Reich alemán

El Reich Alemán en la "época guillermina" antes de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).
Reich Alemán después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) (República de Weimar).

Das Deutsche Reich o Reich alemán por su traducción española, fue el nombre oficial del Estado alemán entre los años 1871 y 1949. Entre 1943 y 1945 la denominación oficial fue Großdeutsches Reich (Gran Imperio Alemán), aunque formalmente el nuevo término no fue proclamado como tal, ni tampoco fue reconocido por la comunidad internacional por la situación bélica.

El término Deutsches Reich solo se utiliza para diferenciarlo del Sacro Imperio Romano Germánico (911-1806) que incluía tierras más allá de la región de habla alemana, y que se denominó adicionalmente como «Nación Alemana del Imperio Romano» (Heiliges Römisches Reich Deutscher Nation) a partir del siglo XV. Disuelto el "Sacro Imperio" en 1806 por obra de Napoleón, el 28 de marzo de 1849 se constituyó el «Reich Alemán» por medio de la Constitución de Fráncfort de 1849. Sin embargo, debido a la resistencia de los príncipes alemanes, y especialmente por parte del Reino de Prusia, no pudo constituirse de facto y en términos políticos en aquel entonces. Únicamente la Flota del Reich combatió en la Batalla naval de Heligoland de 1849 con Dinamarca.

En el Reich Alemán de los siglos XIX y XX se distingue por lo general entre varios períodos: la monarquía del Imperio alemán (1871-1918), la democracia pluralista y semipresidencialista de la República de Weimar (1919-1933) y la dictadura totalitaria de la Alemania nazi (1933-1945), así como el período posterior de la ocupación del Reich alemán por las potencias aliadas (1945-1949).

Fundación

El Imperio alemán, fundado en 1871, se contempló por parte de los alemanes como el primer Estado nacional, pero no abarcaba durante su existencia sino la 'Pequeña Alemania', dejando fuera regiones que se consideraban alemanas o que el Reich las consideraba alemanas, como por ejemplo los países alemanes del multiétnico Imperio austrohúngaro, que fueron parte de la Confederación Germánica hasta la Guerra Austro-Prusiana en 1866. Esto es debido a las circunstancias de la fundación del Reich, que se remontan a la Federación Alemana del Norte, bajo dominio prusiano. En la revolución de Marzo de 1848 Prusia combatió contra el anhelo nacionalista de crear una nación alemana bajo soberanía popular. Prusia con su canciller Otto von Bismarck al frente hicieron uso de las corrientes neoliberales para descartar a Austria del Reich y afianzarse en su dominio.

A la vez, por aquel entonces vivían en Alemania muchas personas (sobre todo en las regiones limítrofes) que no se consideraban alemanes étnicos, entre ellos polacos al este, franceses en Alsacia al sudoeste y daneses en el norte del Reich. A raíz de sentimientos nacionalistas similares en Dinamarca en 1864, la pugna por Schleswig desembocó en la Guerra Germano-danesa, la primera de las tres, posteriormente denominadas, Batallas de la Unificación Alemana. Bismarck consiguió en 1866, a pesar de la oposición de los monarcas austríacos, la desmembración de la Confederación Germánica. Prusia anexionó —salvo por algunas excepciones puntuales— los Estados alemanes, que votaron en contra de Prusia en la Reunión de la Confederación Germánica y reivindicaran el trono del futuro reino prusiano-germánico para el rey Guillermo.

La causa de la Guerra Austro-Prusiana fue la ruptura, por parte de Prusia, de la Convención de Gastein (provincia de Schleswig-Holstein). La confederación sancionó a Prusia con una acción militar por la ruptura de la convención, a lo que Prusia reaccionó con su salida de la confederación.

El Reino de Prusia venció al Imperio austríaco y al Reino de Sajonia en la Batalla de Sadowa, y la confederación se disolvió el 23 de agosto de 1866 con la Paz de Praga. Fue entonces cuando los Estados germanos del norte deciden crear la Federación Alemana del Norte, dirigida por los prusianos. Prusia evitó una expansión más allá del Meno para no provocar a Francia.

El Reino de Baviera, el de Wurtemberg, Baden y el Gran Ducado de Hesse y el Rin crearon la Federación Alemana del Sur, que no tuvo relevancia práctica. Hesse-Darmstadt fue, gracias a la provincia del Alto Hesse situada al norte del Meno, en parte miembro de la Federación del Norte. Austria, Luxemburgo y Liechtenstein no se adhirieron a ninguna de las dos federaciones.

El área de habla alemana (Alemania) se dividió, de facto, en tres partes, algo que contentó al emperador francés Napoleón III, que no veía con buenos ojos que un posible competidor europeo para la hegemonía del continente ganara en tamaño. Los Estados del norte y sur de Alemania ya habían acordado por aquel entonces pactos de protección en caso de una invasión francesa. Francia reconoció la amenaza que suponía la unión de los Estados alemanes, ya que los prusianos y sus aliados ya habían demostrado su poderío en dos ocasiones al aliarse. Debido a la candidatura de un Hohenzollern de la rama menor para la sucesión del trono español, Francia se sintió amenazada, lo que, unido a la torpeza de Napoleón III (el Telegrama de Ems), motivó en 1870 la Guerra Franco-Prusiana. La guerra tuvo graves consecuencias para Francia, y en 1871 tropas de la Alianza del Norte de Alemania ocuparon París. Reforzado por la euforia de la victoria frente a los franceses y del dominio prusiano, el rey prusiano Guillermo I fue proclamado entonces emperador alemán en la Galería de los Espejos de Versalles el 18 de enero de 1871.

Other Languages
Alemannisch: Deutsches Reich
беларуская: Германскі рэйх
dansk: Tyske Rige
Ελληνικά: Γερμανικό Ράιχ
English: German Reich
Esperanto: Germana Regno
eesti: Saksa Riik
français: Reich allemand
हिन्दी: जर्मन राइख
Bahasa Indonesia: Reich Jerman
italiano: Deutsches Reich
日本語: ドイツ国
қазақша: Герман рейхі
한국어: 독일국
Lëtzebuergesch: Däitscht Räich
Bahasa Melayu: Reich Jerman
Plattdüütsch: Düütsch Riek
Nederlands: Duitse Rijk
português: Reich Alemão
Simple English: German Reich
српски / srpski: Њемачки рајх
svenska: Tyska riket
中文: 德意志国
Bân-lâm-gú: Tek-ì-chì Kok
粵語: 德意志國