Reloj de arena

Reloj de arena en un soporte de tres patas.

El reloj de arena es un instrumento mecánico que sirve para medir un determinado transcurso de tiempo. Tiene dos bulbos de vidrio conectados permitiendo un flujo regulado de material, normalmente arena fina, desde la parte superior a la parte inferior, hasta que termina de hacerlo, y solo requiere de la energía potencial de la gravedad para su funcionamiento.

Una vez que el bulbo superior está vacío, puede ser invertido para empezar a cronometrar de nuevo. Factores que influyen en el tiempo medido incluyen la cantidad y calidad de arena, el tamaño del bulbo y la anchura del cuello. Aunque las fuentes discrepan sobre el mejor material, alternativas a la arena incluyen el polvo de mármol y la cáscara de huevo en polvo.[1]

Dado que el periodo que mide es fijo, aunque con ligeras variaciones, actualmente está en desuso, sustituyéndole el reloj de pulsera para conocer la hora, y el cronómetro para medir el tiempo preciso transcurrido entre dos sucesos. En los tiempos modernos, los relojes de arena son ornamentales, o se utilizan cuando una medida aproximada es suficiente, como en los temporizadores de huevo para cocinar o para juegos de mesa.

Historia

Templanza lleva un reloj de arena; Alegoría del Buen Gobierno, detalle de Lorenzetti, 1338.

El origen del reloj de arena no es claro, aunque puede haber sido introducido en Europa por un monje del siglo octavo llamado Liutprando, que sirvió en la catedral de Chartres, Francia.[4] Los registros escritos de la misma época mencionan el reloj de arena, y que aparece en las listas de provisiones de a bordo. Un registro temprano es un recibo de venta de Thomas de Stetesham, secretario de la nave inglesa La George, en 1345:

El mismo Thomas representa haber pagado en Lescluse, en Flandes, doce vidrios horologos (" pro xii. Orlogiis vitreis "), el precio de cada artículo 4½ bruto ', en libras esterlinas 9' de . , Por cuatro horologos de la misma clase ("de eadem secta"), compró allí, el precio de cada cinco bruta ', por lo que en libras esterlinas 3' de . 4d. '""[5]

Los relojes de arena eran muy populares en los buques, fueron la medición más fiable de tiempo en el mar. A diferencia de la clepsidra, el movimiento de la nave durante la navegación no afectó al reloj de arena. El hecho de que el reloj de arena utiliza materiales granulares en lugar de líquidos dio mediciones más precisas, ya que la clepsidra era propensa a presentar condensación en su interior durante los cambios de temperatura.[6]

El reloj de arena encontró popularidad en la tierra también. A medida que el uso de relojes mecánicos para indicar los horarios de los eventos como los servicios religiosos se hicieron más comunes, la creación de una 'necesidad de mantener la noción del tiempo', la demanda de dispositivos de medición de tiempo aumenta. Los relojes de arena eran esencialmente de bajo costo, ya que no requiere ninguna tecnología rara de hacer y sus contenidos no eran difíciles de conseguir, y, como la fabricación de estos instrumentos se hicieron más comunes, su uso se hicieron más práctico.[6]

Relojes de arena se ven comúnmente en uso en iglesias, hogares y lugares de trabajo para medir sermones, tiempo de cocción, y el tiempo invertido en las pausas de trabajo.[4] Debido a que estaban siendo utilizados para las tareas más cotidianas, el modelo del reloj de arena comenzó a disminuir. Los modelos más pequeños eran más prácticos y muy populares pero sobre todo más discretos.

Después de 1500, el reloj de arena dejó de estar tan generalizado. Esto fue debido al desarrollo del reloj mecánico, que se volvió más preciso, más pequeño y más barato, e hizo más fácil mantener el tiempo.[4]

No fue hasta el siglo XVIII que los hermanos Harrison, John y James, pusieron en funcionamiento el primer reloj marítimo de alta precisión que mejoró significativamente con la estabilidad del reloj de arena en el mar. Tomando elementos de la lógica de diseño detrás del reloj de arena, fueron capaces de crear un cronómetro marino capaz de medir con precisión el viaje desde Inglaterra a Jamaica, con un error de cálculo de solo cinco segundos, en 1761.[2]

Other Languages
العربية: ساعة رملية
azərbaycanca: Tamilla Həsənova
беларуская: Пясочны гадзіннік
dansk: Timeglas
Deutsch: Sanduhr
Ελληνικά: Κλεψύδρα
English: Hourglass
Esperanto: Sablohorloĝo
eesti: Liivakell
euskara: Harea-erloju
فارسی: ساعت شنی
suomi: Tiimalasi
français: Sablier
עברית: שעון חול
hrvatski: Pješčani sat
magyar: Homokóra
Bahasa Indonesia: Jam pasir
italiano: Clessidra
日本語: 砂時計
қазақша: Құм сағат
ភាសាខ្មែរ: នាឡិកាខ្សាច់
한국어: 모래시계
Lëtzebuergesch: Sandauer
Bahasa Melayu: Jam pasir
Nederlands: Zandloper
norsk nynorsk: Timeglas
norsk bokmål: Timeglass (tidsmåler)
ਪੰਜਾਬੀ: ਰੇਤ ਘੜੀ
polski: Klepsydra
português: Ampulheta
română: Clepsidră
саха тыла: Кумах чаhыта
Simple English: Hourglass
slovenčina: Presýpacie hodiny
српски / srpski: Пешчани часовник
svenska: Timglas
Tagalog: Orasa
Türkçe: Kum saati
українська: Пісковий годинник
اردو: ریت گھڑی
Tiếng Việt: Đồng hồ cát
中文: 沙漏
粵語: 沙漏