Remesa

Las remesas son fondos que los emigrantes envían a su país de origen, normalmente a sus familiares. El envío de fondos por parte de emigrantes es un evento que ha ocurrido desde el siglo XIX con el aumento de las corrientes migratorias, pero recién a fines del siglo XX ha alcanzado un desarrollo elevado debido a la mejora en los sistemas de comunicación a nivel mundial y al mayor desarrollo de la banca a nivel internacional. Las remesas familiares son transferidas de recursos de personas en el exterior, principalmente de Estados Unidos, aunque pueden ser de cualquier parte del mundo que envían a personas diferentes.

Los países más beneficiados por el flujo de remesas son:

País Remesas 2004 Remesas 2006 Remesas 2007 Remesas* 2008 Remesas 2010
China $21 300 millones $22 520 millones $25 700 millones $40 500 millones n/d
Filipinas $10 700 millones $12 700 millones $14 400 millones $16 400 millones $17 300 millones
México $21 700 millones $25 600 millones $26 100 millones $25 100 millones $21 200 millones
Polonia $12 000 millones n/d $12 500 millones $13 750 millones n/d
Bangladés $4 200 millones $ 5 500 millones 6 600 millones $9 000 millones $10 700 millones
Pakistán $4 200 millones $5 100 millones $6 000 millones $7 000 millones $8 700 millones
Marruecos n/d n/d $5 700 millones[1] $6 700 millones n/d

*Estimación del Banco Mundial [2][3]
Datos de los Bancos Centrales de Bangladés, México, Pakistán y Filipinas.

Dinámicas

Emergencias

Durante desastres o emergencias, las remesas pueden ser una fuente vital de recursos para personas cuyas principales fuentes de ingresos pueden haber sido destruidas por conflictos o desastres naturales. Según el Instituto de Desarrollo de Ultramar, la importancia de las remesas está siendo cada vez más considerada por los actores que quieren ayudar a los afectados.[2]

Potenciales problemas de seguridad

En los recientes esfuerzos internacionales coordinados para reducir las posibles fuentes de lavado de dinero y/o financiamiento terrorista ha incrementado el costo de enviar remesas directamente incrementando los costos de las empresas que facilitan el envío e indirectamente a la persona que lo recibe.

Beneficios económicos para países en desarrollo

El impacto benéfico generado por las remesas en países en desarrollo es un tema polémico.[3]

Economistas del Banco Mundial discuten que la alta probabilidad de que los beneficiarios de las remesas estén bancarizados significa que las remesas pueden promover el acceso a servicios financieros tanto para el que envía como el que recibe, aclamando que apoyar a las remesas es un aspecto fundamental para promover el desarrollo económico.[6]

Generalmente se piensa que las remesas son anticíclicas. La estabilidad de los flujos de remesas en crisis financieras y depresiones económicas las transforman en una buena fuente de ingresos de moneda extranjera para países en desarrollo. Ya que las remesas enviadas por emigrantes no paran al pasar de los años y no sólo corresponden a nuevos emigrantes, las remesas pueden persistir a través del tiempo. Esto en particular sucede con los migrantes circulantes quienes viajan constantemente entre su país originario y migratorio. A nivel estatal, países con diversidad de destinos migratorios tienen mayor posibilidad de contar con un flujo de remesas estable. [4]

Other Languages
català: Remesa
čeština: Remitence
English: Remittance
français: Envois de fonds
Bahasa Indonesia: Remitansi
italiano: Rimessa
日本語: 送金
қазақша: Римесса
नेपाली: विप्रेषण
português: Remessa
русский: Римесса
svenska: Remittans
Tiếng Việt: Kiều hối