Regla del gol de visitante

Barcelona-Liverpool en la Liga de Campeones de la UEFA 2006-07. La serie sería definida por la regla del gol de visitante.

La regla del gol de visitante[3]​ Popularmente, suele afirmarse que los goles de visitante valen doble.

En muchas competiciones este procedimiento es la primera forma de desempate establecido, siendo la prórroga y la tanda de penaltis los otros métodos de aplicación en caso de que persista la igualdad. Los reglamentos varían en la aplicación del sistema: solo se aplica al primer partido o partido de ida.

La regla del gol de visitante busca evitar que se produzcan tiempos extra y/o definiciones por penales, con el argumento de que alargan excesivamente el tiempo de juego, afectando las programaciones de las cadenas de televisión y de radio que retransmiten el encuentro y a los mismos jugadores, que sufren un gran desgaste físico que conlleva a una disminución de su rendimiento y los expone a sufrir lesiones. Además busca que los equipos sean más ofensivos, no obstante, al ser importante no recibir goles como local, en ocasiones algunos equipos eligen usar un planteamiento más defensivo, hecho que puede afectar negativamente la calidad del espectáculo.

Uso

La regla es aplicada en varias competiciones que involucran fases de partidos de ida entre ellas, las rondas finales de la Liga de Campeones de la UEFA y la UEFA Europa League y los partidos de ida de las clasificaciones a la Copa Mundial de la FIFA y de la Eurocopa.

No todas la competiciones utilizan este método. Hasta 2004, la CONMEBOL no utilizaba la regla de los goles marcados fuera de casa, ni los tiempos suplementarios. Los partidos empatados en su marcador global derivaban inmediatamente en lanzamientos de penaltis. La regla, sin la prórroga, fue introducida en la Copa Libertadores 2005, incluyendo a la final. Ejemplos del uso de este sistema en Latinoamérica son la Copa Libertadores de América, la Copa Sudamericana y la Copa de Brasil.

En Argentina se usó una temprana aplicación de esta regla de desempate en la final del Torneo Nacional de 1977, donde Independiente se coronó al igualar en dos goles ante Talleres -el día del legendario gol de Bochini, que significó el 2-2 cuando el Rojo solo tenía ocho futbolistas en cancha-, en Córdoba, pues el encuentro de ida, disputado en Avellaneda, había finalizado empatado en un gol. Otra ocasión en la que se utilizó este criterio fue en la final del Torneo Nacional de 1979, en la cual el River Plate resultó campeón después de igualar frente al Unión de Santa Fe en un gol como visitante, dado que el encuentro de vuelta disputado en el Estadio Monumental finalizó igualado en cero. El conjunto millonario había marcado un gol fuera de casa, contra ninguno de su rival.

En el fútbol inglés, las rondas de la Copa de la Liga utilizan la regla solo luego del tiempo suplementario, incluso si un equipo tiene más goles de visitante finalizados los 90 minutos regulares del partido de vuelta.

Las semifinales de promoción de la Football League, a pesar de ser de ida y vuelta, dejaron de emplear la regla del gol de visitante en 2002. Como el gol de visitante en la prórroga tenía mayor valor, se favorecía al equipo que allá anotado más goles de visitante ya que este gol es considerado como si contará el doble de lo normal, aunque no es reflejado en el marcador .

La regla es utilizada algunas veces en competiciones de todos contra todos (ligas o grupos), donde se utiliza como desempate de más de dos equipos. Por ejemplo, los goles de visitante son el tercer desempate en la Copa Libertadores, la Liga de Campeones y en la Europa League.[5]

Other Languages
Bahasa Indonesia: Peraturan gol tandang
íslenska: Útivallarregla
한국어: 원정 다득점
Nederlands: Uitdoelpunt
Simple English: Away goals rule
српски / srpski: Pravilo gola u gostima