Renfe Operadora

Renfe Operadora
Tu tiempo. Tu tren.
Logotipo de Renfe Operadora.svg
AVE in spain.jpg
Trenes S-102 estacionados.
Tipo Entidad pública empresarial
Industria Transporte
Fundación 24 de enero de 1941
Sede central Avenida de Pío XII, 110
Bandera de España Madrid, España
Ámbito España y países limítrofes
Productos Transporte ferroviario
Ingresos Crecimiento 2.545 millones ( 2015)[1]
Subvenciones estatales:
600 millones ( 2011)[2]
Beneficio de explotación Crecimiento 1.727,7 millones ( 2011)
Beneficio neto Crecimiento 37,3 millones ( 2015)[3]
Filiales Renfe Cercanías
Renfe Mercancías
Renfe Integria
Renfe Alquiler de Material Ferroviario
Sitio web http://www.renfe.com
Cronología
[ editar datos en Wikidata]

Renfe Operadora, conocida simplemente como Renfe, es la principal operadora ferroviaria de España. Es la única operadora de viajeros del sector ferroviario español por la «Red de Interés General», y una de las operadoras de mercancías.

Se configura como una entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Fomento. Es heredera de la antigua Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles (RENFE), empresa creada en 1941. Tras la extinción de dicha compañía el 1 de enero de 2005, obligada por la «Ley del Sector Ferroviario», RENFE su herencia se repartió entre dos empresas,[4] una que opera el material y los servicios ferroviarios llamada «Renfe Operadora», y otra que administra las infraestructuras (vías, estaciones,...) denominada Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

A partir del 1 de enero de 2013, coincidiendo con la desaparición de Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (FEVE), también asumió la explotación de esta sociedad a través de una nueva división comercial denominada Renfe FEVE.

En 2014, el Ministerio de Fomento decidió segregar la actividad de la empresa en cuatro sociedades anónimas, por lo que desde entonces, el negocio se gestiona indirectamente a través de dichas sociedades, siendo Renfe Operadora la propietaria y administradora de todas ellas, las cuales son conocidas conjuntamente como «Grupo Renfe».

La comercialización de los productos enfocados a viajeros y dichos servicios son administrados a través de Renfe Viajeros, el transporte de mercancías a través de Renfe Mercancías, la fabricación y mantenimiento del material rodante se gestiona a través de Renfe Integria, mientras que el alquiler y la cesión del material propiedad de Renfe Operadora se comercializa a través de Renfe Alquiler de Material Ferroviario.

Historia

El proceso de nacionalización y unificación que vivieron la mayor parte de redes de ferrocarril de Europa tras la II Guerra Mundial produjo unas compañías ferroviarias nacionales que hacían muy difícil la posibilidad de explotar trenes internacionales. La integración promulgada por la Unión Europea, que incluye el transporte libre de mercancías por toda la unión, inició el interés por modificar el sistema de funcionamiento de los ferrocarriles europeos permitiendo con normalidad la aparición de operadores transnacionales.

En 1991 se aprobó la Directiva 91/440/CEE, en la que se recoge la separación contable de los servicios y las infraestructuras en las redes ferroviarias nacionales europeas,[5] similar a la existente en el transporte aéreo o por carretera. Esta separación permitiría a un operador transnacional circular por las redes de diferentes países en las mismas condiciones que la ferroviaria nacional, pagando las tasas correspondientes por el uso de la infraestructura.

Esta directiva y sus posteriores fueron transpuestas al ordenamiento jurídico español en la Ley 39/2003 del Sector Ferroviario, aprobada el 17 de noviembre de 2003. En esta ley se estableció que en el caso de España la separación contable se realizaría a través de la división completa en dos empresas diferentes. La división efectiva tuvo lugar el 1 de enero de 2005, cuando RENFE fue extinguida como empresa y se crearon ADIF, dedicada a la infraestructura, y Renfe Operadora, dedicada a la operación y el mantenimiento de los trenes.[6]

Renfe Operadora absorbió de su predecesora RENFE todo el material rodante, los talleres de mantenimiento y el personal dedicado a operar los trenes y a su mantenimiento. Además de todo lo relacionado con la infraestructura, la venta de billetes en estaciones quedó también en manos de ADIF.

En 2012 se realizó un proceso similar con la disolución de FEVE, la empresa estatal que gestionaba los ferrocarriles de vía estrecha. El 31 de diciembre se completó la subrogación, haciéndose Renfe Operadora con toda la explotación de los ferrocarriles de vía estrecha no autonómicos, y Adif con la infraestructura.[7]

Other Languages
Esperanto: Renfe Operadora
italiano: Renfe Operadora
português: Renfe Operadora