Reino suevo

Regnum Suevorum
Reino de los suevos

(409) Vexilloid of the Roman Empire.svg

409-585

Bandera (585)

Ubicación de
Límites del Reino suevo:

     Límites del Reino suevo      Área con cambio de dominio      Límites de provincias romanas

Capital Braga
Idioma principal Latín tardío
Otros idiomas Romance, suebo, etc.
Religión paganismo germánico (inicial y luego rural)
arrianismo (entre las élites)
catolicismo
Gobierno Monarquía
Rey
 • (?-441) Hermerico
 • (438-448) Rékhila
 • (¿?-456) Requiario
 • (?-457) Agiulfo
Historia
 • Establecido 409
 • Disolución 585

El Reino suevo fue fundado por el pueblo germánico de los suevos en la primera mitad del siglo v en la provincia de la Gallaecia del Imperio romano de Occidente tras haber penetrado en la península ibérica junto con vándalos y alanos en el 409. El conocimiento de su historia viene determinado por las fuentes, ya que para los ochenta años transcurridos entre el 469 y el 550 no disponemos de ellas. En el 585 el reino suevo dejó de existir al ser conquistado por el rey visigodo Leovigildo y su territorio fue incorporado al reino visigodo de Toledo. En esa fecha el visigodo Braulio de Zaragoza escribe: En el lejano oeste hay un estado analfabeto donde no se siente nada salvo los vientos de tormenta. La historia de la Galicia sueva ha estado algo marginada en la cultura de España, pues fue un estudioso alemán quien escribió el primer informe sobre los suevos de Galicia, como lo admitió el historiador Xoán Bernárdez Vilar.

Asentamiento e integración

Los suevos se establecieron principalmente en Braga (Bracara Augusta), Oporto (Portus Cale), Lugo (Lucus Augusta) y Astorga (Asturica Augusta). La ciudad de Braga se convertirá en la capital de su reino. Un grupo que acompañó a los germanos suevos ocupó la región entre los ríos Cávado y Homem, en la zona conocida como Terras de Bouro (Tierra de Buri).[1] Asimismo, en Galicia existen dos parroquias de nombres suevos, en las comarcas de La Coruña y La Barcala, y hasta cuatro pequeñas poblaciones más con dicha denominación.

Dado que los suevos casi de inmediato adoptaron el como idioma el latín vulgar local, quedan algunos restos del idioma germánico hablado anteriormente. Ha habido una cierta influencia sobre la lengua gallega y la lengua portuguesa, como lawerka (laverca en gallego y en portugués con el significado de alondra).

Other Languages