Reino de Nicoya


Necoc Yáotl
Reino de Nicoya

Cacicazgo precolombino

Guanacaste-Nicoya - Shaman Effigy Vessel - Walters 20092056 - Three Quarter Left.jpg

Pilar antropomorfo-Guanacaste-Costa Rica.JPG

800-1524

Flag of Cross of Burgundy.svg
Flag of Cross of Burgundy.svg

Ubicación de
Territorio del Reino de Nicoya en Guanacaste, Costa Rica
CapitalNicoya
Idioma principallengua chorotega
Otros idiomasnáhuatl; lengua de Paro; lengua de Corobicí; idioma huetar
Religiónchamanismo
GobiernoMonarquía
Mánkeme
 • ca. 1522Rey Nicoya
Período históricoAmérica precolombina
 • Llegada de los chorotegas a la Península de Nicoya800
 • Conquista de Nicoya por los españoles1524
Población
 • 1529 est.70 000[1]​ 
Cerámica policromada nicoyana con motivos mesoamericanos. 1000-1350 d. C. Museo de Arte del Condado de Los Ángeles.

El Reino de Nicoya, también llamado Cacicazgo o Señorío de Nicoya, fue una nación amerindia que ocupó gran parte del territorio de la actual provincia de Guanacaste, en el Pacífico Norte de Costa Rica. Su centro político, económico y religioso fue la ciudad de Nicoya, ubicada en la península del mismo nombre, de la cual dependían varias provincias ubicadas a ambas márgenes del golfo de Nicoya, así como numerosos pueblos tributarios. En el siglo XVI, previo a la llegada de los europeos, Nicoya era el cacicazgo más importante del Pacífico norte de la actual Costa Rica.[2]

La región de Nicoya se constituyó en la frontera sur de Mesoamérica,[3]​ cuando fue ocupada en el año 800 d. C. por grupos inmigrantes que procedían del norte, del Valle de México, y que huían de la dominación de los olmecas. Estos grupos, conocidos como chorotegas, se instalaron en el istmo de Rivas, en Nicaragua, y gran parte del territorio de Guanacaste, en especial la península de Nicoya, desplazando a grupos previos de cultura del Área Intermedia. Las sucesivas llegadas de los nicaraos al istmo de Rivas produjeron, a su vez, que los chorotegas se desplazaran y ocuparan la mayoría de las islas y la banda oriental del golfo de Nicoya, lo que hizo que entraran en contacto y ejercieran influencia cultural sobre los grupos amerindios de la zona central y sur de Costa Rica, permitiendo un mayor vínculo de la región con Mesoamérica, pero sin eliminar las bases locales.

En términos arqueológicos, el territorio de Guanacaste forma parte de la región arqueológica de la Gran Nicoya, la cual se extiende desde el golfo de Fonseca en Honduras, recorriendo todo el Pacífico de Nicaragua, hasta el Pacífico norte de Costa Rica. La Gran Nicoya ha sido dividida, para su estudio, en dos subregiones: la subregión norte o Nicaragüense (Pacífico de Nicaragua) y la subregión sur o Guanacaste (Península de Nicoya, la cuenca del río Tempisque, el piedemonte y las tierras altas de las cordilleras de Guanacaste y Tilarán en Costa Rica).[4]​ En esta última subregión es donde se ubicó el Reino de Nicoya.

En la Gran Nicoya existió un centro cultural constituido que floreció durante aproximadamente 2000 años.[9]

Toponimia

Metate ceremonial nicoyano.

Nicoya era el nombre del monarca que gobernaba esta nación al momento del contacto con los europeos. Como ocurrió con la mayoría de los cacicazgos en suelo costarricense, los españoles dieron al territorio el nombre de su gobernante. A este rey se le ha denominado como Nicoa, Nicoya, Nicoián o Nicoyán, de todos modos, la palabra parece ser una españolización de un nombre indígena.[10]

Se han dado varias teorías acerca del significado de la palabra Nicoya. Uno de los significados es que Nicoya proviene de la palabra náhuatl Necoclau, de necoc, «a ambos lados», y lau, «mar», denotando la condición peninsular de la región («país con agua a ambos lados»). Otra teoría dice que Nicoya era en realidad el nombre con que se denominaba a los reyes nicoyanos, y que proviene del náhuatl Necoc Yáotl, «con enemigos a ambos lados», puesto que los chorotegas tenían constantes conflictos bélicos con sus vecinos norteños, los nicaraos, con los huetares ubicados al este, y con los aborígenes de la isla de Chira, que les disputaban el control de la península y el golfo.[11]​ Una de las formas de representar a Tezcatlipoca era el jaguar u hombre-jaguar (Tepeyollotl), tema frecuente en el arte nicoyano.

Other Languages