplear la fuerza física si fuera necesario y que, en general, defienden una perspectiva laica y no sectaria de este estado independiente, frente al movimiento nacionalista, caracterizado por una fuerte defensa de la religión católica. A partir de los siglos XIX y XX el republicanismo se asocia también con tendencias políticas de izquierdas, ya que muchas de sus figuras destacadas, como James Connolly, eran personas de ideología socialista o marxista.

Historia

Retrato de Theobald Wolfe Tone ( 1763 - 1798), uno de los principales ideólogos del republicanismo irlandés.

El republicanismo irlandés nació a finales del siglo XVIII al calor de los movimientos revolucionarios de Francia y América del Norte, que sacudieron las conciencias políticas en todo el mundo. El pueblo irlandés siguió muy de cerca los acontecimientos, ya que como súbditos de la corona británica, sufrieron indirectamente las consecuencias de la guerra en América del Norte. Los republicanos irlandeses exigían reformas democráticas, independencia de Gran Bretaña y el fin de la discriminación contra los católicos y sus representantes más destacados fueron el grupo conocido como Society of the United Irishmen (Sociedad de los Irlandéses Unidos). Apoyados por el régimen republicano francés, en 1798 se levantaron en rebelión contra el gobierno británico. Irónicamente, los organizadores de la sublevación fueron protestantes liberales como Theobald Wolfe Tone o los propios directores de la Society;[4] todos ellos preconizaban la unión de los católicos y protestantes como elemento esencial en su agenda. Posteriormente, aunque algunos destacados protestantes abogaron por la autonomía o la independencia de Irlanda, tales como Roger Casement o Charles Stewart Parnell, el movimiento independentista fue gradualmente quedando en manos de los católicos. Gradualmente además se fue entroncando dicho movimiento con la reivindicación de las raíces gaélicas de la cultura irlandesa.

El fracaso de 1798 trajo como consecuencia el Acta de Unión de 1800, y un mayor rigor frente a movimientos independentistas posteriores. A la rebelión de 1798 le siguieron otras revueltas: la de Robert Emmet de 1803, la encabezada por el movimiento de la " Joven Irlanda" en 1848 y las protagonizadas por la Hermandad Feniana en 1865 y 1867. Todas ellas fueron sofocadas de forma contundente por las fuerzas británicas.

Other Languages