Remigio Morales Bermúdez

Remigio Morales Bermúdez
Remigio Morales Bermudez 3.jpg

Escudo nacional del Perú.svg
Presidente Constitucional de la República del Perú
10 de agosto de 1890- 1 de abril de 1894
Vicepresidente Pedro Alejandrino del Solar
Justiniano Borgoño
Predecesor Andrés Avelino Cáceres
Sucesor Justiniano Borgoño

Escudo nacional del Perú.svg
Primer Vicepresidente de la República del Perú
3 de junio de 1886- 10 de agosto de 1890
Presidente Andrés Avelino Cáceres
Predecesor Lizardo Montero
Sucesor Pedro Alejandrino del Solar

Rango
General de Brigada EP

Información personal
Nacimiento 30 de septiembre de 1836
Pica, Iquique, Tarapacá, Perú.
Fallecimiento 1 de abril de 1894
Lima, Perú
Nacionalidad Peruana Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Constitucional
Familia
Padres Manuel Morales y Vera
Catalina Bermúdez y Soto-Alciato
Cónyuge Justa Masías y Llosa
Hijos Francisco Morales Bermúdez y Llosa
Información profesional
Ocupación Militar y político
[ editar datos en Wikidata]

Remigio Morales Bermúdez ( Pica, Tarapacá, Perú, 30 de septiembre de 1836 - Lima, 1 de abril de 1894) fue un militar y político peruano, que ocupó la Presidencia del Perú de 1890 a 1894.

Fue un militar que luchó en la guerra del Pacífico, actuando en la campaña terrestre del sur, en la defensa de Lima y en la campaña de la Breña, en esta última a órdenes del general Andrés A. Cáceres, de quien se convirtió en un acérrimo partidario político. Luchó contra Miguel Iglesias y fue primer vicepresidente bajo el primer gobierno de Cáceres. Apoyado por el cacerismo, ganó la presidencia en 1890. Su gobierno fue discreto, no realizando grandes obras públicas, limitándose a continuar la política del presidente anterior. Ejerció una severa represión en contra de los partidarios de Nicolás de Piérola y otros grupos políticos. En el aspecto internacional no logró un acuerdo limítrofe con Ecuador al no ser aprobado el Tratado García-Herrera por el Congreso peruano. Asimismo, su gestión se enderezó a preparar el plebiscito que debía realizarse en Tacna y Arica ocupada por los chilenos, según lo previsto en el Tratado de Ancón, pero ello no se concretaría, por falta de acuerdos sobre los votantes del plebiscito con Chile. Ya en las postrimerías de su gobierno enfermó repentinamente de gravedad y falleció, en abril de 1894. Lo reemplazó su 2º vicepresidente Justiniano Borgoño. Esta controvertida sucesión presidencial, que dejaba de lado al 1º vicepresidente Pedro Alejandrino del Solar, con el fin de favorecer la vuelta al poder del general Cáceres, dio origen a una sangrienta guerra civil, tras la cual se inauguró el gobierno constitucional de Nicolás de Piérola.

Carrera militar

Fue hijo de Manuel Morales y Vera y de Catalina Bermúdez y Soto-Alciato. Hizo sus estudios escolares en Tarapacá y parecía destinado al negocio familiar de la extracción del salitre. Sin embargó, en 1854 optó por la carrera militar, incorporándose al ejército, en el momento en que se iniciaba la revolución liberal contra el presidente José Rufino Echenique. En Arica, como subteniente al mando de Juan B. Zavala, enfrentó los ataques sucesivos de las fuerzas echeniquistas comandadas por el teniente coronel Pedro José Chocano y el general Manuel de la Guarda. Hizo toda la campaña militar que culminó con el triunfo de la revolución en la batalla de La Palma, el 5 de enero de 1855, y por su distinguida actuación, fue ascendido a capitán.

Parados: Remigio Morales Bermúdez, César Canevaro y Francisco de Mendizábal, así como un militar no identificado.

Tras estar retirado por un tiempo del ejército, volvió al servicio integrando el batallón “Arequipa”, esta vez a raíz de la revolución del coronel Mariano Ignacio Prado contra el gobierno de Juan Antonio Pezet. Se destacó durante el asalto a Palacio de Gobierno, en noviembre de 1865, y fue ascendido a sargento mayor. Ya bajo el gobierno constitucional de Prado, marchó en 1868 a Chiclayo para combatir el levantamiento del coronel José Balta, pero sus mismos subordinados se rebelaron y lo apresaron, entregándolo a Balta, aunque éste lo trató con respeto.

Ya en el poder Balta (1868-1872), Morales Bermúdez fue destinado al departamento de Loreto, donde su conducta fue elogiada por la comandancia general. Luego, bajo el gobierno de Manuel Pardo (1872-1876), pasó a Trujillo como comandante del batallón de gendarmes. Fue también nombrado subprefecto y llegó a ser Prefecto interino. Trasladado a Lima, se le encomendó sucesivamente la organización del Batallón de Cazadores Nº 5 y el Batallón de Lima Nº 8.

Al estallar la guerra con Chile el 5 de abril de 1879, fue destinado al sur, escenario de la primera etapa de la campaña terrestre. Participó en la defensa de Pisagua ( 2 de noviembre de 1879) y en las batallas de San Francisco ( 19 de noviembre) y Tarapacá ( 27 de noviembre). Estuvo también en la batalla del Alto de la Alianza ( 26 de mayo de 1880), donde fue derrotado el ejército aliado peruano-boliviano, tras la cual fue Morales Bermúdez fue destacado a Puno para reforzar las defensas del interior ante una eventual invasión chilena por ese lado.

Tras la ocupación de Lima por los chilenos, Morales Bermúdez se presentó ante el dictador Nicolás de Piérola en Ayacucho, en julio de 1881, y fue ascendido a coronel. Se sumó a la resistencia encabezada por el general Andrés A. Cáceres, siendo nombrado prefecto del departamento de Ayacucho. Tuvo un papel importante en la movilización de fuerzas y recursos a favor del ejército de Cáceres, y actuó a lo largo de la campaña de la sierra norte que culminó en la batalla de Huamachuco, el 10 de julio de 1883.

Luego de la firma del tratado de Ancón, se plegó a la revolución cacerista en contra del gobierno del general Miguel Iglesias, a cuyas fuerzas derrotó en Canta, hecho que facilitó la ocupación de Lima y la abdicación de Iglesias (1885). Elegido Cáceres como presidente constitucional, Morales Bermúdez le acompañó como primer vicepresidente (1886-1890).

Other Languages